Capsulas de Carreño

El 3-3, duelo de errores en Tunja (Por Alfredo Serrano)

TUNJA: Daniel Cataño celebra con la tribuna visitante el tercero gol del Atlético Bucaramanga en el 3-3 contra Patriotas. Foto tomada de Vanguardia Liberal.

TUNJA: Daniel Cataño celebra con la tribuna visitante el tercer gol del Atlético Bucaramanga en el 3-3 contra Patriotas. Foto tomada de Vanguardia Liberal.

 

Por: Alfredo Serrano Carreño

Alfredo Serrano

Alfredo Serrano

 

 

 

En el estadio la Independencia de Tunja, se puede decir que se vio un partido entretenido, bueno, 6 goles, tres de cada equipo, debe dar como resultado un show espectacular para los aficionados, sin embargo se debe que dejar anotado el pésimo nivel (sobretodo defensivo) en los que andan el Atlético Bucaramanga y el Patriotas.

 

 

En el primer tiempo, la figura del equipo Leopardo, a diferencia de la fecha anterior, James Aguirre, el portero santandereano sacó muchas, aunque algunas podrían ser atajadas pero por no arriesgar envió al tiro de esquina. Stewart García, el otro destacado quien aprovechó el regalo del año por parte del arquero uruguayo, el ex mundialista selección nacional  Juan Guillermo Castillo. Y por supuesto el punto de quiebre de Cataño ante la seguidilla de errores del equipo de Tunja.

 

 

Para la complementaria, el panorama no podía ser peor, una remontada apenas natural, por las condiciones del juego, los errores defensivos del Atlético Bucaramanga, el planteo táctico deficiente de José “El Willy” Rodriguez, tenían al leopardo en un 3-2 incómodo, sin sabor, hasta que producto, nuevamente de un error defensivo, pero de Patriotas vino el despliegue del de siempre, Daniel Cataño, el oriundo de Bello rompió la red con una excelente definición y así dejar en tablas (3-3) nuevamente el segundo partido del auriverde en su retorno a la Liga.

 

 

Algo importante por resaltar es la asistencia del hincha Búcaro como visitante, haciendo sentir la grandeza que tiene por tradición, muy bien por eso, ahora solo falta que el equipo responda a esas manifestaciones para que siga motivando estas acciones tan positivas y de una buena vez por todas se piense en títulos y no en descensos, pero bueno para eso ya habrá tiempo.

 

 

Este Bucaramanga dista mucho del equipo del año anterior con jerarquía y dominio, definitivamente una cosa es jugar en la B y otra en la A, sin embargo se debe rescatar, que el nivel de eficacia es alto, pocas llegadas muchos goles, pero a la defensiva se borra todo lo que se logra en el ataque, mucho por afinar, esperamos que las nuevas caras que llegan al equipo traigan más nivel, aunque con esas pruebas médicas un tanto dudosas, no sabremos cómo vaya a recalar en la escuadra de la Ciudad Bonita.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top