Capsulas de Carreño

En el nuevo mundo del Verde.. Por Jorge Alberto Cadavid

MEDELLÍN. Un «nuevo» Nacional, otro estilo, debut soñado con triunfo en casa y arco en cero. Acá tras el esquivo balón van Jefferson Duque, Andrés Pérez en la mitad y Vladimir Hernández. Foto @Dimayor.

Por Jorge Alberto Cadavid
Columnista Cápsulas.

 

*Debut soñado, triunfo y arco en cero aun sin la presencia de contrataciones sin mucho bombo.

Pasar, dejar atrás la era Osorio, los intrincados planteamientos que priorizaban el ataque masivo e importaba poco lo defensivo, falta de equilibrio y la odiosa rotación donde todos son iguales y todos tienen que hacer de todo.

Al fútbol simple, ortodoxo de Guimaraes, el equilibrio es básico, el cero en el arco, es el principio de los puntos ganados, de pronto sacrifica vistosidad por productividad, este será el nuevo mundo del Verde.

Salió al campo de juego con una línea de cuatro en defensa, que seguro no será la titular, pero que tuvo buen comportamiento y que ve la idea de no dejarse lastimar, fuimos los mas goleados en el torneo anterior.

Todo esto dio para que un Quintana, mejor respaldado, empiece a ganar imagen y confianza, ojala así sea, inicia deteniendo un injusto penal.

El ensamble que hoy realiza el Brasilero, no tuvo en este partido llegadas suficientes a arco contrario, en el medio campo se empieza a asomar una dupla, Andrade – Moreno, que será la encargada de llevar la pelota al arco contrario.

El déficit de llegada se compenso con eficacia y productividad, en la inicial gol de Moreno, previo salir hilvanados de campo propio y en la complementaria Hernández de velocidad, habilidad y colocación, dejo listo a los rojos capitalinos.

El nuevo mundo Verde, no exige tanta tenencia, si transiciones rápidas y efectivas, Santa Fe tuvo mas la pelota, y llego, pero en defensa el Verde respondió, así empieza a moldear su idea.

Debut soñado, triunfo y arco en cero aun sin la presencia de contrataciones sin mucho bombo.

Compartir:

Un comentario

  1. Gustavo Ruiz

    18 enero, 2021 at 12:00 pm

    Ojo

    Que el hambre de resultados no nos dañe el paladar. Tal vez cualquier plato calme el hambre, pero no cualquiera brinda felicidad.

    Confío en el señor Guimaraes, me parece sensato y mesurado, pero no por eso debemos admitirle un fútbol rácano y prosaico.
    Gustavo Ruiz, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top