Capsulas de Carreño

DIM pisó fuerte en Palmaseca..

joseborda [email protected]
El árbitro Nicolás Rodríguez del juego Cali- Medellín acertó en la sanción de la mano penalty y en la expulsión de Rentería del Cali; y se equivocó al no expulsar a Perlaza de Medellín porque estando amonestado impidió un avance prometedor ¡Flojo arbitraje!

 

*Más allá del marcador que es positivo (empatar con argumentos claros de visitante), fue positiva la propuesta del DIM que salió a buscar el partido como si fuera local lo que seguramente descontroló al Cali. Lógico que la serie está abierta con el 2 x 2, sabor dulce para los rojos y agrio para los azucareros.

COMENTARIO

-De entrada sorprendió la formación del DIM por la «decisión institucional» de no contar con Andrés Cadavid ni como suplente.

-La propuesta del DIM se hizo evidente muy rápido. Centro preciso de Didier Quiñones que cabecea contra el piso y de manera impecable Didier Moreno, libre de marca. Minuto 9. Gol visitante.

-El partido estaba controlado por parte de los rojos, aún a despecho de errores individuales en marca especialmente por los costados, el derecho con Elvis Perlaza y el izquierdo con Dairon Mosquera.

-La jugada del empate nace de un ataque del DIM, con defensores que van a buscar el centro, rebote que queda en poder de Dénier Quiñones quien pierde el balón y así inicia la transición rápida del Cali, con defensa visitante mal parada y descontrolada, el centro de Deiber Caicedo, cabezazo libre del argentino Juan Ignacio Dinenno. 1×1 el marcador en el minuto 39.

-Otro ataque del DIM, aparece por sorpresa como falso «9» Ricaurte, el remate que pega en el brazo del central Ricchard Rentería para penal claro, que sin embargo lo protestan algunos jugadores del Cali. Cobro impecable de Germán Cano para el 2×1 a favor del DIM, minuto 45+3. Y al descanso.

-Mejor comienzo del Cali en el segundo tiempo, con ataque constante para sacar a relucir su fortaleza en balones quietos. En uno de los tiros de esquina, el equivocado rechazo de Mosquera queda para que Feiver Mercado libre de marca marque el empate, minuto 51.

-Después del gol el Cali se vino abajo, factor que aprovechó el DIM especialmente a partir del momento en que salió Bryan Castrillón e ingresó Jonathan Marulanda porque le dio marca por ese costado derecho al DIM.

-La última parte del compromiso fue favorable al DIM que lució más atacante, con remate de Ricaurte en el paral, mientras que el Cali dejó de ser peligroso en en predios de David González. Se fue quedando el local sin aire y peor aún con la expulsión clara en el minuto 78 de Richard Rentería (doble amarilla, la segunda por sujetar de atrás a Cano quien se le escapaba de la marca).

-El 2 x 2, buen resultado para el DIM que ahora le queda la opción de hacer respetar su casa  el próximo miércoles 06 de noviembre y así salvar el año con el título de Copa y el tiquete para la Libertadores 2020.

Compartir:

Un comentario

  1. javier Albeto Dávila

    3 noviembre, 2019 at 10:27 pm

    *Que triste es la suerte del Medellín…

    -… Puesto que hoy no se analiza la calidad de juego del equipo, su repunte y su posibilidad de alcanzar un título, sino que se escuchan voces de protestas de todos los que se dicen llamar hinchas del rojo y traen a colación dos hechos recientes, la levantada de la sanción al jugador Santiago Echeverría y la ausencia en la final de Andrés Cadavid.

    El señor Echeverría fue sancionado por Voldenona y la argumentación es que se contaminó por consumo de carne y que esta proteína no cumple las normas sanitarias en nuestro país y su consumo fue en un restaurante de la ciudad, todo ello puede ser cierto, pero que pasa con los otros 500 futbolistas inscritos en la seria A de Colombia, será que todos son veganos o será que no van ese restaurante.

    Los derechos deportivos de dicho jugador pertenecen al grupo que es dueño del club Pachuca y que tiene a Mineros de Zacatecas, León y Pachuca en México, Talleres de Argentina y Everton de Chile y cuyo uno de sus inversionistas es el señor Slim, que es uno de los tres más ricos del mundo y quienes debieron defender al jugador, si a juicio de ellos ese era su deber, puesto que el Medellín lo tenia a préstamo y le pagó la totalidad de su contrato pese a estar 5 meses sancionado sin poder jugar.

    Maria Luisa Calle salió por segunda vez sancionado por doping y ni la Federación Colombiana de Ciclismo, ni la Liga Antioqueña de Ciclismo, ni los patrocinadores pagaron su defensa y hoy aún está sancionada. Jarlinson Pantano salió positivo hace poco y su equipo el Treck Segafredo le canceló su contrato y hoy paga su sanción y el señor Sergio Luis Henao siendo corredor de Sky, mostró alteraciones de su pasaporte biológíco y el equipo lo apartó 6 meses de competición mientras se hacían nuevas pruebas y por otro lado el club se ciclismo pro continental de Postobón tuvo que suspender su patrocinio por 4 positivos de doping y se quedaron un montón de ciclistas en la calle y no tienen todo los reclamos del público y solo las directivas del Medellín son negligentes, pusilánimes y abandonaron al jugador a su suerte.

    El señor Cadavid fue inculpado erróneamente por el Alcalde de la ciudad, Federico Gutiérrez, quien juntó la causa de la Terraza con el problema de la Cuarta Brigada y los salvoconductos pagados fuera de la ley del polìgono propiedad del jugador y todo esto es según la comunicación del abogado del jugador.

    Hasta el momento el Alcalde no ha comunicado su reconocimiento de error o su corrección de lo mismo y por ende es el responsable que hizo que Tigo, que es propiedad de Une y Milicon y donde el alcalde pertenece a dicha Junta y ellos son los que amenazaron al Medellín con suspender su apoyo y no veo que los hinchas que critican esa amenaza estén preparando una manifestación pública para aclarar estos temas pero si tienen la conciencia para llamar a la directiva pusilánimes y de faltar a los derechos fundamnentales del individuo.

    Igual acusación hizo Acolfupro y que yo sepa el equipo no canceló el contrato del jugador y este sigue devengando su salario y por ende perteneciendo a la institución y por ello sigue respetando su contrato y sus derechos fundamentales, porque ser titular no es un derecho sino una consecuencia de su desempeño y su comportamiento extra futbolistico.

    El equipo rojo no participó de los octavos de final del primer torneo y tampoco clasificó para la segunda final y eso deteriora totalmente el presupuesto y la economía del equipo rojo y perder el apoyo de un patrocinador sería el acabose económico del equipo y es función de la junta cumplir sus compromisos y proteger las finanzas del equipo y todos esos que exigen botar al patrocinador deberían proponer como se cubre ese faltante de dinero y dejar de disponer del bolsillo ajeno.

    Yo no se si Echeverría y Cadavid son culpables o inocentes, pero tampoco creo que el abandono del que acusan a los directivos sea cierto y por el contrario se han comportado bajo términos de ley respetando los contratos.
    Dejemos que el equipo termine su final de la Copa Águila tranquilo hablando solo de temas futbolísticos y dejemos que la autoridades y el Alcalde alcancen la justicia que debe ser su misión.
    Javier Alberto Dávila, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top