Capsulas de Carreño

De ‘Pelé’ al ‘Beto’ Alonso.

‘Beto’ Alonso, tal como lo hiciera ‘Pelé’, deja a Santoro y va rumbo al gol. Foto archivo Tobías Carvajal.

  • Con diferencia de algo más de 2 años, dos jugadas magistrales.
  • Sobreviven tres de los cuatro protagonistas.

Por Tobías Carvajal Crespo,  Cali
Columnista Cápsulas.

 

El partido semifinal del Mundial de México 1970 -Junio 17- pasó a la historia, no tanto si se quiere por su significado y la tradición de los dos rivales, Brasil vs. Uruguay, sino por la asombrosa jugada de Edson Arantes Do Nascimento ‘Pelé’, frente al portero Ladislao Mazurkiewics, teniendo como escenario el estadio Jalisco de la ciudad de Guadalajara, colmado por más de 45.000 aficionados.

Mazurkiewics venía de ser suplente en el equipo oriental que ganó el torneo Juventud de América de 1964, con sede en varias ciudades de Colombia.

Una pelota filtrada por el genial ‘Tostao’ permitió a ‘Pelé’ burlar al golero charrúa y encaminarse, después de cruzarse a su espalda, en procura de un gol, que en caso de haberse logrado, estaría en la galería de los inolvidables en la historia del certamen. ¿Si está vigente tal acción después de medio siglo, qué tal dejando el balón en el fondo de la red? A lo mejor la frustración cotizó mucho más aquella jugada.

De los remates, esos sí con epilogo en gol de Jairzinho y Rivelino, segundo y tercero, en su orden, ocasionalmente se comenta, pero nada más.

También poco se recuerda: Uruguay dominó gran parte del primer tiempo, al punto de comenzar ganando la confrontación, mientras Brasil igualó a un gol en tiempo de reposición, por acción de Clodoaldo. En la parte final el equipo de Mario ‘Lobo’ Zagalo (hoy con 90 años cumplidos) desplegó un juego totalmente diferente, al punto de terminar ganando por anotación de 3-1.

Un resultado holgado para Brasil, que llegó más descansado a la final frente a Italia, que luego de 90 minutos, en la otra semifinal con empate a un gol frente a Alemania Occidental, debió experimentar el desgaste de un  tiempo extra para triunfar a la postre por 4-3.

Luego de transcurrir exactamente dos años cinco meses y 16 días, el argentino Norberto el ‘Beto’ Alonso, jugando con la divisa de River Plate en el estadio Monumental de Núñez, realizó la misma jugada de ‘Pelé’ con total éxito¸ pues concluyó en gol.

La tarde del 3 de diciembre de 1972, River apabulló a Independiente por anotación de 7-2, anotaciones de Raúl Alberto Giustozzi (2’), Carlos el ‘Puma’ Morete (15’, 43’ y 75’), Norberto Alonso (32’ y 50’) y Víctor Marchetti (78’).  En algún pasaje del partido estuvo ganando River por 5-0.

De todos aquellos siete tantos del equipo millonario de Buenos Aires, el más espectacular y que sobrevive al paso de los años, fue el segundo de Alonso a los cinco minutos de la parte final.

Aquel gol histórico, en palabras del ‘Beto’ fue así: “Dominichi la tiró larga. Toda la defensa de Independiente jugó al ‘offside’ pero yo arranqué de atrás y llegué libre. Santoro (portero de Independiente) salió a tapar en el límite del área, amagué enganchar hacia la derecha, pero no la toqué. Me fui hacia la derecha, con Santoro, mientras la pelota seguía hacia el arco. Pegué la vuelta, la alcancé y la empujé adentro. Vi la jugada de ‘Pelé’ contra Uruguay en México y fue muy parecida. ¡Qué locura…!”

Un simple toque de pierna zurda y estuvo consumada la genialidad. Foto archivo Tobías Carvajal.

El ‘Beto’ Alonso gestó esa histórica jugada cuando estaba exactamente a un mes de cumplir 20 años.

En la formación de River de ese tiempo, figuraba otro jugador bien conocido en el medio colombiano, el habilidoso delantero Oscar el ‘Pinino’ Más. El equipo riverplatense estaba a órdenes del técnico Juan Eulogio Urriolabeytia, de grata recordación, como jugador, en las toldas de Deportivo Cali, Atlético Nacional y América. Como técnico en Nacional, América, Millonarios y Santa Fe.

En el vapuleado Independiente de aquel diciembre de 1972 jugaban Alejandro Semenewicz y Eduardo Andrés Maglioni, ambos de muy grata memoria entre nosotros.

Deportivo Cali se estrenó en la Copa Libertadores de América, anotando un solitario gol a Miguel Ángel Santoro (estaba a 19 días de celebrar 26 años) quien defendía el arco de Independiente, obra del alero brasileño Iroldo Rodríguez de Oliveira, en el arco sur del estadio Pascual Guerrero, la noche del 8 de febrero de 1968.

De aquellos cuatro excepcionales jugadores, protagonistas de dos jugadas que son geniales independientemente de la época, el único fallecido -enero 2 de 2013- es el portero uruguayo Ladislao Mazurkiewics. Su antagonista, ‘Pelé’, tiene 81 años cumplidos el pasado mes de octubre.

En cuanto a Miguel Ángel Santoro, está próximo a cumplir 80 años el ya cercano 27 de febrero y Norberto Alonso 69, celebrados el pasado 4 de enero. A todos ellos, al igual que a nosotros, nos ha ido ‘pasando factura’ el Almanaque Pintoresco de Bristol que ya suma 190 años de publicación continua. Algo mayorcito…!

P/D

Del libro titulado ‘Las otras caras del fútbol’, autoría del recientemente fallecido maestro Andrés Salcedo: “EL ARQUERO – Comparte un mismo destino con el ama de casa. Si todo lo ha hecho bien, nadie lo alaba. Pero basta que cometa un solo error para que el mundo se le venga encima…”

Paz en su tumba recién abierta.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top