Capsulas de Carreño

El bazar de los idiotas.. Por Gilberto Maldonado Bonilla

Por Gilberto Maldonado Bonilla.

 

*Periodismo de opinión que ha llevado, de manera quizá paradójica» a la pérdida de credibilidad.

¿De qué sirven las ruedas de prensa post-partidos de fútbol? De nada!!! Da pena el show de los representantes del «debe ser», los periodistas, y unos protagonistas del partido, técnicos y uno o dos jugadores. Inquisidores, los periodistas, que interrogan y proceden a editorializar, a condicionar la respuesta de los «invitados» a la rueda de prensa, acorrándolos y obligándolos, quizá por cortesía, a decir lo que los Torquemadas quieren escuchar.

Se dijo alguna vez que una buena conversación se reduce a preguntar y escuchar. Eso hacían los periodistas de la vieja generación; quizá previendo que las opiniones subjetivas no le interesaban a la audiencia.

De otra parte tenemos los mansos corderos que se prestan a la labor embrutecedora del periodismo deportivo impresa en prolongar los partidos de fútbol más allá del tiempo reglamentario más los minutos que se adicionen.

Mansos corderos convertidos en mitómanos al pretender justificar un resultado….La justificación es la madre de la mentira!!!

Un resultado de un partido está condicionado por el azar en un alto porcentaje. Vienen después las condicionantes de tácticas y estrategias y la calidad de los deportistas. Y no dejemos de lado los intereses de las casas de apuestas.

Las justificaciones en todas las esferas del acontecer histórico de los humanos es como querer emprender a dentelladas a una roca. Una soberbia pérdida de tiempo; es engañarse a si mismo más que a los demás.

Y para que ese querer prolongar en el tiempo un partido de fútbol? ¿Quizá para atada una enorme masa a-crítica dolida y atada al destino de un equipo de fútbol. Es como escuchar al periodista deportivo cuando habla a la masa acrítica: «No penséis…nosotros lo hacemos por vosotros». Y en esa tarea los borregos, técnicos y jugadores, son los auxiliares.

El periodismo, el que investiga e informa, ha devenido en el periodismo de opinión. Periodismo de opinión que ha llevado, de manera quizá paradójica» a la pérdida de credibilidad.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top