Capsulas de Carreño

El alboroto por Amaranto.. Por Hugo Illera, Diario Deportes

 

Por Hugo Illera, Diario Deportes

 

*Es que este Junior parece barco al garete. Sin timonel y sin brújula. De verdad…

Yo no entiendo el alboroto que han armado algunos sobre el tema de la continuidad de Amaranto Perea como técnico del Junior de Barranquilla. Todo el que se mete a técnico sabe que, si no da resultados, terminará crucificado y más en un equipo como el Junior que es grande en historia, grande en inversiones y grande en propósitos. Aquí se paga bien, se contrata lo que quiere el técnico y se le da todos los miembros del cuerpo técnico que solicita. Contra eso no hay disculpas que valgan al ver al pobre Junior, al pobrísimo Junior que estamos viendo. Que pierde con el líder un día y al otro cae con el colero que huele a descenso.

 

El tema, de pronto, no es ni siquiera si gana o pierde, sino el feo, paupérrimo y terrible fútbol que muestra. A quién le guste el juego de este Junior es porque tiene el gusto atrofiado.

El mismo Amaranto debe saber que los técnicos de fútbol se meten en la batahola de ser calificados por el público, por el periodismo y por los dueños que son los que ponen el dinero.

Eso pasa en toda parte. Técnico que no da resultado se va hoy, mañana o pasado. Esta vez, los señores Char han sido condescendientes con Amaranto. Otros técnicos se han ido por cosas menos graves.

Pasó con todos los que ganaron las estrellas. Varacka, Verón, Comesaña, López, Piscis, Cheché, Umaña. En todas las ligas del mundo pasa, eso no es invento del Junior.

Amaranto quedó encargado del equipo el 15 de septiembre pasado cuando Comesaña renunció, con trabajo previo del mismo Julio, y después lo eliminaron de Liga, Copa, Libertadores y Sudamericana con nómina de lujo y costosa.

El mismo Amaranto pidió jugadores y se los trajeron. Recuerdo el día que comentó que había traído los jugadores que necesitaba para jugar como a él le gustaba. Si es así como le gusta el fútbol, sin sentido, sin orientación, con errores evidentes que deben pulirse en los entrenamientos, no sólo saldrá del Junior sino de todo equipo a donde vaya.

Ahora, más que eso. Si Amaranto al ver jugar a su equipo siente satisfacción por lo que observa, nos jodimos. Aun así, no pediré que lo saquen por respeto a su paso por la selección nacional y porque es un muchacho que pudo revertir, a través del fútbol, su condición de desventaja social y porque, seamos claros, los técnicos se caen solos.

Hay que trabajar. Hay que mejorar todo. Entrenar, montar, pulir los automatismos. Dejar de pensar en los huevos del gallo y entender que sólo los resultados lo podrán mantener. Dirigir un equipo de fútbol no es sólo montar una alineación, sino conocer los secretos de mil cosas más. ¿Qué es un técnico inexperto? Eso debió pensarlo antes de meterse en camisas de once varas.

Y ojalá pueda ganarle esta noche a Millonarios mejorando su accionar. Es que este Junior parece barco al garete. Sin timonel y sin brújula. De verdad…

Barranquilla
Febrero 23, 2021

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *