Capsulas de Carreño

Eintracht Frankfurt gran campeón.

Fred Schaub -izquierda- y Bernd Holzenbein -derecha- levantan la pesada Copa de la UEFA tras el triunfo por 1-0 sobre el Borussia en mayo de 1980. Foto archivo Tobías Carvajal.

  • ====
  • Viernes del recuerdo. Subcampeón Copa Europea 1960.
  • Bernd Holzenbein en la nómina triunfal de 1980.
  • Como Borre, Fred Shaub héroe hace 42 años.

===

Por Tobías Carvajal Crespo.
Columnista Cápsulas – Cali.

 

 

 

La atención nacional e internacional se centró la semana anterior en la final de la Europa League entre los alemanes del Eintracht Frankfurt y los escoceses del Glasgow Rangers, partido donde el colombiano Rafael Santos Borré cumplió notable actuación.

 

En ciertos medios del comentario deportivo se registró ‘por encima del hombro’ -como acontece con la mirada- el éxito del onceno germano, por considerar a tal equipo como de ‘clase baja futbolera’, y quizás por ello de segundo orden el título logrado.

 

Pese a lo anterior, es bueno traer a cuento algunos pasajes del onceno alemán, que tienen sus orígenes hacia el año de 1899.

 

En las vitrinas de la competición internacional europea dio sus primeras muestras de cierta jerarquía, al disputar el 18 de mayo de 1960 con el Real Madrid, el título de la Copa Europea de Clubes, que el cuadro ibérico alcanzó por quinta ocasión consecutiva, caso único hasta la fecha.

 

Precisamente en Glasgow, ante más de cien mil personas, el onceno español superó al Eintracht Frankfurt por marcador de 7-3, anotaciones españolas de los jugadores foráneos Ferenc Puskas en cuatro ocasiones (el primero de tiro penal) y Alfredo Di Stéfano en tres. Completaban la artillería de aquel famoso Real los jugadores Canario, Del Sol y Gento.

 

Los goles del elenco alemán -que abrió el marcador- por intermedio de Richard Kress a los 18 minutos del tiempo inicial y Erwin Stein a los 27 y 29 de la parte final. A esa altura del juego el triunfo del Real era transitoriamente apabullante por 7-1, restando un cuarto de hora para el pitazo final

 

En el arco madrileño estaba el consagrado portero argentino Rogelio Domínguez, quien un año antes ya había sido campeón del mismo torneo, jugando contra Stade de Reimns en Stuttgart. Esa cuarta victoria la obtuvo el Real por anotación de 2-0, goles de Mateo y Di Stéfano.

 

Después de aquel subcampeonato de 1960, que un año más tarde fue para el Barcelona en reñida final con el Benfica, los germanos del Eintracht Frankfurt no volvieron a tener figuración de alguna trascendencia. La Copa de la UEFA fue creada en 1955 como torneo entre ciudades europeas que celebraran ferias industriales a nivel internacional.

 

La IX Copa de la UEFA cumplida entre septiembre de 1979 y mayo de 1980, reunió a 64 equipos de 31 federaciones afiliadas a la UEFA. La gran final enfrentó, en doble juego, al Eintracht Frankfurt y al Borussia Moenchengladbach, equipos que venía de aventajar en fase semifinal al Bayern Münich y al Stuttgart, respectivamente. Por primera vez cuatro equipos alemanes -parte Federal- en procura del título.

 

El primer juego del doblete (mayo 7) Borussia, actuando de local, superó al Eintracht por marcador de 3-2. Hasta dos minutos antes del pitazo final el marcador estuvo igualado a dos goles, llevando siempre la ventaja el Eintracht.  En el minuto 43 del tiempo final el Borussia atizado por sus parciales, logró por acción de Cristian Kulik, de remate de cabeza, el tanto de la victoria.

 

El partido definitivo (mayo 21) se efectuó en el Waldstadio, Francfort del Meno, que contó con una asistencia de algo más de 59.000 personas.

 

El único gol del partido lo obtuvo Fred Schaub (1960-2003) del Eintracht a escasos nueve minutos del pitazo final. Había ingresado al campo de juego 240 segundos antes. Tenía por aquellos días 20 años de edad. Con ese gol solitario Eintracht se tituló campeón pues el gol tenía, como visitante, un doble valor.

 

Esas confrontaciones, como parte de la programación de la Copa UEFA de hace algo más de cuatro décadas, permitió admirar a figuras alemanas como Lothar Matthaus en las toldas de Borussia y Bernd Holzenbein en Eintracht, mundialistas de inolvidable paso por el principal torneo futbolero de cada cuatro años.

 

Ahora, de la mano de colombiano Rafael Santos Borré, luego de una larga espera, Eintracht volvió a saborear las mieles de un título largamente esperado en cuanto a su revalidación se refiere.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top