Capsulas de Carreño

En Mier las dos caras del fútbol.

Por Jorge Alberto Cadavid M.
Columnista Cápsulas.

 

*El oro que conseguimos ante Millos, una cara de Mier, se despilfarró ante el Tolima, la otra cara de Mier.

 


Punto aparte.

La aficion del Nacional apoyó. Compromiso, entrega, pasión no merecerá un aporte más grande de su propietario, para darle un equipo de más categoría?

Pero esto se extiende a la plaza, Medellin en apoyo a sus equipos está muy lejos del resto de ciudades del país, porque no sólo es Nacional , la afición roja tambien ha respondido.

Si vamos al partido, Nacional fue superior al Tolima en gran parte de los pasajes del encuentro, en la inicial en ambos intensidad, pero sin inspiración en los arcos.

Desde el inicio veia un Mier confiado, mejor, sobrador, como que ante Millos ya hubiese llegado al MBA como arquero.

Nacional jugó buena parte de la primera etapa en campo pijao, pero sólo dos intentos de fuera del área y una escaramuza a un tiro de esquina al cierre, fueron las mejores oportunidades. Duque perdido, inédito, absorvido, lo más grave, sin fundamentación a estas alturas.

La complementaria de inicio, confusión en la defensa verde, los presagios sobre Mier se incrementaban.

Pero viene una reacción y retoma el buen juego, vuelve a ser el dueño del campo y de la pelota, pero sin frutos ofensivos.

A los 16 minutos Mier cambió todo, lo tomaron cogiendo » pispirispis » , Ramirez lo sorprendió y el público se le vino encima.

Esto cayo como un baldado de agua fría, Nacional se desordenó y Tolima conservó su compostura, razón de técnicos?

Restrepo reaccionó de una, cambios, Pabón, Moreno y Angulo, más tarde Blanco y Palacio, fueron solución?

En Tolima sale Rangel ingresa Ramirez autor de un gol definitivo.

Y desde esto se puede explicar la diferencia entre uno y otro equipo.

Tolima para el arco tiene un selección Ecuador y Cuesta, Nacional dos novatos.

Tolima tiene para el ataque a Rangel, Ramirez y Caicedo. Nacional a Duque en caída libre, Blanco y Angel, entienden la diferencia.

El oro que conseguimos ante Millos, una cara de Mier, se despilfarró ante el Tolima, la otra cara de Mier.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top