Capsulas de Carreño

El 2×2 con Colombia.. Así lo vio La Tercera de Chile.

SANTIAGO.  Uno de los tantos centros que llegaron al área de Chile en el segundo tiempo ante Colombia. Sobresalen en el salto ofensivo Jeison Murillo y Falcao García. Foto Alberto Valdes/ via AP, tomada de La Tercera.

*La selección nacional empata 2-2 con los cafetaleros. Después de dar vuelta el marcador, terminó sufriendo con el gol de Falcao en los descuentos. El resumen de las dos primeras fechas: un punto de seis posibles.


Por Álvaro Poblete.
La Tercera – Chile.

El equipo de arco invicto bajo el mando de Queiroz. El que tiene a sus jugadores en la primera línea de Europa. El cuco. Y más encima con un gol de entrada, por el cabezazo cruzado de Lerma. Todo jugaba en contra de la selección nacional. El partido ideal para la visita.

En ese escenario, la jornada era cómoda para Colombia. Muy tranquila, salvo cuando Alexis Sánchez tomaba la pelota y desparramaba rivales. En ningún caso era suficiente. Chile necesitaba un revulsivo, algo que lo encendiera. Y esa chispa no vino desde la cancha, sino desde la cabina del VAR. La ayuda tecnológica que no funcionó en Montevideo le avisó al árbitro Darío Herrera un posible penal de Lerma a Vidal. La imagen confirmó la patada, el juez cobró y el Rey, con  clase, la puso en el ángulo.

La Roja se encontró con el 1-1. Mucho premio para su desempeño, sí. Pero preciso para un momento de inspiración colectiva. Un salida de primer nivel, que terminó con un centro de Isla desde la derecha y con la pelota en los pies de Alexis en el segundo palo. ¿La definición del tocopillano? Una exquisitez por la forma en que se sacó al portero. En cinco minutos, la Selección pasó de perder a ir ganando el compromiso.

Hasta ese momento, el delantero del Inter se alzaba como el mejor de la Selección. Muy metido, deseoso de tener siempre la pelota. Solo un planchazo terrible de James Rodríguez frenó el ímpetu del goleador histórico de la Roja, que acabó el primer tiempo caminando.

Pese a lo averiado, Sánchez no salió. Pero se notó que estaba disminuido. Eso afectó directamente en el peso ofensivo del Equipo de Todos. La pelota estaba siempre en poder de Colombia. Vargas, siempre desconectado e irritantemente displicente, no servía como una descarga para darle descanso a la zaga nacional.

Lo cierto es que Chile la terminó reventando. Agotado. Pensando en el resultado más que en el buen juego. La visita encajonó a la Selección, pero también es verdad que ese dominio no se tradujo en opciones claras. Mucho centro, balonazos al área, el trabajo de Brayan Cortés se fue consolidando cada vez más. El portero de Colo Colo, sin embargo, no pudo hacer nada en los descuentos, con una pelota que cazó Falcao en el centro del área. Fue el 2-2, justo premio para una escuadra que buscó todo el segundo tiempo, frente a un dueño de casa que entregó el terreno y se defendió casi siempre en su propia área.

Rueda no buscó un cambio de rostro ofensivo. Todo lo contrario. Todas sus instrucciones apuntaron a que el equipo se refugiara más. Y Chile fue castigado por eso. Un punto de seis en el inicio de las Eliminatorias. Un punto triste, por el desenlace en Montevideo y por la daga postrera en Santiago. Queda mucho, sí, pero a la Selección también le falta mucho para decir que pelea en serio por un cupo para Qatar 2022.
(Fuente: La Tercera de Chile).

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top