Capsulas de Carreño

De ídolos a técnicos. (opinión).

MEDELLÍN. Adrián Arregui corrió, luchó, marcó, defendió, atacó pero nada que llegó el gol. El triunfo por Copa en semifinales-ida fue para Millonarios, 2×0. Foto @Dimayor.com.

====

Por Mauricio Correa.
Columnista Cápsulas.

Antes de precisar cualquier situación que conlleve a interpretar lo que se indica en mi columna, quisiera poner a la poderosa hinchada en una situación hipotética que no está lejana de realizarse.

Resulta que para el año 2023 los siempre ídolos  Germán Ezequiel Cano y el mismo Juan Guillermo Cuadrado, han tomado la decisión de pasar sus últimos años como futbolistas activos en el Deportivo Independiente Medellín.

Llegan al equipo de sus amores y firman un contrato por un año; para su infortunio caen en un declive futbolístico y por lo tal no presentan el mismo ritmo y menos la calidad futbolística que se les conoció vistiendo la ‘Sagrada’ o en la de otros clubes que los han catapultado en jugadores élite en el ámbito internacional.

Resulta que pasan ocho fechas después de haber retornado al fútbol profesional colombiano pero su nivel está por debajo del promedio de los demás. ¿Qué haría usted como hincha? ¿Lo silbaría aun sabiendo de su reconocimiento internacional y más por el aporte que hizo en su momento al “Rey de corazones?”

Difícil pregunta para un hincha del Deportivo Independiente Medellín que es tan pasional con su equipo y más con los jugadores que han sido sus ídolos y como el caso de Cano y de Cuadrado, se les tiene un marcado y especial interés.

Pasar de ídolo a técnico puede resultar fácil para un jugador, pero al mismo tiempo complicado si se quiere entender que de fracasar, puede saltar de rey a villano y por ello pocos jugadores se atreven en asumir ese complicado rol.

Ejemplos claros los tenemos presente y no hace mucho tiempo en el “Equipo del Pueblo”, evidenciamos uno y fue precisamente con quien a mi consideración ha sido el mejor arquero que he visto portando la ‘Sagrada’ del ‘Medallo’ y no podría ser otro que Aldo Antonio Bobadilla Ávalos.

El paraguayo como jugador del “Rey de corazones” se fue como ídolo y en su retorno al   Medellín como técnico terminó como villano, quizás por esto último sea recordado por cierto sector de la poderosa hinchada en estos momentos.

Pasar de ídolo a técnico es complicado cuando querés como en el caso de David González, aportar al equipo que amas desde su perspectiva, su conocimiento y trabajo. Para su adversidad los resultados no se le están dando tal cual lo evidenciamos en estos momentos.

Aguante para David es mi posición, y lo es, porque creo en un proyecto a largo plazo, en sus condiciones como técnico y en entender que los resultados los tendremos más adelante. Cambiar en estos momentos un estratega no es sano para el “Equipo del Pueblo” porque caeríamos en un círculo vicioso difícil de superar y por ello se debe respaldar.

De ídolo a técnico es lo que escogió David González para su poderosa hinchada en su vida profesional y estoy seguro de que muchos hinchas lo respaldaremos hasta el final. Un triunfo frente a las Águilas Doradas será un buen comienzo para empezar a enrutar lo bueno que se vendrá para el Deportivo Independiente Medellín de la mano del dorsal de la 22 y hasta Rionegro lo iremos apoyar. El tiempo nos dará la razón.
======================

Compartir:

2 comentarios

  1. Martin Roldan

    26 agosto, 2022 at 10:42 am

    EL HINCHA: APOYO Y EXIGENCIA
    Un hincha nunca debería silbar un jugador de su equipo… sin importar si es ídolo o juvenil. Siempre se apoya pero se exige. Si el ídolo no esta rindiendo pues no debería ser titular; para mi este es el caso ahora de Alexander Mejía en Nacional.
    Martín Roldán

    Hincha de Nacional
    Envigado

  2. Victor H Restrepo Tapias.

    25 agosto, 2022 at 8:26 pm

    DE VERDE POR COLUMNA ROJA DE MAURICIO CORREA
    Señor Correa me gusta su columna, mis disculpas porque soy hincha de Atlètico Nacional y lo que usted plantea como hipotético, en las huestes verdes se vive.

    Como usted lo expone, de exjugadores ídolos a tècnicos es el presente de los dos grandes de Antioquia. Para mi juega mas la hábil y audaz estrategia de directivos contratando exjugadores como técnicos para fugarse y quitarse presión del hincha y de los críticos; con el ìdolo el hincha espera es mas laxo en sus molestias, aunque molesto amanece con la idea de que el exjugador que hoy es técnico levantará el asunto.

    Mire usted a Herrera con Nacional, aunque con mas altibajos que aciertos con suerte se colgó una estrella, para nadie es un secreto la inconformidad y desconcierto de los hinchas y directivos ver un Nacional con ese juego sin estilo y sin forma, confiado mas en sus individualidades que en el juego de conjunto.

    Nos pasa igualmente con los jugadores que llegan a los equipos queriendo dejar sus restos en el equipo que dicen amar, les resulta mas fàcil asi su rendimiento no sea y no es el mismo, pero el hincha en gratitud lo aguanta, lo espera, es menos crìtico, le da mas margen de espera que a otro que no sea de su entraña.

    Me parece entonces que es menos desgastante para directivos vincular exjugadores ìdolos para bajar la intensidad de la crítica y la rabia del hincha y a los jugadores que pasaron y llegan veteranos al equipo, saben que van a cobrar bien y los esperan un poco mas cuando no rinden, aunque también tienen su plazo, el hincha ya no traga entero.
    Víctor H. Restrepo Tapias

    Hincha de Nacional.
    Cali.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top