Capsulas de Carreño

El impacto social del fútbol y sus retos.

Por Guillermo Carmona

 

 

*El Estado está en mora de conectarse y acercarse al fútbol, no solamente para controlarlo.

—-

El fútbol es el deporte más popular del mundo, es un auténtico gueto social, alegra la vida, emociona, ilusiona, divierte y recrea, saca a muchos jóvenes de los espacios del vicio, genera pasiones y sentimientos, une los pueblos.

Para triunfar en el fútbol, de manera viable, rentable, sustentable y sostenible, se requiere , por parte de empresarios, dirigentes, cuerpos técnicos y jugadores, principios y valores, filosofía, políticas y objetivos supremamente sólidos y claros, gobierno corporativo, planeación estratégica de largo plazo a nivel deportivo y corporativo, excelente liderazgo, darle mucha importancia a la comunicación, la publicidad, la infraestructura y la tecnología, contar con verdaderos Maestros en materia gerencial y deportiva.

Se requiere visión, inteligencia, disciplina, orden, actitud, persistencia, consolidación y versatilidad de módulos tácticos y estratégicos y consecuente definición de perfiles y requisitos de los deportistas, convicción y alta inversión en divisiones menores. Para ser exitosos en fútbol, tiene que jugarse bien el ajedrez…

El fútbol conversa con todos y tiene gran fanaticada en todos los estratos sociales.

Debe merecer mejor atención del Estado y extirpar sombras y malas prácticas.

Debieran desaparecer la informalidad y la ausencia de gobierno corporativo en la mayoría de equipos, los dineros non santos, la falta de suficiente claridad sobre la propiedad accionaria en algunos elencos, los arbitrajes irregulares, la incidencia nociva de los apostadores, las barras bravas y violentas, las reventas abusivas de boletería, el entorno inseguro para asistir al fútbol en familia.

El Estado está en mora de conectarse y acercarse al fútbol, no solamente para controlarlo y ayudarlo a depurar eficazmente, sino también para fomentar su práctica en todas sus categorías y edades y construir canchas en todos los municipios del país, especialmente en
los más pobres.

Que vivan y se fortalezcan en todos los tiempos, como la educación, el fútbol, el ajedrez y todos los deportes.
(GC)

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top