Capsulas de Carreño

«El día que casi matan a Borja con una navaja» (ole.com.ar)

*Fue en el 2016, cuando jugaba en Atlético Nacional. Si hoy lo disfruta River es por la falta de espacio que tuvo quien lo quería apuñalar. Borja está vivo de suerte…

Hoy el atacante colombiano, con pocas días en River Plate, acapara notas en diarios argentinos y entrevistas en medios televisivos a raíz de su estelar comienzo. Un gol y doble asistencia el fin de semana ante Aldosivi. Ingresó en el segundo tiempo cuando el marcador señalaba 0x0.

POR GASTÓN PESTARINO.
ole.com.ar

El título puede parecer un poco fuerte, shockeante, gracioso en algunos casos. Pero es real. A Miguel Borja, el delantero que hoy disfruta River y que viene de mostrar todas sus credenciales en un puñado de minutos contra Aldosivi, casi lo matan adentro de una cancha con una navaja. Así, sin tapujos. Ocurrió en el 2016 y si ahora sigue haciendo el Colibrí es únicamente gracias a la suerte y la falta de espacio que tuvo quien lo quería apuñalar.

—-

Un 17 de noviembre del 2016 en el estadio Metropolitano de Barranquilla se jugó la vuelta de la final de la Copa Colombia entre Junior y Atlético Nacional, el club de Borja. Fue 1-0 y título para el visitante (habían ganado 2-1 la ida), pero lo más impactante llegó varios minutos después del pitazo final del árbitro. Porque entre tanto festejo y gente que invadió la cancha, pasó lo que nadie esperaba: la posibilidad de que una noche de fiesta se transforme en tragedia.

Casi pasa. Porque después de recibir la Copa, Borja se fue para la parte de la pista de atletismo que está cerca de la platea y, en el malón, se metió una mujer que no tenía buenas intenciones. A pesar de que el delantero estaba rodeado de policías, esta señora no tuvo inconvenientes en saltar la baranda y entrar en el campo de juego. El tema es que no iba con las manos vacías: tenía una navaja. Y una clara intención…

La mujer, que tenía unos 30 años en aquel entonces, se fue colando hasta que tuvo a Borja a un par de metros. Ahí fue cuando desenfundó la navaja e intentó clavársela al ahora delantero de River, pero no pudo hacerlo por un principal motivo: el espacio. Si bien tiró el manotazo con el arma blanca, sólo llegó a rasparlo porque tenía un par de personas adelante que le impidieron acercarse más a Miguel.

De terror, sí. Acto siguiente, los policías se percataron de la situación y detuvieron rápidamente a esta mujer hincha de Junior, quien luego se puso a disposición de la Justicia.

“No entiendo por qué llegó a entrar una mujer con un arma al estadio. Afortunadamente ya pasó. Será Dios quien la juzgue a ella. Apenas sentí el pinchazo me di cuenta de que me había rayado. Inmediatamente me doy vuelta y veo que ella sale corriendo haciéndome un gesto como diciendo esto te pasa por ganarnos. Igual pienso que la principal responsabilidad la tiene la policía. ¿Cómo es posible que una persona armada entre a un estadio? Yo jamás provoqué a la gente, solo estaba con mi familia en el terreno de juego”, declaró en ese momento.
(Fuente. ole.com.ar).

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top