Capsulas de Carreño

El partido estaba en el banco

Por Miguel Robledo Restrepo.
Columnista Cápsulas.

 

 

 

Atlético Huila 0 – Atlético Nacional 0. Agosto 20 del 2023

Tras 60 minutos de bostezos en los que ambos equipos parecían tenerle asco al balón, pues se lo pasaban del uno al otro sin hacer nada por tenerlo o administrarlo, excepto por las incursiones de Marcus Vinicius a quien Robert Mejía le dio demasiadas libertades y de Fáber Gil, muy torpe con el balón, el primer tiempo y parte del segundo fueron para el bostezo.

Nacional con Mier en la puerta; atrás Román, Aguirre, Zapata y Angulo. En el medio John Duque, Mejía y, un poco más adelantado Cantera y adelante, Néider, Jefferson y Deossa y ante un Huila igual de desganado, ambos equipos se dedicaron a pelotear la esférica y a tirarla a cualquier parte, menos a un compañero. Fue un primer tiempo sin que los porteros se ensuciaran el uniforme. Cuando Cantera se para de espaldas al arco rival, se sabe que el trámite será lento. Y así fue.

Se rescatan algunas aproximaciones del Huila, que siempre partieron de los pies de Vinicius y que no fructificaron, a pesar de que Kevin Mier se mostró inseguro e impreciso durante todo el partido.

NEIVA. Nelson Deossa preparando el zurdazo de gol. Foto @nacionaloficial.

El segundo tiempo transcurría de la misma forma hasta el minuto 60 cuando empezó, realmente, el juego. Nacional sacó a Cantera, Mejía y Román quienes dieron paso a John Solís, Tomás Ángel y Edier Ocampo y qué jugador es Solís; se echó el equipo al hombro saliendo desde su propia zona y llegando hasta el área contraria; y desde ese momento empieza El Verde a arrimarse con peligro.

Tiro de esquina que cobra Néider Moreno; Jefferson Duque cabecea al palo contrario y el portero Figueroa pivotea el balón antes de la entrada rauda de Tomás Ángel. A renglón seguido, Ocampo rechaza un tiro de esquina que Solís recoge con la cabeza; recorre media cancha y le entrega el balón a Néider, en el momento preciso, pero esta hace una de más y le da tiempo al portero Figueroa de enviarla al tiro de esquina.

Poco más tarde Néider cobra un tiro de esquina; puñetea el arquero, hay doble cabezazo ofensivo y una preciosa chalaca de Tomás Ángel es controlada por el arquero.

Ya hay llegada y emociones y la que sigue es de lujo. Edier Ocampo avanza por derecha; la cede a Ángel quien busca el espacio pero prefiere tocarla atrás a Deossa que venía perfilado para meter un potente zurdazo rastrero al palo izquierdo de Figueroa y convertir el gol que aseguraba parcialmente el triunfo.

A los 76’ salen Jefferson y Néider para dar paso a Eric Ramírez y a Brahian Palacios, cambios intrascendentes en el desarrollo del partido.

Sigue una jugada del Huila en salida; balón que profundiza Gil, preciso a los pies de Caicedo y con Zapata y Aguirre en línea baña a Mier para un gol que es anulado por fuera de lugar milimétrico como lo muestra el VAR.
En jugada posterior, un jugador del Huila entra atropellando y cae aparatosamente pero el árbitro no compra el supuesto penal.

Termina el juego con victoria merecida para El Verde que cambió el partido con el ingreso de Solís, Ocampo y Ángel, estos dos últimos, artífices del gol del triunfo y un Solís inmenso, que se tragó la cancha en los 30 minutos que jugó.
Miguel Robledo Restrepo.
Columnista de Cápsulas.

Compartir:

Un comentario

  1. Jorge Iván Londoño Maya

    22 agosto, 2023 at 5:42 am

    EL PARTIDO ESTABA EN EL BANCO
    Miguel, cordial saludo. Como dice mi vecina y amiga, Beatriz Ángel, «tal cual». Y muy cierto, el partido y el triunfo estaban sentados en el banco, lo que daba para haberlos entrado de una para el segundo tiempo, y no esperar 15 minutos. En ese aspecto Amaral es lento para leer lo que está pasando, pero como decían nuestras abuelas, «no hay dicha completa».
    Jorge Iván Londoño Maya

    Hincha de Nacional
    El Retiro

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *