Capsulas de Carreño

DIM 2 – América 1: El alterno también respondió.

Por María Victoria Zapata B.
Columnista Cápsulas.
María Victoria Zapata, Dama Roja del comentario o simplemente Pola.

 

 

* Será  una final difícil, pareja, rebosante de adrenalina y  con dos escuadras que son fuertes en  sus respectivas plazas,
===

No fue la nómina habitual, la que enfrentó  al América  de Cali anoche, en el estadio Atanasio Girardot. En esta ocasión  hicieron parte del onceno inicial los jugadores de campo  Leyser Chaverra,  John Palacios, Víctor Moreno, Yulián Gómez, Andrés Ricaurte-capitán-, Diego Moreno, Anderson Plata  Déinner Quiñones, Andrés Ibargüen y Miguel Ángel Monsalve.

 

En el banco quedaron Pons, Cetré,  León,  Ortiz y  Torres, entre otros, cuyo ingreso al terreno de juego  se produjo ya avanzado  el período complementario:  Daniel Torres  y Edwuin Cetré, al minuto 63, de José Ortiz, al 77,  y de  Luciano Pons  y Brayan León,  en los minutos 83 y 84, respectivamente.

 

El técnico del DIM alineó, igualmente,  al cancerbero Andrés Mosquera Marmolejo,  ausente  desde la tercera fecha, Santa Fe 1- DIM 0, que se jugó el 2 de agosto. La última jornada de cuadrangulares   significó su reaparición, después de su lesión e  incapacidad, que se prolongó por más de 4 meses.

 

Y respondió el equipo alterno del DIM. Conservó el libreto del orientador  Alfredo Arias, mostró el equilibrio entre defensa y ataque  que ha caracterizado al Equipo del Pueblo en el campeonato próximo a culminar, hizo gala de  velocidad, nunca renunció al ataque, anotó dos goles,  ambos en el primer tiempo, dejó alma, corazón y hasta la última gota de sudor en el gramado y derrotó, 2-1 y con buen fútbol, al cuadro  rojo de la Sultana del Valle.

 

Mucho más que un triunfo.

 Más que el resultado, es  muy tranquilizador ver un  Deportivo Independiente Medellín que juega bien al fútbol,  que es aguerrido,  fiel a un estilo,  veloz,  chispeante, colectivo, equilibrado  y equiparado en su fortaleza física, futbolística y  mental.

 

Porque este DIM modelo 2023-2 es un equipo con ambiciones y  aspiraciones. Anoche, ante América, lo demostró una vez más. Superó los temores de los primeros minutos de juego, en que le entregó balón e iniciativa al  onceno  visitante,  recuperó su fútbol, atacó, se defendió,  se acercó con peligro al arco de Soto y con el 2-1 con el que concluyó el compromiso, aseguró la localía en el juego de vuelta  de la final, ante el Atlético Junior.

 

Ya solo nos queda esperar el desarrollo de los dos partidos que definirán el título. El Junior sorprendente en cuadrangulares, con el  hasta el momento goleador del campeonato, Carlos Bacca, con  jugadores como Mele, Moreno, Fuentes  y Caicedo, en muy alto nivel.  El DIM,  como ya lo anoté, con gran equilibrio entre defensa y ataque, veloz, asociado, intenso,  con jugadores que se destacan en cada una de las líneas del equipo,  con  dos caudillos de excepción, Alfredo Arias y Daniel Torres, y con una sobresaliente cuota de sacrificio y tenacidad.

 

Por  ello, y aunque sabemos que será  una final difícil, pareja, rebosante de adrenalina y  con dos escuadras que son fuertes en  sus respectivas plazas, para todos los hinchas poderosos hoy más que nunca  vale la  pena soñar.
[María Victoria Zapata B.]

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *