Capsulas de Carreño

De Valdano: Fútbol, el juego infinito

Jorge Valdano y su reciente lifro Fútbol, juego infinito". Foto www.wtfonline.mx

Jorge Valdano y su reciente libro «Fútbol: el juego infinito». Foto www.tfonline.mx

 

-Fútbol: el juego infinito (Conecta) es una enciclopedia sentimental del fútbol escrita por Jorge Valdano, jugador, campeón mundial con su país, Argentina, entrenador (del Real Madrid, del Valencia, del Tenerife), escritor, comentarista de radio y televisión, a quien se debe en gran parte que la palabra alcanzara tanta relevancia para lograr una metáfora de este deporte marcado por la incertidumbre del resultado.
A él se debe, también, la práctica de una teoría avalada por Johan Cruyff y por Pep Guardiola: la pelota es el epicentro de este terremoto llamado fútbol.
(Fuente: Juan Cruz en El país de España)

ENTREVISTA

¿Ha triunfado el fútbol en el que usted cree?
No hay un solo fútbol, hay muchos. En el campo sí ha triunfado un fútbol más pleno, más estético. El reino del tiqui-taca es la demostración. Hace pocos días se ha consagrado el Cholo Simeone como el Che Guevara del fútbol; hace 25 años el Che se llamaba Johan Cruyff.

Y hace años despreciaban hasta el lenguaje con el que usted lo defendía…
Depende de dónde. Se nos santificaba en Brasil y era más difícil introducirlo en España. No existía aquí un debate alrededor del fútbol. Además de la Quinta del Buitre, de Cruyff y de la selección española, creo que hubo un buen grupo de periodistas que combatieron en defensa de un fútbol nuevo. Eso contribuyó al gran cambio.

La pelota era el argumento.
Sí, una especie de revolución formativa. Al tiempo que Brasil y Argentina han ido perdiendo amor a la pelota, aquí parece que hemos ido entendiendo que la pelota es el ombligo del juego. Y en todas las escuelas, no solo en las de Madrid y Barcelona, se hace muy buen trabajo en divisiones inferiores.

¿Qué influencia ha tenido la palabra, de usted, de otros, en este cambio?
Siempre he creído que el fútbol sin palabras es muy poca cosa. Entiendo que mucha gente que ha luchado desde la palabra por cambiar las cosas ha tenido tanta fuerza como lo que ocurrió en el campo. Es la fuerza transformadora de las ideas a través de la palabra.

En su libro explica su propia obsesión por la pelota…
Esa obsesión sí la tenía desde pequeño. Luego se convirtió en parte de mi ideario. Para mí el fútbol empieza en la pelota. Yo comía amasando la pelota debajo de la mesa. Y alrededor de la pelota venían los amigos, el juego.

Dice en su libro que el fútbol ahora no tiene corazón…
El fútbol nunca ha tenido corazón. Lo que quiero resaltar es que al fútbol le resultamos indiferentes; juega el Real Madrid contra el Atlético de Madrid y el fútbol no entiende quién tiene o no tiene una Copa; no tiene nada personal contra ninguno de los dos equipos, sencillamente le resultamos indiferentes, como le resultamos indiferentes a la vida. Desde ese punto de vista no tiene corazón. Lo cierto es que el fútbol se ha abierto a una industria y la industria no se caracteriza precisamente por tener corazón.
Fuente: Juan Cruz, diario El País, España

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top