Capsulas de Carreño

DIM. Empate inútil,  para una eliminación anunciada.

Hoy se ve a Alfredo Arias un técnico tan nublado y caótico como el equipo. Foto tomada de Futbolete-DIM.

==

Por María Victoria Zapata B.
Columnista Cápsulas.
María Victoria Zapata, Dama Roja del comentario o simplemente Pola.

 

 Tan estéril como el  fútbol actual del DIM, fue el 2-2 ante Jaguares, ayer, en el estadio  Jaraguay de Montería, en  el  partido de la décimo quinta fecha de Liga, que dejan  al equipo fuera de toda aspiración de ingreso al privilegiado grupo de los 8  y sumido todavía más en su mediocridad  y sus paupérrimos resultados.

 

No tiene sentido en este momento apelar a alguna posibilidad matemática de clasificación a cuadrangulares  por cuanto el fútbol rojo,-si es que a ese caótico y insustancial  juego se le puede  asignar tal denominación- no  da lugar a la inclusión del DIM de una escala de probabilidades, por más reducida que ella sea.

 

El DIM  actual  es mucho más que un equipo desbalanceado e incompleto.   Es una escuadra sin expresión  futbolística,  táctica  y mental.  En Independiente Medellín  NO hay  nómina, NO hay fútbol, NO hay actitud, e,  infortunadamente, su  director técnico  está tanto o más desorientado que sus pupilos. Igualmente  se confirma, por enésima vez, que  tampoco hay  dirigencia.

 

La presentación de ayer, en Jaraguay,  fue  tan decepcionante como casi todas las de la temporada 2024-I, con un 2-2 que prácticamente  puso rúbrica a una eliminación advertida  desde que se produjo el desmantelamiento del equipo subcampeón.  El  fallido cobro de la pena máxima por parte de Leyser Chaverra  y  la insólita  y censurable acción del zaguero Daniel Londoño, que antecedió  al primer gol local,  ahondaron la vergüenza e inquietudes por el  presente y futuro inmediato de un DIM sumido hoy de nuevo en la oscuridad.

 

Con el empate ante Jaguares  y su sabor a derrota, a eliminación,  a incapacidad,  a decepción y a tristeza infinita (que solo sentimos los hinchas),  se reafirmaron  conceptos  y apreciaciones respecto del cuestionable manejo  desde las oficinas del Deportivo Independiente Medellín:

 

  • A la dirigencia poco le interesan los logros deportivos del DIM. Ellos solo manejan valores en $$$.  La reincidencia en el desmantelamiento del equipo después de una buena campaña y el “cambiazo” de  jugadores de nivel por otros  de bajo costo, sin mercado, fundamentación ni nivel, es una práctica  que se hizo común  en el DIM después del título de 2016-I y  ha  dejado  tras de sí una extensa lista de fracasos deportivos y  un todavía más voluminoso inventario de  desatinos en materia  de refuerzos.

 

  • Así como lo expresé en columnas anteriores, el DIM actual adolece  de equipo base y  de columna vertebral, por ello no  sorprende  ninguno de los oncenos  titulares que el cuerpo técnico da a conocer  en  minutos previos a cada partido.  Sea cual fuere la alineación, Independiente Medellín muestra  el mismo desorden en el gramado, la misma displicencia en gran parte de sus jugadores,  la misma incapacidad en defensa y ataque, la misma  carencia de ideas y dinamismo,  la misma pobreza en su fútbol.

 

  • Hoy, después de 15 fechas en Liga y 2 partidos de Copa Sudamericana (Deportes Tolima y Always Ready), son muy  escasos los jugadores  que  hacen su aporte en  fútbol,  transpiración y actitud (Alvarado, Moreno, Peralta, Graciano, Chaverra y alguno más)  pero son numerosos aquellos  que siguen sin justificar su contratación, su titularidad y/o su permanencia en el equipo. En esta última lista se encuentran  Perlaza,  Fory,  Vásquez,  Plata,  García, Torijano,  Londoño,  Ortiz, Orejuela y  los uruguayos Lima y Aja, entre otros.

 

  • Por ello, agotado el 75 % de la fase clasificatoria del campeonato,  no  dejamos de  preguntarnos si alguno de los  “refuerzos” para la temporada 2024-I,   ha justificado su contratación,  por que razón Miguel Ángel Monsalve es  portador de la franja de capitán en ausencia de Alvarado,  en que se fundamenta el interés de la presidencia del DIM por la compra de Brayan León, un delantero sin gol ni aporte al equipo, y si en medio de esta debacle  generada y  auspiciada por pésimas decisiones y contrataciones, ya  se adelanta por parte de la administración roja la transferencia y/o venta de los poquísimos  jugadores de buen nivel que aún  quedan en el equipo, incluyendo los juveniles  Graciano y Santacruz.

 

  • Y, finalmente, no dejamos de formularnos múltiples  interrogantes respecto del  grado de  responsabilidad del  técnico Alfredo Arias en el desmantelamiento del DIM y el consecuente  desastre actual, su  autonomía  en la conformación de nóminas titulares, su   carácter decisivo en la  transferencia  de jugadores y  en la  adquisición de refuerzos o su  influencia motivacional en sus dirigidos. Hoy vemos un técnico tan nublado y caótico como el equipo que salta  cada pocos días al gramado y sin ascendiente futbolístico ni anímico en los jugadores.

 

De este DIM que  hoy nos llena de dolor y vergüenza, nos queda claro  que  en él no hay quien haga goles ni quien los evite, que no responde en ninguna de sus tres líneas, que su fútbol colectivo es cosa del pasado, que  tampoco  cuenta con cerebro ni alma, que  el desgaste de su cuerpo técnico es total  y que carece de argumentos para aspirar  a  esos milagros que  a  veces se dan en el fútbol. Como  bien  lo sintetizó  recientemente el director de Cápsulas, Alfredo Carreño Suárez,  en una de sus notas editoriales,  definitivamente NO TENEMOS CON QUIEN…!!!
[María Victoria Zapata B.]

Compartir:

2 comentarios

  1. Luis Fernando Cardona A.

    9 abril, 2024 at 12:55 pm

    El pecado del DT del DIM
    Es haber aceptado un desmantelamiento total del equipo y no protestar; como es posible que no tengamos arqueros cuando hasta hace poco teníamos 4 de primer nivel; como un empresario no se fija en las calidades de las personas antes de prescindir de ellos; a quien medianamente cuerdo se le ocurre reemplazar a CUALQUIER defensor por AJA? Cuál es la justificación para salir de Daniel Torres, Pons, Ricaurte (quien a pesar del mal torneo es mejor que todos los contratados), Joaquín Varela, Felipe Pardo que se espera de Brayan Muñiz y Jaime Peralta? y de cuánto es la espera? Finalmente, cuando se anuncia la salida de Londoño, Palacios, Ortiz, Orejuela, Lima, Perlaza, Fory, Monsalve, Arizala. Que mal trato el de don Raul!
    Luis Fernando Cardona A.

    Hincha de DIM
    Medellin

  2. JUVENAL CORONADO RAMIREZ

    8 abril, 2024 at 11:41 pm

    Por comentario de María Victoria Zapata
    Más claro imposible. Cómo lo he escrito muchas veces, lo mejor que le puede pasar al DIM, es que venda Raulito, que no lo coja como caja menor. Que se vaya y no … más. Está como Petro, nadie lo quiere en el DIM.
    Juvenal Coronado Ramírez

    Hincha de DIM
    Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *