Capsulas de Carreño

DIM 2 – Jaguares 0 . Regresó la sonrisa.

Ilustraciòn @DIM_oficial

Por Wbeimar Muñoz Ceballos.

Después de dos meses huyendo , volvió la victoria al equipo rojo ; se conservó el arco propio en cero ; los delanteros se reencontraron con el gol ; también el DIM, quedó entre los ocho de Colombia ; hubo afianzamiento en el tema de la reclasificación ; se jugó con personalidad y eficacia, lo que implica recuperar la convicción. En resumen, un triunfo que deja buenas sensaciones.

Tuvo más argumentos el local. Orden y solidez en la defensa, comandada por Erramuspe y Pertúz. Mejor rendimiento de Didier y la Goma, en la zona de contención. Sostenimiento y trenzado con la pelota en el primer tiempo y aprovechamiento del espacio en la segunda parte. Daniel Cataño más comprometido y desequilibrante, como jugador de creación. Superioridad en llegadas, porque tuvo 10 en los 90’, por solo 3 de los visitantes. Y los delanteros Caicedo, Castro y Toloza , volvieron a encender la luz después de 66 días de tinieblas.

La única complicación del rojo en los 45’ iniciales, estuvo en que acosó poco a los poseedores del balón en Jaguares sobre los tres cuartos de cancha, permitiendo algunos lanzamientos peligrosos de media distancia de Carrillo y Rojas. En ese período el equipo que mostró mejores planes ofensivos, fué el Medellín. A Los 37’, LEONARDO CASTRO, de cabeza, encontró un roto para llegar al cielo, después de un centro de Cataño.

A los 4’ del período final, un tiro libre de Villota asustó a David González, por el remate de Carrillo. De allí en adelante la noche estuvo tranquila para el arquero escarlata. Jaguares viéndose perdedor adelantó todas sus líneas, situando a la defensa muy lejos de Sebastián López. Aumentó la posesión de pelota, pero encontró cerradas todas las vías de remate. En ese panorama estuvo la CLAVE del partido, puesto que a espaldas de los zagueros felinos, el DIM encontró toda una llanura para el contraataque.

Se atragantaron de gol Valencia, Caicedo, Toloza y Mao, en llegadas mano a mano con el portero Sebastián López. . Un desperdicio en las contras. Quien no perdonó fue EDISON TOLOZA, en una jugada previa entre González, Castro, Caicedo y el anotador del 2-0 a los 67’.

En la primera parte, el DIM manejó mejor el juego combinativo. En la segunda, las circunstancias lo llevaron a un fútbol más directo, buscando las espaldas de los defensores adversarios y los superó en velocidad En uno y otro estilo, Medellín tuvo más manejo de la pelota y los espacios.

Siempre es buena una sonrisa, para matar las penas.

No les parece ???

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top