Capsulas de Carreño

 En el DIM, cada partido una tortura. Por María Victoria Zapata B.

MEDELLÍN. Javier Reina, guía del DIM, vs. Jonathan Murillo, zaguero de Jaguares. Melancólico empate a un gol porque los dos equipos están en posiciones bajas. Foto @Dimayor.

Por María Victoria Zapata B.

 

 

*Seguiremos  luchando  por la  supervivencia del Decano, por la pronta  VENTA DEL EQUIPO y por ese nuevo amanecer.

Ni siquiera con Jaguares se pudo.  Porque ya el triunfo para el Deportivo Independiente Medellín es un lujo, una singularidad o toda una  proeza.

Llegó a tal extremo la  degradación  del equipo, que las  vergonzosas presentaciones, con derrota incluida, ante  Alianza Petrolera, Equidad y  Boyacá-Chicó, lo mismo que los magros empates en el Atanasio Girardot con Deportivo  Pereira y Jaguares de Córdoba,  no hicieron más que confirmar y reconfirmar  que a la nómina roja  le arrebataron hasta su más elemental aspiración,  hasta  la posibilidad de  vencer al colero del campeonato.

Al DIM lo convirtieron en un equipo subyugado, avasallado y rendido antes de la pelea. En un equipo perdedor.  Al despojarlo de su nómina y de su competitividad, le quitaron, además,  todos sus argumentos deportivos y su  espíritu de lucha. Lo dejaron huérfano de fútbol, de lineamientos tácticos, de ganas, de alma. Lo dejaron vacío del todo.

El Deportivo Independiente  Medellín que vimos ayer ante Jaguares, es el mismo que observamos fecha a fecha, partido  a partido. Un equipo amorfo, incoloro, inexpresivo, carente  de chispa y de alegría. Y es el mismo que inexorablemente se hunde  en el abismo ante la  impotencia de unos jugadores  incapaces de revertir la gravísima situación y de una afición cada vez más golpeada y humillada.

 

No dan la cara…!!!

 ¿Y los directivos?  Solo   han dado la cara para inventar cuentos, para engañar a la hinchada con  estrafalarias historias de procesos y  logros imposibles de alcanzar y  con retóricas inspiradas en  embustes y más  embustes.

Hoy, que el DIM se encuentra  sumido en un pozo oscuro y del que le es imposible salir a flote de no ocurrir pronto el cambio de propietario, el relevo  dirigencial y  la reestructuración total que el Equipo del Pueblo pide  a gritos y los hinchas no nos cansamos de implorar,  el silencio  en las oficinas del DIM es total. La entereza, la  valentía, el temperamento y el rigor que deben  identificar a un dirigente deportivo en todo momento, brillan por su ausencia  en circunstancias como la actual  en la sede administrativa del DIM.

Esta nefasta  y exterminadora administración roja que ya ha  demostrado hasta la saciedad, con sus desatinadas acciones,  que sus lazos afectivos con Independiente Medellín son  tan falaces como el proyecto aquel de los cuatro títulos locales y una Libertadores en los próximos tres años, tampoco se ha tomado la molestia de  dar la cara, ni de hablar.

Y no es poco lo que tiene que decir, lo que tiene que explicar. La responsabilidad directa, que es mucha,  de los señores  Felipe Trujillo, Juan Bernardo Valencia y Jairo Vélez en este caos administrativo. Y es hora de aclarar las razones sobre el desmantelamiento total del DIM  y de conocer la posición del señor Raul Giraldo y cuales son sus pretensiones, después de haber acabado  en tan poco tiempo  con el equipo que dice tanto amar… Su  gestión entre los años 2014 y 2016  fue una ilusión fugaz, un embeleco…

Por ellos, por estos directivos sinónimo de destrucción,  hoy el DIM es un equipo nublado y  oscuro. Es un equipo sin presente. Y es una institución con un futuro  tan sombrío como incierto.  El 1-1 ante Jaguares ratificó la pobreza que tenemos en nómina y la miseria que tenemos en dirigencia.

Nosotros, la gran mayoría de hinchas,  el único activo que  le queda al equipo,  y proscritos por una dirigencia  incapaz y  mentirosa, seguiremos  luchando  por la  supervivencia del Decano, por la pronta  VENTA DEL EQUIPO y por ese nuevo amanecer que tanto anhelamos para nuestro amado DIM.
[María Victoria Zapata B.]

Compartir:

8 comentarios

  1. Juan Fernando Correa

    18 octubre, 2020 at 3:30 pm

    *Del hincha integral
    Buenas tardes señor director Alfredo

    Hablando hoy no de fútbol sino que es el realmente ser un hincha integral, es la reflexión de hoy..

    Un verdadero hincha es quien va a un estadio de futbol a apoyar su equipo y jugadores, no ha insultarlos.

    Un hincha es quien compra su boleta de su bolsillo y no espera que alguien lo invite.

    Un hincha leal es quién compra los «trapos», la camiseta, la gorra y souvenires en la tienda oficial, no en la calle en un agachese.

    Un hincha respetuoso es quien NO va al estadio cuando quiere manifestar su enfado y omite manifestarse de manera obscena en redes sociales.

    Un hincha fiel a su equipo compra el canal exclusivo de fútbol de TV cerrada, para que parte de ese ingreso llegue al equipo de sus amores.

    Un buen hincha respeta los conceptos de los otros hinchas, inclusive de equipos contrarios.

    Un hincha sensato sabe que el fútbol es una empresa privada y no pública.

    Un hincha verdadero va al estadio sea que el equipo vaya primero o de último en la tabla.

    Mi equipo no es un vehículo de desahogo de mis problemas y frustraciones, eso los arreglo por mi propia cuenta.

    Gracias por su deferencia Director,
    Juan Fernando Correa, Medellín

    • MARGARITA MARIA OYUELA HINCAPIÉ

      19 octubre, 2020 at 6:00 pm

      *Para ser un buen hincha.. En respuesta a Juan Fernando Correa
      O sea Señor Juan Fernando que para ser un buen hincha o un hincha leal, ¿hay que dejar de ser crítico? para ser un buen hincha ¿hay que quedarse callado cuando el dueño desmantela el equipo? para ser un hincha leal ¿se debe pensar tal y como lo dicen los dueños, los directivos y los t.. como usted y el señor Dávila? porque al parecer usted también está en la nómina de Raúl Giraldo para ir a los blogs de hinchas rojos a defender al señor Giraldo a capa y espada, (ojalá ese señor Giraldo se vaya prontico y se los lleve a ustedes dos a defender sus…)
      Margarita María Oyuela Hincapié, hincha del DIM

      • Juan Fernando Correa

        19 octubre, 2020 at 8:08 pm

        *En respuesta a Margarita María Oyuela
        Buenas noches señor director Alfredo.
        Compañera Oyuela, es mi concepto de ser un buen hincha de un equipo de fútbol, usted puede tener uno diferente y no por ello me enfado.
        Lo que pasa es que tenemos visiones diferentes de ver la vida y practico un profundo respeto por los demás, a diferencia suya que agrede verbalmente a los que no piensan igual a usted, conclusión que sacó por las ediciones a su comentario.

        Con hinchas violentos, poquitos se arriesgan a comprar un equipo.

        Pd: compañera Oyuela no trabajo para el señor Giraldo, ni lo conozco, ni me interesa conocerlo, y menos pedirle boletas como hacen muchos. Me mantengo ocupado en mis labores en la empresa, para andar en esas.

        Gracias director,
        Juan Fernando Correa, Medellín

      • Javier Dávila

        19 octubre, 2020 at 10:00 pm

        *En respuesta a Margarita María Oyuela
        Señor director, que pena tener que corregir las imprecisiones o mentiras verdaderas de los hinchas rojos, pero no sabía que este blog era específico para ellos y lo que me gusta es que es verde, anarajando, de leones y águilas, de la selección Colombia, de los otros equipos colombianos e internacionales, del coronavirus, de la federación colombiana de futbol, de la historia de nuestros viejas glorias e incluso de tango o más.
        Seré yo el equivocado o doña Margarita?,
        Javier Dávila, Medellín

      • Eduardo Arango

        20 octubre, 2020 at 9:24 am

        *En respuesta a Margarita María Oyuela
        Estamos muy de acuerdo con su comentario y es que, definitivamente ser un hincha del DIM es querer con el alma este sentimiento y personalmente y más de una ocasión lo denuncié, que me sentía “estafado” al comprar el abono, porque el señor Giraldo vendía los abonos con una nómina y durante el torneo nos dejaba sin equipo y haciendo fuerza.
        En más de una ocasión lo critiqué y es que definitivamente Medellín es un sentimiento muy grande y no puede ser un simple negocio, x eso más de una vez pedí la democratización del equipo. Es por todo esto que afirmo sin temor a equívoco, la administración de este señor Giraldo es como este año, para el olvido.
        Eduardo Arango, Niquía, Bello, hincha del DIM

  2. Gabriel Villa

    18 octubre, 2020 at 8:18 am

    *Por el anuncio del DIM
    Don Alfredo, cordial saludo. Dicen que ahora sí van a vender al DIM. Oh Señor, escucha y ten piedad. «Te rogamos, óyenos». Y ojalá quede en buenas manos, no más torturas para la sufrida hinchada,
    Gabriel Villa, Medellín

  3. Jose M Restrepo

    16 octubre, 2020 at 1:46 pm

    *Excelente nota de Maria Victoria Zapata
    No pierde el tiempo, como algunos aprendices de periodistas, con la actuación de los jugadores que quedaron. ( Ellos no tienen la culpa).
    El problema es el “desmantelamiento del equipo y lo más reprochable, el silencio de los Sres Trujillo, Valencia, Vélez y Giraldo. El equipo lo ACABARON.
    José Manuel Restrepo, Medellín, hincha del DIM

    • Juvenal Coronado Ramirez

      18 octubre, 2020 at 12:33 am

      *Por comentario de María Victoria Zapata
      Exacta radiogafia de lo que pasa en el DIM. Aunque ay algunos que nos tildan de desagradecidos con Raúl, no dan sino risa.
      Los hinchas no necesitamos que nos regalen nada, Hasta que no se de la venta, no creo.
      Juvenal Coronado Ramírez, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top