Capsulas de Carreño

El árbitro que nadie quiere.. Por Jorge Mario Trasmonte, ole.com.ar

 

Por Jorge Mario Trasmonte.

*Consagrado como el mejor del mundo en Rusia 2018, Néstor Pitana no consiguió ser confiable en su país. Tuvo un domingo malísimo.

Pitana es un caso. Llegó a la cumbre mundial de su profesión, y en su país no tiene ni la cuarta parte de su predicamento internacional. Ya antes de su nominación para el Mundial 2014 aquí se alzaban voces en contra; tenía la particularidad de que casi todos los dirigentes intentaban hacer lobby para que no los pusieran en los partidos de sus equipos; no era ni de lejos el favorito entre sus colegas, la gente del mundo arbitral, el periodismo.

No tomaremos como parámetro al hincha, porque entre ellos todos los árbitros son malos, vendidos y conspiradores contra sus colores, sean buenos, regulares o malos, hagan lo que hagan y cobren lo que cobren.

Llegó hasta aquel Mundial básicamente con el apoyo de su astuto jefe gremial Guillermo Marconi y la gran eficiencia de sus asistentes, Hernán Maidana y Pablo Belatti, con quienes formó un equipo arbitral modelo. Tanto, que los capos FIFA, por su desempeño en Brasil, lo llevaron como estandarte a Rusia 2018, donde tuvo la mejor actuación de un pito argentino, superando incluso a varios con mucho mejores condiciones que él. Le cerró la boca a todo su país.

Pero tras las mieles del éxito, volvió a dirigir en la Argentina y, sin VAR que lo respalde, recayó en actuaciones por las que sigue sin quererlo nadie. Con un agravante: el que era un hombre afable, educado, buenazo hasta el punto de dejarse faltar el respeto, volvió subido a su trono de N° 1; ahora, es desdeñoso y prepotente en sus diálogos con los protagonistas.

La muy fluida comunicación entre Claudio Tapia y Federico Beligoy lo fue apartando de las mejores citas, ya pocas veces le ponen a sus asistentes que fueron sus fieles escuderos, casi han liquidado a su gremio Sadra y no lo toman en cuenta en la carrera hacia Qatar 2022.

Con actuaciones como la de Independiente-Arsenal, poco hace Pitana como para defender sus pergaminos.
(Fuente: Columna tomada del diario Olé de Argentina).

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.