Capsulas de Carreño

El fútbol antioqueño y el tango (1954-1955)

Por John Cardona Arteaga
Profesor Universidad de Antioquia
Expresidente DIM

Los últimos años de la década de los cuarenta en Colombia estaban enmarcados en grandes conflictos políticos y una acentuada violencia generada por los enfrentamientos entre liberales y conservadores, inscritos en un contexto social y económico negativo, matizado por los impactos derivados de la segunda guerra mundial. Quizás se precisaba de deportes populares como el fútbol y el ciclismo para calmar las conciencias alteradas y crear ídolos y héroes que sustituyeran en el ideal del pueblo, las imágenes negativas de las figuras políticas.

La liga del fútbol profesional colombiano se inicia en agosto de 1948, con la creación de la División Mayor del Fútbol Colombiano -DIMAYOR, y tiene como primer campeón al Independiente Santa Fe Luego, en su orden, lograron su estrella Millonarios en 1949, Deportes Caldas en 1950, Millonarios nuevamente en 1951, 1952 y 1953, Atlético Nacional en 1954 e Independiente Medellín en 1955.

Los primeros años de la participación de los clubes profesionales estuvieron asistidos por la llamada época del Dorado, a partir de una huelga de jugadores argentinos en 1949, caracterizada por el ingreso al país de importantes jugadores de Argentina, Brasil, Perú, Uruguay y Paraguay. Se pudo ver en Colombia el juego vistoso y efectivo de figuras como Alfredo Di Stéfano, Néstor Raúl Rossi, Julio Cozzi, Adolfo Pedernera, Ángel Perucca, René Pontoni, Neil Franklin, sin pagar los derechos de pases y trasferencias en una especie de “piratería” que permitió la incorporación a los clubes de futbolistas extranjeros de altísima calidad. Las costosas nóminas fueron el ingrediente principal de esta etapa que duró hasta 1954, y por ello varios clubes entraron en dificultades económicas que obligaron a su retiro del torneo durante varios años.

Néstor Raúl Rossi, Alfredo Distéfano y Adolfo Pedernera, jugadores de Millonarios en el Dorado.

Paralelamente con este fenómeno futbolero se produce una gran difusión del tango y sus intérpretes, particularmente en Medellín. La ciudad era la meca de las industrias fonográficas ya que allí se habían establecido las principales casas disqueras, como Fuentes, Sonolux y Codiscos. Además, se dice que los futbolistas argentinos venían cargados con una buena cantidad de discos.

Esa amalgama entre el fútbol y el tango se trasfiere a nuestra ciudad y empiezan a llegar grandes exponentes de la canción ciudadana, quienes fueron fieles intérpretes de las dos pasiones populares. Inclusive se presentan casos de jugadores que interpretan el tango o tienen actividad relacionada con éste. En 1953 llega a Barranquilla Osvaldo Peredo, quien había jugado en San Lorenzo de Almagro, para fichar con el Sporting Club. Un año más tarde estaba cantando y grabando tangos en Medellín. Por su parte, Efraín el “Caimán” Sánchez se vincula a Independiente Medellín en 1954 y, dada su pasión por el tango y por Carlos Gardel, inaugura su establecimiento denominado “El Caimán Bar”. A su vez, Gabriel Mejía Lopera, arquero del Atlético Nacional, interpreta tangos en su primera etapa y años más tarde, hacia 1974, su afición por esta música lo lleva a presentarse en la Casa Gardeliana, según nos comparte el amigo Rodrigo López, integrante entonces de “los Gauchos”.

Cuenta la familia del destacado arquero que el deportista combinaba sus éxitos futboleros con la interpretación del tango. Sus tenidas en sitios musicales fueron ampliamente comentadas:

“… Gabriel también se hizo cantante de tangos y fundó un bar para presentarse ante sus amigos: El Viejo Rincón de los Artistas.

El sitio se construyó en New York, Estados Unidos, en 1968, porque Gabriel se había ido a jugar al Nápoles de esa ciudad. Por las noches, después de los entrenamientos o los partidos, se iba para el bar y, junto a futbolistas argentinos como René Seghini y José Luis Lanza, se plantaba a cantar tangos de Gardel, Agustín Magaldi o Armando Moreno. Grabó cuatro discos.”((https://aeropuertoolayaherrera.gov.co/tango-futbol-aviones-de-papel/)

 

Justamente en 1954 llega a Medellín una agrupación tanguera que tendría mucha presencia en la historia del tango en la ciudad. Se trata de “Los Caballeros del Tango”, integrados por su director, cantante y violinista, Raúl Garcés, el bandoneonista Eliseo Marchese, Roberto “Pibe “Casal, Carlos Rossi y el cantor Carlos Valdez. Más tarde se uniría al grupo el pianista José “Pepe” Márquez.

La ascendencia de Marchese y Valdez con la dupla tango-fútbol fue notoria. Ambos habían nacido en Avellaneda tierra fértil en materia futbolera. Eliseo era reconocido hincha del Club Atlético Independiente. Adicionalmente, los dos se radicaron por muchos años en Medellín e hicieron parte de la rica historia del tango en Colombia.

Marchese se había iniciado muy joven en la agrupación tanguera de Joaquín Mauricio Mora, con quien se volvió a encontrar en Medellín hacia 1954, pues éste también había sentado raíces en esta ciudad de tango y bohemia. Su calidad interpretativa del bandoneón lo llevó a integrar las orquestas de Edgardo Donato y Miguel Caló en la época de “la orquesta de las estrellas”. Fue figura determinante más tarde con sus presentaciones en la Casa Gardeliana en Medellín, acompañado del cantor Chileno Agustín Copelli y de muchas figuras del tango criollo e internacional.

Cuando Marchese llega a Medellín ya había participado en composiciones relacionadas con el fútbol.   Se conoce en Uruguay el tango Peñarol y siempre Peñarol de Reinaldo Yiso en letra Juan Esteban Martínez y Eliseo Marchese en música, interpretado por la Orquesta de Juan Esteban Martínez en la voz de Luis Alberto Fleitas.

 

En cuanto a Carlos Valdez, su nombre de pila era Carlos Hidalgo Rodríguez Cano y su denominación artística se la debe a Juan Canaro, hermano de Francisco Canaro. En la década de 1940 estuvo vinculado a la orquesta de Domingo Federico, donde compartió la parte vocal con Enzo Valentino y Hugo Rossi, además de grabar dos temas con esa agrupación.

Por su vínculo afectivo con las dos actividades populares, Marchese y Valdez fueron artífices de tres temas que hoy nos ocupan en esta historia. Se trata de los tangos Nacional (1954), Viva el Medellín (1955) y El jugador criollo (1955).

 

Atlético Nacional y su primera estrella

En el mismo año de llegada a Medellín de estos cultores de la música ciudadana se presenta el primer título de Atlético Nacional en la liga colombiana, justo en el momento en que culmina la época del” Dorado”, acabando con la “piratería” en el fútbol colombiano a raíz del “Pacto de Lima” de 1951.

Bajo la dirección técnica del argentino Fernando Paternóster, Nacional cumplió una destacada participación rompiendo la hegemonía de los clubes capitalinos. Con un grupo de destacados jugadores criollos y de nacionalidad argentina, uruguaya y paraguaya se coronó campeón el 26 de septiembre de 1954. Sus principales jugadores fueron: Humberto “Turrón “Álvarez, Gabriel Mejía, Ulises Terra, Atilio Miotti, Hernán Escobar, el goleador Carlos Gambina, Nicolás Gianastasio, Ignacio Calle, Domingo Pepe, Miguel Ángel Zazzini, Casimiro Ávalos.

De inmediato el tango relató el éxito del club verdolaga y brindó el reconocimiento a sus deportistas y entrenador triunfantes. Se compuso y grabó el tema Nacional con la intervención de Marchese y Valdez. Aportamos en esta historia los datos de esta obra y la letra que recuperamos de su grabación:

 Nacional

-Tango
-Autores. Eliseo Marchese y Carlos Valdez.
-No se identifica quien es el responsable de la letra (asumimos que es Valdez) y de la música (creemos que sea de Marchese).
-Interpreta Carlos Valdez con los Caballeros del tango dirigidos por Raúl Garcés.
-Sello Sonolux L-1104

Nacional, vos te has ganado el cariño de la hinchada
Por la forma de jugarte con coraje y con tesón,
Y tus hinchas sólo esperan que esta vuelta será tuya
Y que llegues triunfalmente a la meta de campeón.

No hay domingo que no dejen de alentarte con sus gritos
Cuando te jugás entero los dos puntos de rigor,
Pero si la mala suerte quiere que salgas vencido
Se conforman porque saben que has perdido con honor.

¡Nacional!
Es el grito de tu hinchada.
Son las voces de la barra que te alientan sin cesar.
¡Nacional!
Tu casaca color verde,
Como es verde la esperanza de que llegues a triunfar.¡Nacional!
Has conquistado de tu hinchada lo mejor
Y es el grito emocionado,
¡Nacional! ¡Nacional!

Defendiendo los tres palos lo tenemos a Mejía,
Que con Miotti y Echeverri forman trío de valor,
En la línea media, Calle, Gianastasio, el negro Terra,
Tres puntales que defienden tu color de sol a sol.
Es tu línea delantera conducida por Zazini,
Pepe, Álvarez, Moyano y Gambina el goleador
Don Fernando Paternóster, una gloria de otros tiempos
la dirige sin desmayos por la ruta de campeón.

¡Nacional!
Es el grito de tu hinchada.
Son las voces de la barra que te alientan sin cesar.
¡Nacional!
Tu casaca color verde,
Como es verde la esperanza de que llegues a triunfar.¡Nacional!
Has conquistado de tu hinchada lo mejor
Y es el grito emocionado,
¡Nacional! ¡Nacional!

¡Arriba muchachos!!
Nacional, Nacional, Nacional.!!!
¡Nacional!!

Se puede escuchar este tema en el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=U2leBCboha4

Debemos anotar que este tema fue grabado en 1971 por Reynaldo Martín “el alemancito” con acompañamiento del conjunto dirigido por Pepe Márquez, adicionando la narración de Jaime Tobón de la Roche y los nombres de los jugadores de ese año.

(John Cardona Arteaga – Profesor Universidad de Antioquia – Expresidente DIM)
Medellín, febrero de 2020.

Compartir:

2 comentarios

  1. Donald

    2 febrero, 2022 at 8:59 pm

    POR EL FÚTBOL ANTIOQUEÑO Y EL TANGO
    Buen artículo pero deberían aclarar que la versión del tango del 71 fue modificada para incluir a los jugadores de ese año, es decir la alineación, también si Marchese aún estaba en Medellin veinte años después.
    Donald

    Hincha de Junior
    Soacha

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top