Capsulas de Carreño

De Selecciones auténticamente paisas, como esta juvenil de 1963 en Girardot  

Selección Antioquia 1963, auténticamente paisa, tercer puesto en el Campeonato Nacional de Girardot.

Por Álvaro «Polaco» Galeano.
Columnista Cápsulas.

 

Fueron épocas felices de nuestro fútbol, cuando era auténticamente paisa, la selección era de todos y para todos, la podíamos ver semana  a semana, no había nada para esconder. Los títulos empezaban a ser mas frecuentes, no fue esta por supuesto una ganadora y el país lo extrañaba, pero que de figuras tenía, clase por montones que luego el fútbol profesional usufructuaria. Veamos que nómina!

Ethelberto García Henao, periodista y a la vez delegado, aun vive, anciano pero muy lucido.

-José Clemente Saule, técnico uruguayo que vino para quedarse el resto de su larga vida, fue el técnico de los seleccionados antioqueños y nunca pudo ganar un titulo pero se cansó de disfrutar futbolistas que parecían brotar de la lluvia.

Armando Londoño, de La Floresta, aficionado y buen utilero masajista como se usaba, creo un hijo suyo llegó a jugar profesionalmente.

Guillermo López Valencia, se destacó en los equipos de la UPB, a pesar de sus limitadas condiciones, luego sería alto ejecutivo de Cervunión, siendo gerente de algunas seccionales de dicha empresa; lo apodaban «Tierra Fria» por tener cachetes colorados.

Julio Édgar Gaviria quien llevó el apelativo de su padre «Chonto». Considerado uno de  los cinco mejores defensores centrales del país por su calidad e higiene para un oficio tan dificil, al lado de Hugo Gallego, Oscar López, Miguel Escobar y Henry Caicedo. Desarrolló su carrera en Nacional, Millonarios, Caldas, Medellin y terminó con el América. Gabriel Ochoa sueña con Julio y con Javier Tamayo, pesadillas que llaman!  Gaviria falleció.

José Delan Galeano, otro gran jugador de familia futbolera, su hermano Diego jugó como Delan para el DIM y Orlando para el Once Caldas. los tres ya fallecieron. Delan jugó además para Deportivo Cali e Independiente Santa Fe y participó en la Copa Libertadores cuando el DIM participó por primera vez. Perteneció a una Selección Colombia, lastimosamente, el cuidado en sus excesos no fueron lo suficiente para evitar lesiones y negar su recuperación.

Edgar «Cheo» García, simpático personaje de la carrera 72 en Belén, inteligente como jugador de medio campo, especialmente en los equipos que impulsaba Arturo Bustamante como Radio Caracol, y Radio Ritmo. puro fútbol de barrio, de potrero, como su estilo de vida, sin muchas preocupaciones, mejor como un chiste.

William Hermitt, un muchacho venido de El Bagre  a jugar con el Sena que ya dirigía Leonel Montoya, le decían el soldado talvez el motilado o talvez el pago de servicio militar, de mucha fuerza y lucha, se hacía sentir, infundía respeto; talvez fue el primer seleccionado de esa zona de Antioquia.

Jorge Tato González, figura del fútbol nacional , como que fue miembro de todos los seleccionados de la época, para copas América, eliminatorias etc,. Puntero derecho que se mostró como centro delantero en el baby fútbol con Maltica para luego pasar por Disantioquia, Sellectone, Sulfácidos y llegar a Pereira, Nacional, pasando por Millonarios, Junior, Medellín y alguno mas, todo un señor, todo un amigo, se enoja porque buscan vacunas para los virus y nada para la memoria, por esto se pondrá bravo pero mañana no lo recordará..

Javier Mesa, de familia de jugadores con capacidad de representar al departamento y a la nación. Javier tuvo corto paso por el fútbol profesional, las lesiones lo limitaron pronto, pero era excelente dominador de pelota y capacidad de gol. Jugó principalmente en Haceb.

Héctor Gaviria, talvez no me equivoque si digo que jugó para Fabricato y era marcador de punta, sus méritos tuvo para llegar a este seleccionado.

Don Guillermo Giraldo fue el árbitro designado por la liga para representarnos en este torneo de Girardot. En estas épocas cada seleccionado llevaba un representante arbitral.

En cuclillas

-Silvio López, de bajo perfil a pesar de sus dotes técnicas, no se porque fue raudo su paso por el fútbol antioqueño.

-Julio Salazar, supremamente rápido y con gran habilidad, se destacó en los equipos de Fabricato hasta que por fin salieron campeones con Saule en el banco de técnico. Salazar también se destaco en el fútbol de la Universidad de Antioquia, era primo de Jaime Salazar, gloria del DIM.

Everardo Londoño, buen jugador que tocó las puertas del fútbol profesional, pero los extranjeros eran dueños de los puestos, cuestión de acento, mas no de calidad.

-Oriol Ruiz, delantero con buen gol y muy buena calidad, amen de fuerza y maña. Pasó por los clubes antioqueños en el rentado, pero era inestable en el afán de adueñarse del puesto, pudo ser más, pero la vida muelle y de familia dijeron no.

-León Muñoz, prometía ser de los mejores punteros derechos del fútbol nacional, rápido, hábil, de fútbol asociado y gol, jugador del Nacional, pero un desgraciado accidente  de barrio termina con un balazo en su rodilla derecha y se esfumó la gloria que ya asomaba, lástima por un buen muchacho que cantaría …»la esperanza de haber sido y el dolor de ya no ser»

-Luis Fernando Sierra, de familia de grandes jugadores, recordando a su hermano Gerardo, arquero de Tejicóndor y de alguna selección Nacional, cuando las selecciones las dominaban los costeños. Fernando jugó para el Sena y era marcador de punta con esmeril en sus zapatos, pero además con buena salida cuando los marcadores eran solo eso, marcadores. Del barrio Florida de toda una vida.

Elías Correa, el flaco Elías, tenía más mañas que Bilardo, difícil en el campo, con condiciones técnicas, pero bastante infractor del reglamento, jugó en Everfit, en Apolo, en La U de A.

Oscar Monsalve, de los Monsalve de La Floresta, varios jugaron al fútbol y alguno pisó la profesional con el DIM, distintos a los Monsalve de El Coco Arriba. Oscar como su hermano jugó para Vicuña y para El Sena.

Darío La Pipa Vásquez, ya fallecido, de La Toma, zapatero que salió en el Everfit, destacándose por su manejo con ambas piernas y la patada certera. En el profesionalismo apareció súbitamente en el Magadalena, luego Medellín, Quindío Once Caldas, Santa Fe, Caldas de nuevo y Tolima. Terminó su buen nivel de fútbol jugando para Pilsen en la Liga Antioqueña, a cambio de trabajo- desgraciadamente una dolencia cardiaca cegó su vida.

Por último Augusto Vargas, del que no tengo recuerdo, pero su mérito grande es poder pertenecer a un seleccionado paisa, el orgullo más grande para cualquier deportista de esa época, producían envidia y, además eran todos de la casa, no es xenofobia, es el derecho natural a poner el amor por la causa de su región.

Esta selección ocupó el tercer lugar  y además aportó al seleccionado nacional que en 1964 jugó el torneo Suramericano en Bogotá, cuatro de sus miembros: Jorge González, Julio Edgar Gaviria, Delan Galeano y Javier Mesa. luego en el descarte , los dos ultimos regresarían a casa.

Compartir:

Un comentario

  1. Esteban Elías Correa Posada

    4 septiembre, 2020 at 10:01 pm

    *Las travesuras de Elías Correa
    -Elías Correa, el flaco Elías, tenía más mañas que Bilardo, difícil en el campo, con condiciones técnicas, pero ¿bastante infractor del reglamento?, no, campeón de expulsiones injustas (único jugador que dominaba el reglamento… y más que los árbitros)… que se vendían a los apostadores que empezaron la mafia que acabó con esta sociedad colombiana. Por eso se retiró y no aceptó la oferta de los Botero para jugar en Nacional diciéndoles que si fuera a jugar en el circo, jugaría en el DIM y gratis, pero dueño de su pase; no jugó en Everfit sino en Fabricato, en Apolo (el equipo con el que Augusto García inventó el fútbol total, antes que Holanda, que no fue campeón porque a medio año se desbarató después de meterle un 4 a 1 a Haceb, que no fueron 5 porque El Ovejo Edwin Vallejo lo anuló por bruto o por vendido, ya que se fueron seis para el profesionalismo: Iván Bustamante, Caliche Arango, Javier Tamayo, Gustavo Cifuentes, Rigoberto Urrea, Everardo Londoño); en la U de A. fue donde más disfrutó y luchó.
    Esteban Elías Correa Posada, Medellín, equipo Universidad de Antioquia

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top