Capsulas de Carreño

Difícil tarea para los directivos.

Por Gilberto Maldonado Bonilla.

 

*De la nómina de Nacional del semestre último del año pasado no se salva nadie en lo deportivo.

 

Los directivos de los equipos se enfrentan a dos corrientes, a dos mareas: los intereses, ideales, de los seguidores de los equipos; y las condiciones económicas.

Y estás condiciones económicas son las determinantes, a la larga, en el resultado final de la conformación de la nómina de los equipos. Y aquí vemos como los directivos están en la moda de repatriar jugadores fracasados en ligas foráneas.

Es lo económicamente “correcto”. Eso se disfraza con aquello del amor “eterno” e incondicional (sic) de los futbolistas. El utilitarismo de doble vía. Yo te utilizo, tú me utilizas. Y en ese dualismo, la posibilidad de conformar equipos de fútbol que puedan rescatar la esencia del fútbol cada vez se torna en utopía.

Y Atlético Nacional no escapa a esas condiciones económicas; y adicionemos, la presión de los seguidores heridos por la deplorable campaña en los cuadrangulares finales.

Hay que darle a los directivos de Atlético Nacional el beneficio de la duda y la intención de acertar dentro de las condiciones que mueven el mercado del fútbol. Pero si preocupa el presente futbolístico y personal de algunos de los jugadores que quieren vincular a la nómina verde.

Y está en este escenario, el caso de Edwin Cardona. Convertido en judío errante porque ni Boca Juniors ni el equipo dueño de sus derechos deportivos quieren contar con él. De concretarse su vinculación a Atlético Nacional se está pagando la cuota inicial para repetirse el fiasco que fue Dorlan Pabón. ¿Más mesianismo?

Preocupa QUÉ están contratando. Se está dando el cambalache de mediocampistas por mediocampistas. No se está cubriendo las necesidades como son marcadores extremos con vocación ofensiva y delanteros extremos.

La tarea de los directivos será siendo épica porque el saneamiento deportivo e institucional es de grandes proporciones. De la nómina del semestre último del año pasado no se salva nadie ni en lo deportivo y menos en el aspecto de respeto a la institución Atlético Nacional.

A modo de propuesta: se requiere un centro delantero. ¿Que tal Agustín Vuletich?

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top