Capsulas de Carreño

El marido y el sillón. Por Julio César Rodas Mejía

Por Julio César Rodas Mejía

 

*No todas las fábulas son infantiles. Ni las de Esopo, ni las de Pombo. Tampoco las de Giraldo.

Todos hemos oído aquella del marido y el sofá. Vale a groso modo recordarla.

Se trata de un marido confundido, perdido en su propia realidad, inepto y alcahueta; que tiene poco criterio de valor sobre sus cosas y que, con tal de no resolver su propio problema, enreda más su misma vida.

Ese personaje (póngale el nombre que se está usted imaginando) encuentra, cualquier noche de esas, a su esposa, la suya de él, siéndole infiel con otro cualquiera ¡en el sofá de su propia casa!.

Su pragmatismo es alucinante: pone en venta, inmediatamente, el sofá.

Claro que ese sofá, el de la fábula, no habla, no cuenta, no nada. Se va callado para Paraguay.

A mal que estamos, no joda.
(Julio César Rodas Mejía
Septiembre de 2020).

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top