Capsulas de Carreño

De Oído a Oído: El DIM no es grande, grande su hinchada

Por Chalo González.
Bogotá.

Cada que me da por mirar los escudos y los títulos de los equipos en el fútbol profesional Colombiano, termino por aceptar una verdad que desde niño me han gritado los rivales de patio, Medellín no es un equipo grande…GRANDE SU HINCHADA.
………..
Basta con revisar la historia y allí dice que el Medellín salió 8 veces campeón del fútbol aficionado, torneo que por allá en los 30 o 40 tenía el aval de la CSF (Confederación Suramericana de Fútbol).
…………
Luego dice que también el Medellín registra 8 títulos en la primera categoría de la Liga Antioqueña de Fútbol.
………….
Y al mirar nuestro escudo también dice que solo hemos ganado 6 títulos desde 1948 cuando empezó el fútbol profesional en Colombia.
………..
Pero si revisamos la galería presidencial a lo largo de su historia, siempre han sido personajes muy folclóricos, siendo de pronto las excepciones con los hermanos Arriola que primero defendieron la camiseta roja como jugadores y luego como directivos.
………
Su primer presidente fue un señor de Jericó, la misma tierra de don León Londoño Tamayo, expresidente de la Federación, de nombre José Luis Jaramillo. Fue periodista, cuentista, novelista, diplomático y presidente de fútbol, es decir, vivió del cuento.
………..
El Medellín ha desaparecido de la competencia en cuatro oportunidades por falta de competencia de sus dirigentes. Su nombre por supuesto ha sufrido varios cambios. Llegaron a llamarlo El Madrid. Su autor el cura Burgos, un entusiasta hombre del fútbol antioqueño, que logró volver a traer al profesionalismo al DIM cuando los ricos de la dirigencia le dieron tratamiento de equipo pobre y lo dejaron acabar.
………
A propósito del Cura Burgos, les cuento de Oído a Oído que murió sin ver campeón al Medellín por tercera vez. Se cansó de esperar, que ese año…SI!..
……..

Omar Orestes Corbatta (fallecido), verdaderamente ídolo en el DIM con reconocimiento mundial. Foto tomada de alponiente.com

Este sentimiento y esta pasión roja siempre ha sido superior y más grande que sus dirigentes.
Sí contamos cuántos títulos internacionales hay, cuántas finales internacionales, cuántos jugadores verdaderamente ídolos con reconocimiento mundial han pasado por el club después de Corbata, agregamos más razones para sostener que al final el hincha del Medellín ha sido demasiado bueno y noble frente a la realidad.
…………
Ojalá llegue el soñado día en que este equipo que ha vivido de natilleras y colectas incluso para venir en la época de El Dorado a buscar balones donados para completar la utilería, tenga en la cabeza de la institución auténticos inversores conocedores y emprendedores que le armen a esa poderosa hinchada un equipo grande de verdad y que dure, cómo deben durar las empresas del fútbol bien estructuradas de los pies a la cabeza.
………
Ganar, golear y gustar no puede ser un consuelo que de vez en cuando llega, sobre todo frente a los equipos más chicos. El ganar y asegurar victorias en todo lado, es un compromiso y una obligación de los equipos verdaderamente GRANDES.

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top