Capsulas de Carreño

De Oído a Oído: VIOLENCIA, FÚTBOL Y NEGOCIO

===

Por Gonzalo «Chalo» González.
Columnista Cápsulas – Bogotá.

*Pobre fútbol. La que menos culpa tiene, es LA PELOTA. En Inglaterra este flagelo se volvió política de estado.
=====
«El fútbol no puede ser un vector de violencia» dijo el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa.
………….
«El fútbol es una empresa privada y el Estado aquí no tiene porqué meter sus narices» gritan los dirigentes y sus periodistas a sueldo.
…………
«Nosotros somos los dueños de los estadios y no se los prestamos mientras los dirigentes no se pongan de acuerdo con las barras «grita el alcalde de turno en plena campaña preelectoral.
………..
«Vengo a Bogotá a buscar que el fútbol vuelva a la ciudad de Medellín», entonces en qué quedamos.
………….
«La culpa de lo sucedido en Medellín es culpa del Atlético Nacional ‘incitación de un irresponsable Secretario de Gobierno, con pinta de barrista.
……………
«De donde acá los funcionarios públicos tenemos que resolver los líos del fútbol, que son negocios privados» advierte un concejal de Medellín
…………..
«Hoy estamos lanzando el plan decenal del fútbol, que será la solución para erradicar la violencia dentro y fuera de los estadios», Germán Vargas Lleras, año 2009.
…………
«El martes en Barranquilla, cuna del fútbol, lanzaremos el plan decenal del fútbol, previo al partido Colombia-Perú». Ministro del Interior Fernando Carrillo. Año 2013.
………..
Repetía el Ministro que ese plan, financiado con recursos del Estado, llega para solucionar el problema de la violencia dentro y fuera de los estadios.
…………

El Ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, lanzó el lunes 28 de julio, el Plan Decenal para la Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol 2014 – 2024.

«Hoy estamos lanzando el plan decenal del fútbol para dejar de tratar con pañitos de agua tibia el problema de la violencia en el fútbol, fuera y dentro de los estadios. Desde hoy convertimos este flagelo en política de estado».  Ministro Aurelio Iragorri, Julio 28 del 2014.
…………..
Cada lanzamiento vino acompañado de presupuesto del MinInterior. No era cualquier peso. Iniciaron con 5 mil millones desde el primer año. Cifra que ha venido creciendo año tras año.
………..
De la mano de las disposiciones, sanciones, penalizaciones, judicializaciones, comisiones de seguridad, locales y nacionales, llegaron las ONG y Fundaciones a canalizar y administrar esos recursos .
…………
Los afortunados administradores desde sus inicios, son los mismos. Cuando se producen cambios, estos están ligados al grupo político del momento presidencial.
…………

Cada uno de los llamados clásicos del fútbol colombiano se convierte en un problema, en choque de las barras y de estas con las autoridades. Foto tomada del portal momento24.

Para el Estado viene siendo el tema del barrismo, un gran negocio. Es una llave abierta para direccionar recursos sin cumplir con el objetivo principal. Es un mal necesario. Linda oportunidad para desviar los dineros públicos.

………..
En Inglaterra este flagelo se volvió política de estado. Cuando los hooligans aportaron 200 muertos, de inmediato apareció el Gobierno y acabó con esta pesadilla.
……….
¿Será que en Colombia, todavía no hemos completado esa cifra? O seguiremos en las mismas, como ocurre con la violencia social de 70 años o más, con la que han convivido las Fuerzas Militares a través de un Ministerio para el cual siempre se asigna la mayor parte de los dineros de todos nosotros.
…………
Pobre fútbol. La que menos culpa tiene, es LA PELOTA.
Compartir:

Un comentario

  1. Roberto Usme Motta

    22 abril, 2023 at 4:18 pm

    POR COLUMNA DE CHALO GONZÁLEZ
    Sr,»Chalo» mis respetos. La violencia en Colombia y en todo el mundo es una palabra cotidiana y la gente no puede estar esperando un desastre mayor en un estadio para solucionar el problema. Los dirigentes no se les pueden arrodillar a las «Barras Bravas» no más incentivos.¡¡¡Que trabajen!!!
    Roberto Usme Motta

    Hincha de DIM
    Envigado

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *