Capsulas de Carreño

En Nacional. Soberbia y obcecada ceguera

Una manera pacífica de protestar es no asistiendo al Atanasio Girardot cuando juegue Atlético Nacional. Foto tomada de Publimetro.

===

Por Luis Felipe Gómez Isaza.
Columnista Cápsulas.

 

 

No hay peor sordo que el que no quiere oír, peor ciego que quien no quiere ver y cuando esos dos componentes se juntan en presencia de una pertinaz y agresiva soberbia casi siempre ocurren situaciones indeseadas, críticas y posiblemente desbastadoras para cualquier individuo, comunidad e inclusive  cualquier sociedad.

Erick Fromm en el epílogo de su profundo libro “Tener o ser”, manifiesta con claridad como quien conduce la locomotora de la humanidad va a toda velocidad pero no sabe para donde va. Sin embargo los que vamos en los vagones de la máquina sabemos que vamos a la velocidad de la luz y también sabemos que nada bueno se debe esperar hacia donde va la humanidad.

César Augusto Londoño uno de los periodistas deportivos  más importantes e influyentes de este país me honró con sus comentarios acerca de mi última columna en Cápsulas de Carreño, “ No es quemando banderas, es No asistiendo al estadio”.

Me escribió que no estaba de acuerdo con que Atlético Nacional solamente fuera un proyecto económico y que no tuviera un proyecto deportivo, pero estuvimos de acuerdo en que Nacional no jugaba a nada y que a la directiva, que cumple un papel funesto, esto último en mi concepto, le faltaba COMUNICACIÓN asertiva e inteligente para contarle a sus hinchas para donde va el  proyecto verde pues ellos, en un acto de soberbia e intentando ganar un pulso ridículo con la gente, no ven ni entienden lo que sufre la hinchada con sus decisiones.

Para comenzar a los directivos de Nacional exponentes  excelsos de esa sorda soberbia creo yo que  no le importa la hinchada, o mejor, les importa un bledo,  juegan con la inercia que traen desde hace muchos años y aprovechan que los hinchas no tienen la capacidad mental y de consciencia para hacer sentir desde la protesta pacífica que ellos sienten esa indiferencia.

Desde acá sigo invitando a NO volver al estadio,  a no abonarse  y  a colgar trapos y vocinglerías, al menos eso facilitaría una reflexión  que no creo que ocurra porque a los directivos no les da para expresar una inteligencia global y por ende  tener capacidad de discernimiento. El proyecto, si es que existe, no lo conocemos  porque no  lo comunican y entonces manifestaciones violentas como las que vienen ocurriendo, ejemplo el desasosegado hincha que ingresó furioso a la rueda de prensa, las quemas de banderas y del estadio,  son definitivamente explicables aunque desde todo punto de vista reprochables.

Las directivas  son definitivamente  las culpables de la situación que en este momento vive Nacional, son sordas y vulgarmente excluyentes y  en ese orden de ideas  sigo invitando a concretar en conciencia la protesta,  al silencio y a la soledad de las tribunas, esto permitirá de pronto aterrizar el espiral de violencia en que ya  favorecidos por la  mezquindad  directiva se encuentran la sociedad representada por la hinchada.

Invoco al valor de la  humildad y a la  inteligencia  de los directivos. Si tienen un proyecto por favor tengan la misericordia de  tener una  COMUNICACIÓN y si no lo tienen también, cuente para ver a que nos vamos a atener.

Compartir:

3 comentarios

  1. Jorge Alberto Cadavid M

    21 febrero, 2024 at 2:33 pm

    Por comentario del Dr. Luis Felipe
    Definitivo Dr Luis Felipe, el calor de las cobijas está en la Directiva, prepotente o mejor como Ud lo dice obcecada, es triste ver la realidad de hoy y nadie da la cara, nadie responde por la situación, las cosas suceden y a nadie le interesa.

    No asistir al estadio, una forma clara de rechazar esta situación.
    Jorge Alberto Cadavid M.

    Hincha de Nacional
    Envigado

  2. Danilo Sigifredo Tabares Molina

    20 febrero, 2024 at 5:18 pm

    Por comentario del médico Felipe Gómez
    Excelente comentario también. Creó que la solución es no ir al Estadio así nos sea difícil aceptar esa realidad de no estar presente en los partidos así podamos asistir…
    Danilo Sigifredo Tabares Molina

    Hincha de Atlético Nacional
    Copacabana

  3. Darwin José Viloria Daniels

    20 febrero, 2024 at 1:05 pm

    Por comentario de Luis Felipe Gómez
    Desde el punto de vista de dirección el barco está a la deriva, los dueños no saben cuál es el tamaño de lo que representa Nacional, están tan ciegos que su prepotencia los dominan y ellos son unos títeres en sus funciones lo mismo que el dt. Que pena y vergüenza.
    Darwin José Viloria Daniels

    Hincha de Atlético NACIONAL
    Dabeiba

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *