Capsulas de Carreño

“El Flaco” Cierra en Pereira.

Sergio Cierra en Pereira para el recuerdo de hinchas del Pereira. Tantos goles de tiro libre. Foto tomada de semillerosdeportivos.com

Por Danilo Gómez Herrera..
Pregonero de tu historia..

Deportivo Pereira tiene ídolos, tiene afición, y una tradición bien ganada en la historia del fútbol colombiano. La presencia de Sergio “El Flaco” Cierra en la Villa de Cañarte disparó el entusiasmo de la hinchada por el equipo Matecaña. Y la fiesta tuvo su efervescencia con la victoria en el clásico frente al Quindío, y con el ídolo de multitudes haciendo el saque de honor.

Más que un aplauso hay que brindarles una ovación a quienes hicieron posible este reencuentro entre la hinchada y el dueño de la camiseta Número 8, el amo de los tiros libres.

Desde 2013 el colega Diego Pulgarín mostró su entusiasmo por el regreso del brillante mediocampista a la querendona Pereira. De esa manera hizo el contacto con un hincha agradecido quien puso el billete e hizo posible el homenaje para su ídolo de juventud.

“El Flaco” Cierra fue figura en un equipo de grata recordación como fue aquel Deportivo Pereira de las temporadas 1979,1980,1981 y 1982. Antes había pasado por Junior, Once Caldas, Santa Fe, Millonarios y Unión Magdalena.

En los tres primeros años de Cierra con el Pereira se tuvo el manejo de empresarios particulares como José Arenas con dos socios. Hubo taquillazos y buenos premios para los jugadores. Don Joe, reconocido como un gran empresario, montó una nómina competitiva. Luego le vendió el equipo a Octavio Piedrahíta, el millonario antioqueño que montó un “equipazo” en 1982.

Sergio Cierra y el orgullo de vestir la camiseta del Deportivo Pereira. Foto Diego Alexánder Pulgarín.

En aquel momento el Pereira miró cara a cara a los grandes y ricos de nuestro fútbol, en tiempos de “los dineros calientes”. Pero… no había un proyecto serio, y mientras el equipo ganaba y la afición llenaba su estadio, el dirigente Octavio Piedrahíta estaba negociando al Atlético Nacional cumpliendo con su sueño. El Pereira se quedó sin dolientes cuando pintaba para lograr un cupo a la Copa Libertadores.  El “Flaco” Cierra era uno de los jugadores que brindaban espectáculo en la cancha con la divisa amarilla y roja junto al “Mincho” Cardona, “Chiqui” Aguirre, Lobatón; y el inolvidable arquero, el “Caballero Quinta”, como le día el narrador Rey Mosquera a Quintabani.

En las temporadas de 1979 y 1980 también logramos ver un Deportivo Pereira que generó pasión y locura colectiva. El esposo de Anita María sumó 26 goles en 1980, muchos de ellos de tiro libre, y fue el máximo artillero del campeonato. En 1979 Sergio Cierra se nacionalizó como colombiano, según dato de Hugo Ocampo Villegas.

Hace 40 años Sergio Antonio Cierra fue contratado por Don Joe Arenas. Hoy, cuatro décadas después, él y su hija Carolina miran una nueva ciudad. En aquel tiempo no existía el completo urbano de la Villa Olímpica, entonces quienes asistíamos al estadio tomábamos un bus en el parque de la Libertad porque no había ruta para la Villa Olímpica. Otros llegaban por el Barrio Cuba. No existían los operadores para la venta de la boletería, en este caso los periodistas teníamos el mejor termómetro para saber el movimiento de taquilla: La Fuente Azul de don Hernán Salazar. Ahí en la carrera 7ª, llegando a la Plaza de Bolívar. Ese era el expendio oficial. Allí Henry Aguirre manejaba la registradora, es decir el billete de Fuente Azul y, por supuesto de la boletería, y nos tenía informados de cómo marchaba la venta. Afuera de este negocio los revendedores hacían su agosto. ¡Qué tiempos aquellos!

En el historial del Deportivo Pereira los hinchas de cada época disfrutaron de jugadores inolvidables:

En la primera etapa en el “Mora Mora” el goleador Casimiro Ávalos ocupaba un primer lugar en el pódium. Luego otro artillero como Eusebio Escobar se ganaba las palmas. Y que decir del Paraguayo Benicio Ferreira y del vallecaucano Jairo Arboleda. Cracks auténticos. Hubo equipos maravillosos como aquellos que ocuparon el tercer lugar en 1952, 1962, 1966 y 1974. El famoso “Kinder de López Fretes” en 1967 fue puntero del campeonato  pero se fundió al final por falta de nómina. Allí el puntero Gustavo Santa “era un volador con potente remate” Y entre los paraguayos no puede olvidarse a Isaías Bobadilla, Ángel Chávez, Eliseo Gaona, Apolinar Paniagua, Clemente Rolón y Arístides del Puerto. “El Flaco Cierra” figura en ese selecto grupo.

Hace poco y con ocasión de los 75 años de fundación del Deportivo Pereira, quien recibió el homenaje del equipo fue Benjamín “Mincho” Cardona, el puntero de la Unión Valle, quien no sólo levantaba certeros centros, sino que también hacía parar “la tribuna” en cada pique pegado a la raya como puntero derecho.

Y si seguimos citando nombres seguramente la nueva generación de fanáticos Matecañas recordarán a Hernán “El pite” Cardona, el goleador del ascenso en el año 2000. En  esa memorable temporada  fueron muy aplaudidos los desbordes de Hugo Sánchez y Rafa Castillo. Igualmente la gente recuerda a Carlos Darwin Quintero, figura y goleador de aquel Pereira de 2009 que clasificó entre los ocho, pero huyéndole al descenso.

El Flaco Sierra con su familia en Buenos Aires. Foto Diego Alexánder Pulgarín.

“Flaco” Cierra por siempre:

Para Sergio Cierra este reencuentro con su pasado más brillante en el fútbol profesional   alimenta su espíritu y aumentará ese amor que siempre ha profesado por la tierra que aprendió a querer; así lo comprobamos con Pacho Benítez cuando lo visitamos en Buenos Aires en 1997. En un reportaje reciente en el Carrusel Caracol, “El Flaco” Cierra dijo que en su carrera hizo cerca de 100 goles de tiro libre. En Colombia uno de los goles más espectaculares se lo anotó a Carlos Gay del América.

Para “El Flaco” Cierra la ciudad de Pereira es ese terruño donde celebró con Anita María su esposa, uno de sus mejores goles, el nacimiento de su hija Carolina quien se ha conmovido al conocer a “sus paisanos”. También ha comprobado el reconocimiento sincero para su Papá, el dueño de los tiros libres. Este Flaco querido quien ya peina canas se ganó un sitio especial en el altar de la memoria de la parcialidad del Pereira del alma. La hinchada Matecaña vibró con el triunfo en el clásico frente al Quindío en el arranque de los Cuadrangulares.

Todos se tomaron la fotografía, y recibieron su autógrafo. Ojalá esa buena vibra con el “Flaco” Cierra sea el impulso y compromiso para un equipo que siente el apoyo de su afición en el objetivo del ascenso en 2019.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *