Capsulas de Carreño

Del potrero a Europa: el salto de los virtuosos (II) (j.c.a.)

Por John Cardona Arteaga.
Profesor Universidad de Antioquia.
Expresidente DIM.

En la primera parte de esta crónica presentamos la relación estrecha que existe entre el potrero o baldío, como microcosmos territorial que permitió la práctica del fútbol, y los pibes o cebollitas que construyeron sus historias deportivas en ese espacio a partir del esfuerzo personal, convirtiéndose en figuras descollantes del balompié nacional e internacional. En la parte final expusimos cómo el relato tanguero representa este vínculo histórico a partir de numerosas composiciones.

Iniciamos esta entrega con un tema que rinde tributo a esa relación y que expresa los triunfos de destacados jugadores argentinos y uruguayos en clubes y selecciones de Europa.

Cebollitas de potrero. Tango. Letra y música: Ángel R. Gatti, Carlos Lázzari y Juan Polito.

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Alberto Echagüe. En este tema se menciona una decena de jugadores de Argentina y Uruguay.

“Qué me batís de pared
Callejón cuatro por cuatro,
Haciendo mil garabatos
En un “grone” pizarrón.

A nosotros, los maestros
Ese fútbol europeo,
Que pisando “la de cuero”
Reventamos el balón.

Argentinos y uruguayos
En sus giras por Europa,
Se cansaron de hacer goles
Que nos hicieron llorar.

Se rompieron la “sabiola”
Con pizarrón y con guita,
Y “El choclo” y “La cumparsita”
Le enseñamos a bailar.

Recitado:
Monti, Orsi, Scopelli,
Maschio, Sívori, Petrone, Ghiggia,
Guaita, Scarone y Cesarini
Y mil más.

Italia ganó mundiales

Con esos cracks verdaderos,
Cebollitas de potrero
De Argentina y Uruguay.

Qué decís, Rey del Compás
Vos que ayer salvaste el tango,
Aclarame este fandango
No me vayas a fallar.

Los cebollitas que quieran
Que le den a la de trapo,
Que así, P’al setenta y cuatro
Afanamos el Mundial.

Coda:
Cebollitas de potrero
No nos vayan a fallar…”

Escuchen este tema mediante el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=941Phgg2xHQ

Este tango se refiere a las siguientes figuras del fútbol rioplatense:

Luis Monti

 Luis Monti. Centro medio ya destacado en otra de nuestras historias. Valiente, fuerte y pujante. Hasta 1930 jugó en San Lorenzo de Almagro y luego compitió en la Juventus de Italia hasta 1939. Con Argentina fue campeón sudamericano en 1927 y subcampeón del mundo en Uruguay 1930. En 1934 integró la Selección de Italia que participó en la Copa del Mundo consagrándose campeón.

Mumo Orsi

Raimundo Orsi. Destacado delantero ya tratado en otra de nuestras crónicas. Wing izquierdo que integró la famosa delantera del Club Atlético Independiente, compuesta por Canaveri, Lalín. Ravaschino, Seoane, Orsi. Fue campeón con los rojos de Avellaneda en 1922 y 1926. Campeón con Argentina en el Sudamericano de Lima 1927. Con la selección nacional que participó en la Olimpiada de Ámsterdam 1928 obtuvo la medalla de plata. Jugó en la Juventus entre 1928-1935 y fue campeón mundial con Italia en 1934.

Alejandro Scopelli Casanova. ​Reconocido delantero argentino integrante de la famosa delantera de Estudiantes de la Plata llamada “los profesores” en compañía de Miguel Ángel Lauri, Alberto Zozaya, Manuel” Nolo” Ferreira y Enrique Guaita. Con Estudiantes jugó hasta 1933 y luego se desplazó a Italia para jugar en la Roma 1933-1935. Regresó a Argentina para jugar en Racing Club 1936-1937. Otros clubes fueron: Red Star de Francia, Benfica de Portugal, Belenenses de Portugal, Bella Vista de Uruguay, Unión de Santa Fe y Universidad de Chile. También fue subcampeón con Argentina en el primer Mundial, 1930.

Humberto Maschio 

Humberto Dionisio Maschio. Delantero Ídolo de Racing Club, donde jugó entre 1954-1957. Fue trasferido a Italia para actuar en los siguientes clubes: Bologna FC 1957-1959, Atalanta 1959-1962, Inter 1962-1963 y Fiorentina 1963-1966.  Retorna a Racing Club e integra “El equipo de José”, ganador de la liga argentina en 1966, campeón de la Copa libertadores de América en 1967 y ganador de la Copa Intercontinental de 1967. Con la selección de Argentina triunfó en el Sudamericano de 1957 conformando la delantera de los famosos “carasucias”, integrada por Orestes Corbatta, Humberto Maschio, Antonio Angelillo, Enrique Sívori y Osvaldo Cruz. Más tarde se nacionalizó italiano y gracias a su gran rendimiento jugó la Copa Mundo Chile 1962.

Enrique Omar Sívori. Este talentoso delantero nació y se destacó en River Plate a partir de 1954. Tres años más tarde descolló en el ataque de la selección de Argentina de los “carasucias” ya identificado anteriormente. Rápidamente fue trasferido a la Juventus de Italia, donde jugó por ocho temporadas. En 1965 pasó al Nápoli y abandonó la práctica de fútbol en 1969.

En EL LIBRO DEL FÚTBOL, publicación de Abril educativa y Cultural SA, Buenos Aires, Argentina, 1974 , se dedica un capítulo bajo el título “Sívori: La Gambeta demoledora”.
De él se reproducen los siguientes conceptos en la pág. 81: “es uno de los cinco mejores jugadores que he visto en mi vida”. (Adolfo Pedernera). “Es un genio. Su único defecto: que a veces se deja llevar por el deseo de lucimiento personal. Tiene un talento excepcional y una capacidad de improvisación nunca vista. Hace lo que quiere con la pelota”. (Giuseppe Meazza). “Gracias a él, yo me hice famoso convirtiendo goles.” (John Charles). “Yo quiero un equipo con diez desconocidos. Después lo pongo a él y ya estamos listos para salir campeones”. (Renato Cesarini).

En la pág. 86 de la misma publicación se agrega su ficha técnica:
“Delantero de gran capacidad técnica, fuerte, valiente, improvisador, genial, imparable. Fuerte remate con ambas piernas, pero preferentemente con la izquierda que dominaba a la perfección. Espíritu de lucha sin claudicaciones y carácter no siempre controlado, circunstancia que le valió numerosas expulsiones”.

Pedro Petrone 

Pedro Petrone Schiavone. Sobre este talentoso goleador uruguayo tomamos algunas referencias del sitio oficial del Club Nacional de Football:

“Pedro Petrone nació en Montevideo en 1905. Se trata de uno de los goleadores más temibles que tuvo Nacional en su historia… Tras la conquista celeste de los Juegos Olímpicos de 1924 -Petrone fue el goleador del certamen con 7 tantos- y las Copa América de 1923 y 1924 -en ambos torneos, también máximo scorer-, pasó a Nacional… Sumó el título de máximo goleador de la Copa América de 1927, los Juegos Olímpicos de 1928 y el del Mundial de 1930 con Uruguay y en 1931 fue transferido a la Fiorentina… Dotado de una enorme potencia física, era extremadamente veloz: recorría los 100 metros en tan solo 11´´. Golpeaba la pelota con una fuerza impresionante, lo que le hizo desmayar a más de un arquero y romper redes, literalmente. Gracias a su estilo, y en la posición de “9”, cambió la forma de jugar en el fútbol uruguayo”.

https://www.nacional.uy/historia/figuras/item/pedro-petrone.html

Alcides Ghiggia

Alcides Edgardo Ghiggia. En EL LIBRO DEL FÚTBOL, publicación de Abril educativa y Cultural SA, Buenos Aires, Argentina, 1974, se dedica un capítulo bajo el título Ghiggia: “el héroe del Maracaná”, con el siguiente y destacado preámbulo: “el más grande puntero derecho uruguayo de todos los tiempos. Uno de los héroes del Maracaná. El autor del gol más importante de la historia futbolística de su país. Delantero genial”.

Nació en Montevideo en 1926. Después de pasar por los potreros y por Sud América, su primer club, en 1949 ingresa a Peñarol. Ese mismo año, gana el campeonato uruguayo con los aurinegros. En 1953 fue transferido a la Roma, de Italia, donde jugó ocho temporadas. Ghiggia integró la Selección de Uruguay entre 1950-1952, ganando la Copa Mundo de 1950. Después de naturalizarse italiano, representó la selección de ese país entre 1957 y 1959.

La ficha técnica de este gran jugador es resumida así en EL LIBRO DEL FÚTBOL, págs.197-200: “Puntero derecho de gran velocidad. Muy hábil. Buen manejo. Perfecto en la conducción de la pelota. Fuerte remate con ambas piernas. Peligrosísimo en la búsqueda del arco. Oportuno y exacto en los pases. Efectivo cabeceador. Según encuestas uruguayas, el mejor de todos los tiempos en ese país en el puesto”.

Enrique Guaita 

Enrique Guaita. Este delantero nació en la localidad de Lucas González (Entre Ríos) en 1910. Jugó profesionalmente en Estudiantes de La Plata entre 1931-1933. Luego, fue trasferido a la Roma, donde estuvo entre 1934-1935 y logró el trofeo de goleador del torneo italiano. Desde 1933 vistió la casaca “azzurra” y jugó para ese país el mundial de 1934, consagrándose campeón en compañía de Raimundo Orsi, Luis Monti y Attilio Demaría. Retornó a Argentina y jugó en Racing Club entre 1936-1937 y nuevamente en Estudiantes entre 1938-1939. También integró el seleccionado argentino que ganó el Sudamericano de 1937.

 Héctor Pedro Scarone Beretta. Nació en Montevideo Uruguay en 1898. Fue conocido como «el Mago». Desde 1916, y durante 10 años, fue destacado “entreala” derecho de Nacional. En 1926   es trasferido al Barcelona de España y luego regresa a nacional Football Club, donde juega entre 1927-1931. Vuelve a Italia, al Inter, entre 1931-1932, al Palermo entre 1932-1934. De nuevo, retorna a Nacional entre 1934-1939. Lo más relevante de este histórico jugador fue la cosecha de títulos que acumuló en sus participaciones. Con Uruguay fue Campeón Olímpico en 1924 y 1928, campeón Mundial en 1930, campeón sudamericano en 1917, 1923, 1924 y 1926. Con Nacional fue ocho veces campeón en el torneo de primera división uruguayo y con Barcelona FC logró la Copa del Rey en 1926.

Renato Cesarini

Renato Cesarini. Nació en Senigallia, Italia en 1907 pero desde pequeño se traslada con su familia a Argentina donde se forma como jugador. Se vincula inicialmente a Chacarita Juniors (1926-1927), Alvear (1928), Ferro Carril Oeste (1929) y Chacarita Juniors (1929). En 1929 hace parte del éxodo de jugadores a Europa y se enrola en la Juventus, club con el cual juega hasta 1935 ganando cinco torneos consecutivos (1930-31, 1931-32, 1932-33, 1933-34 y 1934-35) en compañía de otros dos argentinos, Luis Monti y Raimundo Orsi. Vuelve a Chacarita en 1935 -1936. Culmina su carrera como jugador en River Plate entre 1936-1937, cerrando su vida futbolística como campeón. Su participación como director técnico fue amplia y exitosa entrenando a Banfield, Chacarita, River Plate, Juventus y la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

El crecimiento personal y social de muchos deportistas se ha logrado con muchos esfuerzos individuales y familiares. Son numerosos los casos de futbolistas que han surgido de los potreros y han sobresalido por sus propios medios, encontrando en el fútbol la salida de sus problemas de pobreza y exclusión. La historia del futbol es amplia en estos relatos de vida, algunos de los cuales conocemos con suficientes detalles. Los triunfos obtenidos con tanto sacrificio enaltecen al deporte en general como paliativo a tantas dificultades y desigualdades en nuestros países.

Un reconocimiento para aquellos que lograron salir adelante, a pesar de las limitaciones, proyectaron su éxito para ayudar a sus familias y se convirtieron en portadores de ejemplos virtuosos para las nuevas generaciones. También debemos hacer un llamado para que las instituciones, públicas y privadas, se orienten, a partir de sus políticas, a sacar adelante el virtuosismo y capacidad de tantos niños y jóvenes, ávidos de triunfos en su vida deportiva.

(John Cardona Arteaga – Profesor Universidad De Antioquia –Expresidente DIM)
Medellín, noviembre 2019.

Compartir:

Un comentario

  1. Oscar Iván Díaz T.

    28 noviembre, 2019 at 12:03 pm

    *Por las crónicas tangueras de John Cardona
    Mil gracias al profesor John Cardona por regalarnos las historia del fútbol hecha por los mejores interpretes. Somos muchos los que nos deleitamos con sus relatos y conozco a quienes les fascina el tango a través de sus escritos. Gracias Cápsulas por tenerlo como uno de sus columnistas.
    Oscar Iván Díaz T., Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top