Capsulas de Carreño

El Temible Maracaná.

Selección Preolímpica de Colombia a los Juegos de Roma 1960. Primer equipo goleado en el estadio ‘Maracaná’. Foto archivo Tobías Carvajal.

===

  • En tres partidos, perdemos por 19-3 en Río de Janeiro.
  • Frente a Cruzeiro el éxito y la derrota.

====

 Por Tobías Carvajal Crespo.

 

Definitivamente el viejo y luego remodelado gigantesco estadio de ‘Maracaná’ no ha sido el escenario más propició para el lucimiento del fútbol de Colombia, a nivel de seleccionado juvenil, de mayores y equipos de la Dimayor.

La debacle comenzó hace 63 años, cuando el equipo pre-olímpico para Roma 1960 (primera vez que Colombia tenía la pretensión de participar) cayó apabullado por anotación de 1-7 frente al equipo brasileño, que tenía entre otros al posteriormente famoso Gerson y a Othon Alberto D’Cunha, años más tarde jugador del Atlético Junior.

El 27 de diciembre de 1959 (luego de triunfar en Bogotá por 2-0) el equipo del médico Gabriel Ochoa Uribe sucumbió por anotación de 1-7, partido que sirvió para ‘inmortalizar’ a Manuel Manjarrés, como ‘Maracaná’ Manjarrés. En esa jornada el goleador brasileño fue China.

En el mismo escenario, Colombia a órdenes del estratega criollo Francisco ‘Cobo’ Zuluaga, rumbo a México-1970, cayó por guarismo de 2-6. Como paliativo, el equipo nacional logró anotar, por primera vez en la historia en el arco auriverde, diana de Orlando Mesa Celis. El segundo de Jorge Ramírez Gallego.

Entre los porteros Otoniel Quintana y Luis Largacha soportaron la ‘paliza’. El más veterano de aquella formación criolla era el zaguero Hermenegildo Segrera. Un 21 de agosto de 1969 para olvidar.

Pero la dosis se repitió -y peor- el 9 de marzo de 1977, con miras en el Mundial de Argentina 1978. También en el ‘Maracaná’, el onceno brasileño sometió a Colombia por guarismo de 6-0. Implacables los dueños de casa con el portero argentino nacionalizado, Luis Gerónimo López como el gran sacrificado de turno.

Fue la noche de la ‘celebre’ actitud del samario Eduardo Emilio Vilarete, sentado en el balón, en el centro del campo, esperando la reanudación del tiempo final que parcialmente decretaba un contundente 0-4 en contra.

Como quien dice, sumados los tres partidos de selección, un marcador contundente de 19-3 en 270 minutos de juego.

Ahora a nivel de equipos profesionales de la Dimayor, la enorme superioridad de Flamengo sobre Deportes Tolima, a cargo del siempre reconocido buen técnico Hernán Torres Oliveros por el contundente resultado de 1-7.

Pero al mismo nivel de clubes profesionales, la mayor goleada en contra data del 15 de octubre de 1992 -casi 30 años- en cumplimiento de la Recopa Suramericana. En el estadio ‘Mineirao’ de Belo Horizonte, el Cruzeiro goleó a Atlético Nacional por 8-0, ante más de 60.000 personas. Renato Gaucho hizo cinco tantos. La mayor goleada de la historia a un equipo de Colombia, en torneos internacionales de clubes.

Por aquellos días el técnico ‘Verdolaga’ era Juan José Peláez.

Por cosas de la vida, Atlético Nacional el 6 de abril de 1975 -es decir 17 años antes- en partido de la Copa Libertadores de América, 16ª. edición, se había erigido como el primer equipo profesional colombiano, capaz de ganar a un rival brasileño en su propio campo.

Triunfo inolvidable de Nacional al propio Cruzeiro por 3-2, anotaciones de Hugo Horacio Lóndero en dos ocasiones y Víctor Campaz.

o-o-o-o-o-o

P/D.

Mucho se dijo, antes de la designación de Néstor Lorenzo, de la importancia de haber elegido como técnico nacional a un hombre de la tierra, nombramiento que bien merecido tienen profesionales como Hernán Torres y/o Alberto Gamero.

Pero si acontece que Colombia pierde por 1-7 algún partido eliminatorio al mando de Hernán Torres, ¿qué le ocurriría, conociendo los antecedentes….? Claro que Colombia no es Tolima en las Eliminatorias.
=====

Compartir:

Un comentario

  1. Ramiro Gallego Fdez

    9 julio, 2022 at 9:13 am

    POR LA COLUMNA DE TOBÍAS CARVAJAL
    Alcanzo a reconocer al portero Ernesto «el loco» Lopera y Mario Agudelo , los dos primeros de pie a la izquierda, Héctor «Canocho» Echeverri de pie el último a la derecha , hincados a la izquierda Uriel Cadavid y Carlos Campillo.
    Gratos recuerdos de mi paso como «recogebolas» en el Atanasio Girardot donde los vi jugar unos en el DIM ( Canocho, Uriel ) y otros en Nal (Campillo, Lopera y Agudelo ).
    Ramiro Gallego Fernández

    Hincha de DIM y Real Madrid
    Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top