Capsulas de Carreño

En el clásico sobraron ganas y entrega. Por María Victoria Zapata B.

Por María Victoria Zapata B.

*En lo que si  empataron  verdes y rojos fue en combatividad.  A ambos les sobraron ganas y entrega.

—-

 

Muy buen partido el clásico Nº297, jugado ayer en el estadio Atanasio Girardot .

Sin especulaciones, sin concesiones y sin avaricia, las dos escuadras lo dejaron todo en el gramado de nuestro  máximo coliseo deportivo.

Fue un  compromiso  que  mostró  los ingredientes  propios de  un juego entre los tradicionales rivales de plaza:  Fútbol, intensidad, pundonor, opciones y  espectaculares atajadas de los cancerberos David González y  Fernando Monetti .

Nacional con  muy buena visión táctica del técnico Almirón, gran trabajo de Macnelly Torres  y Aldo Leao Ramírez,  mayor volumen de ataque, especialmente en el período complementario,  manejo del balón  y dos anotaciones-de Dayro Moreno y Vladimir Hernández, en los minutos  27 y 90+1, respectivamente, que le entregaron los tres puntos en disputa. El lunar lo  constituyó el zaguero Diego Braghieri,  rudo,  beligerante, desconocedor del juego limpio y a quien, de manera inexplicable, el árbitro le perdonó la tarjeta roja directa  por agresión a Leonardo Castro.

Independiente Medellín, por su parte,  tuvo  dos claras oportunidades  de abrir el marcador al inicio del partido, con Cao y Caicedo,   y una  muy aceptable   gestión en mitad de campo con Andrés Ricaurte y Daniel Cataño.  Llegó con peligrosidad  al arco de Monetti y  destacó la excelente labor del  arquero David González   a pesar de los dos goles recibidos,  y derrochó   valentía  durante la totalidad del partido.

El relevo  del goleador Germán Cano por lesión, al minuto 32,  le arrebató al DIM su líder en zona de ataque y de Yairo Moreno, al 72, por   decisión técnica, le quitó fuerza ofensiva, en momentos en que el DIM buscaba con afán la anotación de la igualdad.

Mientras la presencia de Rodín Quiñones y Mauricio Gómez en el terreno  de juego fue intrascendente para el DIM,  el ingreso de Vladimir Hernández en Nacional, al minuto 80, le imprimió velocidad al ataque verde y le permitió la celebración del segundo gol  en los últimos instantes del partido.

No obstante sus  reiterados fallos  en  tenencia y transporte del esférico, definición y  sus preocupantes vacíos defensivos,  el cuadro rojo hizo acopio de transpiración  y tenacidad  hasta el pitazo final. El esfuerzo, sin embargo, no fue suficiente  para evitar su quinta  derrota  en el campeonato.

 

Complicado debut en Sudamericana
Así como ayer  se cumplió una vez más aquella vieja sentencia de  “quien no los hace los ve hacer”,  también   el gravísimo problema  en la zaga le vuelve a cobrar por ventanilla al DIM. Tanto laterales como centrales  ratifican la insolvencia  del Equipo del Pueblo en materia defensiva y aumentan las preocupaciones de cara al inicio de la participación roja en Copa Sudamericana, el próximo jueves, ante el paraguayo Sol de América, en el estadio Luis Alfonso Giagni, en Asunción.

Igualmente inquietan   las ausencias de Daniel Cataño y Germán Cano, para dicho juego internacional que se suman a la del zaguero Jorge Segura,  lesionado en el  reciente juego ante Patriotas.

Demasiadas preocupaciones para el debut rojo en territorio guaraní.

 

Conclusión
Poco resta por decir de un clásico que tuvo en los arqueros Monetti y González a las figuras más relevantes del partido. Nacional acertó en definición y en esquemas tácticos, lo que no ocurrió con el Deportivo Independiente Medellín, quien no solo perdió a su caudillo del ataque cuando apenas transcurría media hora de juego sino que  volvió a  fallar, además, en  zona defensiva.
Ganó el cuadro  de Almirón, 2-0, el clásico Nº 297. En lo que si  empataron  verdes y rojos fue en combatividad.  A ambos les sobraron ganas y entrega.
(María Victoria Zapata B.)

 

Compartir:

4 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top