Capsulas de Carreño

En 3 partidos nos dieron con todo.

Por Oscar Rentería Jiménez, Cali.

 

*América cayó en el Pascual, Pasto consiguió su primera victoria contra el Cali y Rueda regaló cuatro puntos en Bolivia y Paraguay.

—-

 

Desde hace mucho tiempo soy admirador y amigo de Juan Carlos Osorio, quien, hasta antes de su último fracaso con Nacional, demostró ser uno de los mejores entrenadores de Suramérica y por eso ocupó cargos muy importantes en cotizados equipos y en selecciones mundialistas como las de México y Paraguay.

Por eso le sugiero respetuosamente que no insista más con la terquedad de su rotación, que ya lo sacó del Nacional en su segunda etapa y que lo tiene en las puertas de repetir lo mismo con América. La rotación es buena y conviene, pero cuando se tiene la nómina ideal y cuando el equipo está sobrado en la tabla de posiciones.

Hace rato está fracasando con ella y para colmo de males en el último partido volvió a dejar en el banco a jugadores como Ramos, Quiñónez y Ureña, quienes, al entrar en el segundo tiempo contra Quindío, demostraron que no son la última maravilla del mundo, pero que merecen estar como titulares en la alineación principal del equipo rojo. Está tan equivocado Osorio, que ya la afición empezó a pedir su renuncia y a gritarle burro desde las graderías del Pascual.


LA DERROTA 

Reconozco que con Quintabani este Quindío está para pelear con cualquiera. Es un equipo recién ascendido, que no necesitó de refuerzos para competir en la A y que ya demostró que tiene fútbol para responder y competir con los grandes.

Frente al América se defendió bien, pobló el medio campo con una buena marcación y adelante se llevó los tres puntos con el estupendo gol de Chaverra. América, por el contrario, terminó con su arquero Novoa como figura, con jugadores mal ubicados en la cancha y con un rendimiento que lo llevó a la derrota. Arrieta no lo hizo mal, Marlon Torres se defendió, no entiendo por qué salió Segura y con Mosquera la situación no fue fácil.  Mientras Andrade se ha convertido en el hijo de Osorio y juega en todos los puestos, Carvajal no marca diferencia y Sierra debió que terminar el partido como titular. Lucumí no recupera su fútbol, Gustavo Torres corre, pero no hace goles y no entiendo por qué se contrató a Mauricio Gómez. Los cambios le modificaron en actitud la cara al América, pero llegaron demasiado tarde para evitar la derrota.

EL CALI 

Motiva tremenda tristeza y rabia, que mientras el equipo femenino con gran campaña está en la final de la liga, el masculino no desperdicia momento para pegar los petardos más grandes de los últimos años. Cayó en su reciente partido contra un colero como Pasto, que hasta esa fecha no conocía la victoria en el campeonato.

Flabio Torres le demostró a Alfredo Arias, como se consigue un gol atacando y como se tiene que defender un equipo para quedarse con los tres puntos. Alfredo Arias necesito 16 jugadores y no pudo marcar un gol. Fue horrible su planteamiento al atacar con mucha gente por el medio, lo que facilitó al Pasto su labor defensiva.

SE VA 

Menos mal que arreglaron la salida de Arias y se va del Cali después de dos años de fracasos. Pero Alfredo Arias no tiene por qué marcharse solo. Es tan culpable como el presidente Marco Caicedo. Viene la asamblea y hay que salvar al Deportivo Cali como sea. Imposible que no encuentren una persona capaz de lograr lo que merece el equipo verdiblanco. A diario me llaman a decirme cosas, pero siempre con el cuento que no mencione nombres.

La Junta está unida en sus reuniones, pero no en las conversaciones particulares. Caicedo pretende seguir y nadie lo entiende después de tantos y tantos errores. Pidan la situación financiera y se darán cuenta, que no solo el Deportivo Cali pierde en la cancha. Ya hasta se habla de inversionistas extranjeros, algo que nunca pensaron otros presidentes. Recuerdo que el Cali era el club de mostrar en Colombia. Hoy día con tristeza tengo que reconocer que ya no es así.

COLOMBIA 

La selección por culpa de Reynaldo Rueda, empató dos partidos que estaba obligada a ganar. Enfrentó a la peor Bolivia de la eliminatoria y a un equipo paraguayo flojo y sin figuras. Contra Bolivia las equivocaciones de Rueda abundaron y el domingo en Asunción nunca pudo elaborar un esquema que le permitiera sumar los tres puntos.

En una determinación imperdonable y cuando tenía todo para ganar, metió dos volantes de marca y acabó con todo, porque Paraguay en los últimos minutos estuvo a punto de lograr la victoria. Quiera Dios que Chile no nos acabe de amargar la eliminatoria, porque después vienen compromisos mucho más complicados y difíciles. En la Paz y Asunción tuvimos jugadores, pero técnico no.

Hasta la próxima. 
@oscarrenteriaj  

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top