Capsulas de Carreño

¿Dónde tiene la cabeza Colombia?

BARRANQUILLA. Duelo de los «13» en el aire, salvo que el de Colombia (Mina) se quedó corto y el de Argentina (Romero) se le anticipó para abrir la cuenta. Apenas iban 13 minutos. Evidentes fallas en el sistema defensivo de Colombia.

Por Jorge Alberto Cadavid M.
Columnista Cápsulas.

 

*El técnico Reinaldo Rueda parece tiene la cabeza donde es, no así muchos de sus jugadores.

Van seis partidos jugados y en tres (Ecuador, Uruguay, Argentina ) nos han hecho cinco goles antes de los 10 minutos de juego, falta de concentración, pánico escénico, torpeza. En minutos todo lo planteado se va al traste, entonces son los jugadores, no el técnico, a recomponer sobre el camino.

De pelota quieta y ante infantiles errores de Mina y Sánchez, dos anotaciones, el sacrificado es Ospina. El revulsivo debió ser inmediato, lo que ideó Rueda, Lerma por Muriel se convirtió en el cambio obligado, Muriel por Lerma.

Eran los jugadores Colombianos los que dejaban de hacer en la cancha, la confusión era total, el dominio fue gaucho, perdidos los nuestros.

Un jugador era una gaviota haciendo verano, Cuadrado jugaba en todos los sectores del campo, pero ante el no acompañamiento, terminaba en el » ollazo» sin ninguna efectividad.

Nada de lo visto ante Perú se dio, los cuatro en defensa erráticos, los tres volantes desconectados, sin atinar, Zapata y Díaz perdidos, no inquietaban, solo el amor propio de Cuadrado, y las tapadas de Ospina, no hicieron más dolorosa esa horrible noche del primer tiempo.

El entretiempo tenía la palabra, que motivación podría generar Rueda ante los fantasmas que rondaban el Metropolitano, tres cambios para el reinicio, Barrios, Cardona y Borja.

Algo se dio, y en pocos minutos un penal permitió el descuento, ejecutó Muriel.

Pero el fútbol seguía siendo Argentino, Borja entró como loco, chocaba y peleaba con todos, ayudaba a quemar tiempo con sus reacciones, donde tenía la cabeza?

La tuvo en el gol del empate, para mi inesperado, y uno de los muchísimos centros del mejor jugador de Colombia, Cuadrado permitió a Borja esta inmensa alegría.

Un empate, que con los otros resultados valen un potosí, ante un equipo muy superior al nuestro.

Rueda parece tiene la cabeza donde es, no así muchos de sus jugadores.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top