Capsulas de Carreño

*Desde Madrid: Juan Gonzalo Montoya y una anécdota con Cochise


Quiero contar una anécdota del gran Cochise, el año pasado tuve la fortuna de asistir a la Parada de la Copa Mundo de Ciclismo de Pista y coincidir con el popular Chispas que estaba sentado atrás mío y me comentó una anécdota de la Vuelta al Valle que en ese momento lideraba Martin Emilio.

Dice Chispas que algunos corredores reunieron algún dinero para mandarle una mujer a que mantuviera entretenido al gran campeón por la noche para luego atacarle en la etapa del día siguiente, que si no estoy mal era una etapa Sevilla – Cali. En fin que al siguiente día los corredores del Valle empezaron a atacar uno tras otro y me comentaban entre risas que apenas llegaron a Tuluá, Cochise atacó y que no lo volvieron a ver hasta la meta en Cali.

No sé si lo que me contaron ellos sea cierto, pero lo que sí puedo asegurar es que sus rivales y compañeros guardan aun un profundo respeto y admiración por este gran deportista y mejor persona de lo que sí puedo dar fe, porque es ese mismo evento al cual asistí con mi pequeño hijo Esteban de 5 años, le comenté quien era ese señor y mi hijo emocionado me pidió que le tomara una foto con él.

Me dirigí hacia donde estaba Cochise, le saludé y le dije todo lo que le admiraba y el cariñosamente cargó a mi hijo y se tomó la foto encantado de la vida, al terminar la jornada esa noche, mi hijo salió corriendo escapando de mi lado y se fue donde Martín para despedirse de él y este le dio un abrazo a mi pequeño quien regresó feliz a casa.

A mí por edad, me tocó ver la parte final de la carrera de Cochise cuando mi padre me llevaba de la mano a ver el Caracol de Pista, que en esa época solamente entre los departamentos de Colombia, recuerdo grandes corredores entre ellos Balbino Jaramillo quien rompió el récord nacional de persecución que poseía Cochise, Mario “Papaya” Vanegas, Jairo Meneses y Tufik Darwich no sé si lo escribí bien.

Como anécdota final y completando lo escrito por Don Pablo Arbeláez, el ciclista danés Hans Henrik Ostered compitió en nuestro país en el Caracol de Pista con el equipo de Europa Conavi, cuando este evento reunía a los más grandes de la pista porque es en esa época nunca corrían juntos profesionales y amateurs y digo esto porque los alemanes de este y Rusia amateurs competían bajo esta modalidad y el Caracol aglutinaba en un mismo evento profesionales y amateurs enfrentándose entre sí, dándonos la oportunidad de ver a los colombianos magníficos enfrentamientos como en la persecución por equipos entre Rusia y el equipo de Europa liderado por el danés, en aquella prueba los Rusos estaban dando casa a los Europeos y el Danés herido en su orgullo dejo tirado a su equipo y se fue solo poniendo en pie al velódromo Alcides Nieto Patiño que enloqueció al ver su talento.

Un abrazo.

Juan Gonzalo Montoya.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top