Capsulas de Carreño

El Verde, extravió su brújula. Por Guillermo Carmona Molano.

Por Guillermo Carmona Molano

*Algo está pasando en el verde. Nadar contra la corriente y contra la lógica, no es lo más inteligente.

INÉDITO: Atlético Nacional eliminado, pero cuerpo técnico, jugadores y dirigentes se enfrentan a hinchas y periodistas. Pelea mal casada.

Están nublados y despistados los equipos o las empresas que desafían o les importa un rábano el pensamiento de sus clientes o hinchas.

Increíble, la opulencia, la soberbia, la arrogancia, la ceguera.

Profesor Lillo, comuníquese bien, lea mejor nuestra idiosincrasia, entienda que en el fútbol priman los resultados, el carisma, los buenos modales. Es usted quien tiene que adaptarse a nuestra cultura y exigencias y no nosotros a su incultura y malos resultados.

La Organización Ardila y los directivos del Verde no dimensionan el valor de su hinchada y son autistas frente a sus fundados cuestionamientos. Allá ellos. La voz de los hinchas, el clamor del pueblo, son sabios, no se equivocan.

El Doctor Andrés Botero no es futbolero y tampoco ha sido de buen recibo por la fanaticada y le queda mal salir a abrigar lo que no anda bien. Muy solidario, pero crecerá su divorcio con la hinchada.

Henriquez y Macnelly deben respaldar al Técnico con un mejor rendimiento. Armani, monumental como deportista y como persona, ojalá no se sume a liderazgos negativos.

Los jugadores respaldan a Lillo en el micrófono y en las ruedas de prensa pero no en la cancha.

¿Qué no les gustaba de Rueda y su equipo de trabajo, ganadores, y qué es lo que tanto aman de Lillo y su equipo de trabajo, perdedores?

Interesante averiguarlo, desafío periodístico. Lo que sí está claro es que los valores, la disciplina, el riguroso entrenamiento de deportistas profesionales de alto rendimiento no se negocia.

La hinchada ha sido fiel y solidaria con Nacional durante 70 años. El periodismo también ha hecho enormes e históricas contribuciones en la promoción de los logros del verde. Los jugadores, por estrellas que sean, son efímeros, permanecen en los clubes entre1 y 5 años y no pueden desconocer a quienes los han llenado de gloria y reconocimientos.

Algo está pasando en el verde. Nadar contra la corriente y contra la lógica, no es lo más inteligente. Extraviaron la brújula, ojalá la encuentren, por bien de todos.

([email protected])

Compartir:

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top