Capsulas de Carreño

El primer paso para escalar la gloria.

Ilustración @Dimayor.com.

==

Por Jorge Alberto Cadavid M.
Columnista Cápsulas.

 

*Un paso más cerca de la gloria, para un escalón superado que busca llegar a la 17 estrella.
==

 

No hay nada ganado, el contrincante es un equipo armado, estructurado, lo muestra en la cancha, con su dinámica, el orden y jugadores maduros, que tienen un libreto que interpretan de memoria.

Nacional inicia como en casi todos los primeros tiempos, nervioso, impreciso, con una inquietud o un interrogante, Guzmán inicialista.

Juego sin espacios, Tolima impone su orden y Nacional se ve con disposición pero sin equilibrio, las transiciones de los Pijaos inquietan, generan riesgo, el juego es en largo.

Nacional tiene su mejor oportunidad con Guzmán a pase de Candelo, que conjura bien el guardameta Domínguez.

A los 22 minutos a tiro de esquina, malas referencias de la defensa Verde y llega una anotación que es un baldado de agua fría para un estadio colmado y comprometido.

Es una contienda ante un equipo compacto, organizado, tratado de ser superado con ganas, corazón y disposición, aislado en sus conexiones, imposible, el fantasma de Tolima tu papá, iba minando el aguante de la afición.

Nacional insistía, el show de derecha a izquierda hace su aparición, Candelo intempestivamente suelta fuerte remate, el arquero rechaza y atento Banguero como un fantasma rompe la noche y empata.

Acostumbrado a iniciar perdiendo , iguala o remonta antes de terminar la inicial.

Pero está el Arriero poniendo mano, actuando, mostrando su análisis y manejo, inicia la complementaria con un cambio Andrade por Jhon Duque, arriesga, deja al guapo Gómez, solo para batirse en la contención.

Ya la percepción es otra, ya es Nacional el equipo en la cancha, sin que Tolima desentone.

A los 58 minutos sale Guzman , ingresa Barrera, el local intentaba, el visitante conjuraba y contraatacaba.

Y llega a los 70 minutos el gol de otro partido, el gol de las virtudes, Candelo de villano a héroe, tenia resistencia por algunos desaciertos.

¡La primera virtud recuperar el balón, segunda virtud, vista al frente, arquero fuera del arco, tercera virtud el disparo que surca más de 58 metros, hace una elipse de gloria y se anida en el arco pijao, gol para la gloria, para la historia, para el recuerdo y hasta para la estrella, será?

Un estadio volcado, rendido, convencido, animaba, motivaba, empujaba, era el momento de dar la puntada definitiva para el momento.

Mier otra vez destacado, entrega por derecha a Mantilla, termina en Gómez para volver al show derecha – izquierda, en este sector Andrade, desborda, aguanta, aguanta, aguanta, dispara y vence, es el tercero, para un paso más cerca de la gloria, para un escalón superado que busca llegar a la 17 estrella, para un sorbo del brindis del triunfo.

Y así de definitivo, todo gracias al » Arriero » Herrera, el héroe de la fecha .

No todo está ganado.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top