Capsulas de Carreño

“En el primer entrenamiento me la pasé viendo a Maradona”.

Santiago Ramírez, caleño, hijo del empresario Raúl Ramírez, exgerente del Cali, Maradona y Juan G. Galìndrez, el otro colombiano que hace parte del equipo Dorados de Sinaloa, de la segunda división. La llegada del técnico argentino causó furor en esa ciudad mexicana.

Por Francisco Henao Bolívar,
Reportero de El País.

En Sinaloa y su capital Culiacán no había tanto movimiento como sucedió el sábado con la llegada de Diego Maradona, para tomar las riendas de los Dorados de la segunda división.

Cientos de periodistas, muchos de ellos llegados del Distrito Capital, enviados por sus cadenas de televisión y radio, y miles de aficionados se dieron cita en el aeropuerto para recibir a la leyenda del fútbol que precisamente en ese país, durante el Mundial del 86, escribió una de las páginas más brillantes de su historia.

El lunes en la presentación oficial como técnico de Dorados también hubo ‘taquilla’ alegre. Nadie quería perderse el acontecimiento que por estos días opaca lo que sucede en clubes poderosos como América, Cruz Azul y Chivas, entre otros.

Maradona prometió trabajo, habló de su duro pasado, saludó a todos y de inmediato se fue a dirigir su primer entrenamiento que tuvo puertas abiertas y, por supuesto, tribunas llenas.

En Dorados, la exfigura de la selección Argentina dirigirá a dos vallecaucanos: el volante Santiago Ramírez y el delantero Juan Guillermo Galíndrez.

Oriundo de Guacarí, con 24 años de edad, tres meses en Dorados y tres partidos jugados en el equipo mexicano, Galíndrez habló con El País de lo que él mismo llama: “un sueño” ser dirigido por una gran figura del fútbol mundial.

-¿Cuál es su recorrido en el fútbol?
En Colombia estuve en Millonarios Sub 20 con el profesor Nilton Bernal; después fui a Santa Fe en las inferiores y tuve un paso fugaz por el fútbol portugués. De ahí llego a México a segunda división a un equipo llamado Real Cualtitlán. Posteriormente voy a los Xolos de Tijuana, termino como goleador del clausura en segunda división y luego es que se hace el arreglo con Dorados.

-Y ahora en este equipo es dirigido nada menos que por Diego Maradona. ¿Pensó alguna vez que eso podía pasar?
La verdad, no soñaba con que me dirigiera una figura del fútbol mundial. El tenerlo cerca, verlo caminar y que se acerque y te diga que agaches el cuerpo y hagas una finta para que el defensa que te venga a marcar no te agarre, que te transmita esa energía por el buen fútbol, fue algo muy lindo. No me la creía. Ayer me la pase viéndolo. Fue una experiencia muy linda para mí.

-¿Cuándo les dijeron que Maradona sería el técnico de Dorados?
Yo me di cuenta el martes de la semana pasada después de un partido que jugamos, porque varios amigos de acá de México comenzaron a escribirme y a preguntarme que si era verdad que venía Maradona. Para mí fue una sorpresa porque no nos habían dicho nada, pero en un entrenamiento el técnico que nos dirigía ya no estaba y fue ahí donde confirmaron que efectivamente iba a llegar Maradona como técnico.

-¿Sus compañeros también se sorprendieron o lo tomaron con más calma?
No, acá todo el mundo anda sorprendido por la llegada de Maradona al equipo. Al comienzo ni se creía, pero cuando llegó vimos que era verdad. La gente anda muy contenta, nunca esperábamos conocerlo acá teniéndolo como técnico, sobre todo yo, que siempre lo veía por televisión o por Youtube para repasar sus jugadas. Es un referente como Pelé, es un histórico del fútbol.

-¿Cómo fue el primer contacto con él?
En el camerino yo iba por un café y lo vi pasar, me quedé viéndolo, él me saludó, le di la mano y como yo estaba sin camiseta solo atinó a decir: “sos un tanque” (risas). Ese fue el primer saludo con él.

-¿En ese primer entrenamiento qué les dijo?
Dijo que íbamos a hacer algo muy tranquilo para la gente, ya que el entrenamiento fue a puertas abiertas. Nos manifestó que desde hoy (ayer) íbamos a armar una revolución con él, que esperaba que estuviéramos concentrados, que teníamos que armarla de la mejor manera y que esta semana va a hablar con cada uno de nosotros. La verdad es que se ve comprometido y con ganas de sacar al equipo de este mal arranque de torneo.

-¿A usted le dijo algo concreto en el entrenamiento?
A los delanteros nos aconsejó que teníamos que atacar siempre, ir para adelante, aportar y tocar. A mí me dijo que agachara el cuerpo y que hiciera una finta para que el defensa central que se me arrime me haga falta o no pueda alcanzarme. Me dijo que en su época de jugador hacía mucho eso.

-¿Hubo sesión de fotos con él después del primer entrenamiento?
Sí, claro; todos queríamos una foto con él. Y al final hubo espacio para ello. Pero antes hicimos algo que es muy casual en el equipo, que suenan los tambores de los hinchas y después hay aplausos. Luego, él (Maradona) dijo unas palabras para los aficionados que estaban en las tribunas.

-¿La ciudad ha cambiado su rutina por Maradona?
Sí, esta es una ciudad muy beisbolera; pero ahora, con la llegada de Maradona, van a ser una locura los partidos y los viajes. Ya nos dijeron incluso que los equipos rivales están vendiendo las boletas para los partidos, entonces eso quiere decir que sin duda él va a mover mucho acá en México y en esta parte de Sinaloa.

-¿Qué equipo es Dorados?
Es un equipo joven, tiene 15 años de historia; es un equipo al que le gusta dar golpes de opinión en el mercado, acá han estado Pep Guardiola, Cuauhtémoc Blanco, el loco Abreu, y de los colombianos Yimmi Chará y Wilson Morelo. Dorados estuvo en primera, fue campeón y en el ascenso siempre está peleando, tiene un nombre fuerte.

-¿Cómo es la ciudad?
El equipo tiene su sede en Culiacán, que es una ciudad muy buena. Me gusta mucho la comida de mar, la gente es amable con nosotros. En términos generales es una ciudad tranquila, pero con mucho calor. No se puede salir en la tarde por la alta temperatura, pero de resto es bastante acogedora.

D A T O S
-Dorados cumple una floja campaña en la liga de ascenso. En seis partidos tiene tres empates y tres derrotas, ocupando el puesto 13 entre 15 equipos.
-Dorados viene de perder 1-0 con Atlante y su próximo partido, que será el debut de Maradona, se jugará el lunes ante Cafetaleros.
-Santiago Ramírez, excanterano del Deportivo Cali, es el otro vallecaucano en Dorados.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *