Capsulas de Carreño

Defensa y Justicia y DIM: Se repartieron los errores.

Un  agridulce 1-1 del DIM ante Defensa y Justicia. Un empate producto de  yerros en ambos contendores, a los que hay que sumar la desmedida rudeza en el juego del rival, Foto @Sudamericana.

=====
Por María Victoria Zapata B.

Columnista Cápsulas.
María Victoria Zapata, Dama Roja del comentario o simplemente Pola.

 

 

Ambas escuadras  necesitaban de la victoria:  Defensa y Justicia  para continuar en Sudamericana, Deportivo Independiente Medellín para asegurar  el primer  lugar  y acceder al paso directo a siguiente fase de Copa.

 

Sin embargo  fueron 90 minutos poco generosos con el  fútbol. Un partido tosco, con un cuadro local excedido en juego brusco, acelerado y desordenado en su ataque y  un DIM con  poca llegada y mucha discusión en el gramado.  Y, además, un  arbitraje  del brasilero Braulio Machado   que adquirió  protagonismo  por su talante complaciente, permisivo y localista.

 

Después de  la mejoría , especialmente en volumen de ataque y definición, que le habíamos observado en sus  dos compromisos ante el peruano César Vallejo y el duelo en el Atanasio Girardot con el  llamado Halcón de Varela,  se esperaba mayor consistencia ofensiva del DIM, anoche, en el estadio Norberto «Tito» Tomaghello.

 

No obstante la anotación de Brayan León, al minuto 22, gestada en un error defensivo local, el  ataque  rojo fue intermitente,  el  fútbol  conservador  y por ratos especulativo y el equipo  volvió a dejar en evidencia sus vacíos en marca y ataque, sus habituales  rasgos de confusión y sus gruesos errores  que, en esta ocasión,  dieron lugar al autogol de la igualdad en el marcador.

 

Por ello, empate  entre Defensa y Justicia y el DIM  estuvo  determinado por protuberantes yerros en  ambas escuadras, además de la omisión de una mano-penal, por parte del juez central, en los minutos finales del  compromiso. La anotación roja nació  de un fallo defensivo en el onceno local y el gol del empate se produjo por un cabezazo del zaguero José  Ortiz en el arco de Cháux.

 

Este de la penúltima fecha en fase de grupos, fue un partido pobre en fútbol, carente de emociones  y liderazgos en el terreno de juego. Un partido de errores y puntos compartidos.  Y también de un muy  deficiente arbitraje…En el caso de Independiente Medellín,  se demostró, por enésima vez  que el equipo urge de verdaderos refuerzos en  sus tres líneas.

 

Queda la sensación que al  Deportivo Independiente Medellín le faltaron, además,  ambición, fútbol,  concentración y definición.  Ya no  queda más que  esperar el  último partido,  ante el boliviano Always Ready,  que se jugará en el Atanasio Girardot, el próximo 29 de mayo, que definirá la posición  del  DIM en grupo A.

 

Fue, en conclusión,  un  agridulce 1-1 del DIM ante Defensa y Justicia. Un empate producto de  yerros en ambos contendores, a los que hay que sumar la desmedida rudeza en el juego del rival, el limitado volumen de ataque en el rojo,  la exagerada permisividad arbitral en favor del cuadro local y la omisión de un penal clarísimo para el DIM.
[María Victoria Zapata B.]

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *