Capsulas de Carreño

Dos maestros en el país de los autogoles.. Ciberlectores opinan..

 

 

I N V I T A C I Ó N

-Entendiendo el interés que la comunidad de Cápsulas tiene en lo correspondiente a medios, me permito compartirle la invitación a «El país de los autogoles», diálogo entre Hernán Peláez y Wbeimar Muñoz con la conducción del escritor Juan Diego Mejía.
-El encuentro se llevará a cabo el jueves 30 de mayo a las 9:30 a.m. en el Paraninfo de la UdeA. Comparto además el texto del periodista Nicolás Samper a propósito de este encuentro.
Atentamente,
Andrés Felipe Gallego P.

D I Á L O G O

*Hernán Peláez y Wbeimar Muñoz estarán en Ciudad al Centro de mayo. A propósito, el periodista Nicolás Samper nos habla de dos maestros en el país de los autogoles.

 —
Son dos grandes del periodismo y tipos muy, pero muy curtidos en el oficio, pero a no confundirse con la expresión “curtido” porque la ignorancia de estas latitudes tropicales apunta a confundir el vuelo que da la experiencia con las farragosas vicisitudes de la senectud y nada más lejano a esa intención. Por eso hay que oír más seguido a los japoneses, que respetan a los más sabios porque entienden que si van de la mano con esa luz que solamente brilla sobre las cabezas de quienes han acumulado muchas horas de vuelo, las generaciones venideras podrán crear un sendero que los conducirá a niveles de sapiencia superior a las de sus mentores. Y el destino de este proceso es meramente cíclico porque los maestros de hoy también fueron alumnos y contaron con el faro de sus propios mentores.

Peláez y Wbeimar. Los conocemos así y los llamamos así con tanto cariño, el mismo que ellos nos dan a una hora específica del día, cuando sacan su mano y nos tocan el hombro para hablarnos al oído a través de las ondas hertzianas. Y obedientes los escuchamos porque ellos no solamente nos han tocado el hombro para narrarnos con su estilo único aquellas grandes gestas que nos han llenado los ojos de lágrimas, sino que también han estado ahí, valientes, advirtiendo sobre los abusos del poderoso y señalando a esos tipos que están en un pedestal de mando esperando la oportunidad para usurpar las hazañas de los que se matan en una cancha o que se rompen el lomo tras 200 kilómetros de una etapa.

Hernán Peláez Restrepo y Wbeimar Muñoz Ceballos nunca se dejaron doblegar ni mucho menos transar por los tentáculos del poder, sin importar que anduviera disfrazado de banda presidencial o ataviado con el manto siempre atractivo de las tentaciones que llegaban en los años ochenta a través de sospechosos mecenas de dudosa procedencia. Ellos se dedicaron a contar las venturas del sol cuando se encontraba a favor, pero nunca se callaron a la hora de denunciar y descubrir el lado oscuro de la luna. Por eso son maestros. Por eso hay que oírlos con atención, igual que los japoneses lo hacen en el momento que el sabio habla.

Autor: Nicolás Samper
@udsnoexisten

OTRO TEMA…
CIBERLECTORES OPINAN

-De Bogotá
Del relevo generacional y producción de contenidos

El tema de relevo generacional y producción de contenidos, sumado a la alta demanda de contenidos digitales es una realidad. He tratado de no dejar de escuchar radio, pero es aburridor escuchar todas las mañanas los mismos formatos de noticias y cómo se copian entre cadenas, nada bueno, poca seriedad, mucha cortina de humo e interés creados, solo se salva Yolanda Ruiz, que hace un periodismo serio, pero la realidad nacional absorbe y pues, escuchar noticias es agotador y genera mucho estrés.

En deportes, el tema es complejo, solo Carlos Antonio y su Planeta Fútbol lo mantiene pegado a la aplicación, el audio del AM no ayuda mucho y aquí mejorar la potencia de la señal no les interesa a las cadenas.

Traté de no dejar el Pulso pero la verdad, aburre, quizás se mantenga la audiencia en el ECAR pero la verdad es que la salida de Mejía se extraña y aunque Oscar lo hace bien, el tema es el manejo de César Augusto, es un gran profesional pero a veces es “inmamable” (incluidas las transmisiones del Fenómeno).

En la tarde el VBAR propone algo diferente tipo Hora 20 pero es desgastarte. El Alargue es chevere pero ya a esa hora el cansancio no deja disfrutarlo.

Y La Luciérnaga, a veces si, a veces no, antes con Peláez era siempre si, con Gustavo, algunas veces entretiene, otras veces aburre, formato siempre igual, nada nuevo y lo que puede ser algo diferente termina siendo más de lo mismo.

Y de RCN pues…, no da ganas, lo único son las transmisiones de fútbol pero ya las están acabando desde los estadios y donde existen, los comentaristas no son los mejores, no hay un comentarista de talla en las ciudades, en Cali la salida de Pacho Vélez en un hueco grande, en Bogota no hay comentarista y en Medellín, el exceso de regionalismo lo hace aburridor para los que no somos de Nacional o Medellín.

Por eso Blu poco a poco araña la sintonía en deportes y en general, sumado a la sinergia del servicio informativo con Caracol TV, pero tampoco es que sea del otro Mundo.

Así, en el caso de los deportes, los canales argentinos siguen siendo lo menos malo que se puede escuchar, al menos termina siendo entretenido escuchar a Closs poniendo contra la pared a Latorre y este último, haciendo el loco y siendo todo un caballero para salir de los malos ratos!
Álvaro Andrés Pulido

Compartir:

2 comentarios

  1. juan

    14 mayo, 2019 at 7:30 am

    *Por El Pulso de Caracol
    Por primera vez alguien le pega donde es: el problema del Pulso no es Oscar Rentería, es César Augusto Londoño, el periodista deportivo mas gobiernista que existe! Les recomiendo la entrevista de Carlos Antonio hoy a Fabián González Lasso de Millonarios, buena historia de vida, Slds.
    Juan Galvis, Cali, hincha de Millonarios

    Del editor. En realidad, gran entrevista, perfil humano. Eso le gusta al oyente.

    • Luis Tobón

      18 mayo, 2019 at 12:11 am

      *Comentario de medios
      No se puede pretender que Cesar haga lo que no sabe hacer, pero que cree que lo sabe hacer, él sí se acomoda y nunca toma partido, siempre va por el centro y no toma posición y hace le ponga al Dr Peláez al lado el tipo no hace el rol de pulsar, polemizar.
      Luis Tobón

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *