Capsulas de Carreño

(Equidad-Nal).. El Factor X

BOGOTÁ. Encerrona a Jarlan Barrera. La marca de La Equidad es intensa. agresiva. Nacional no pudo superar esa barrera. Y salió perdedor, 1×0, en el comienzo de cuartos de final de la Liga. Foto @Dimayor

Por Jorge Iván Londoño M.
Columnista Cápsulas.

 

Mientras mi esposa veía el Factor X, yo veía como Alexis y su escuadrón de adoctrinados, le ponía la X a Nacional, (todavía no la cruz) con su planteamiento de acorralar a los jugadores claves, de su consigna pasa el balón pero no el jugador (como sea) de defenderse “con el cuchillo en la boca” y de agazaparse para atacar en el momento menos pensado.

 

Lo de anoche fue otra de esas salidas en falso, o también de hacer el oso, a las que Nacional y su cuerpo técnico nos tienen acostumbrados y que aparecen en el momento menos pensado y menos oportuno.

 

Esa teoría de guardar lo nómina oficial para “reservarla” para un partido más trascendental, los grandes clubes hace rato la tiraron al cesto de la basura. Tan crucial era el partido contra la Equidad en esta instancia,  como el próximo contra Nacional de Montevideo.

 

Pero no solo fue la nómina, el bajo rendimiento de algunos jugadores dio cabida a un juego errático, insulso y carente de ideas y de agresividad. Los primeros minutos mostraron a un Nacional ambicioso, pero esa condición fue “flor de un día” y se fue diluyendo.

 

Al minuto 65 del segundo tiempo el técnico trata de componer la situación y manda a Andrade, Duque y Quiñones (inoperante y personalista) pero el objetivo no se logra, porque una cosa es Andrade, por ejemplo, desde el inicio, y otra faltando 30 minutos para terminar el partido.

 

 

Cuando los “nuevos” iban caminando a ocupar sus espacios,  llega el gol de la Equidad. Otra vez “capan” a Nacional en un saque de banda. Saque para Herazo quien de taquito la pasa a Mantilla (un gigante dolor de cabeza) elude a dos, centro atrás y entra Zapata para anotar el gol marca “Mido” por la precisión y la calidad de las jugadas.

 

Guimarães completa los cinco cambios, más por desesperación que por estrategia, y claro, el rival en ese momento tiene la sartén por el mango, el reloj a su favor, las triquiñuelas para perder tiempo, tiempo que el árbitro Hinestroza (de cuidado como la dextrosa)  apadrina y no repone. Nacional tuvo una sola acción de gol en los guayos  de Castro. Así no se puede.

 

Y se sigue abriendo camino. Este miércoles contra el Nacional uruguayo por la Libertadores y el domingo en el Atanasio el partido de vuelta contra los adoctrinados de Alexis, revancha que los jugadores de Nacional deben aprovechar no solo para remontar el marcador, sino para demostrar con fútbol y con clase cuál es el equipo que manda.

 

Muchachos del verde, no más osos, por favor. Con los de los nietos tengo suficientes.

Compartir:

Un comentario

  1. luz Teresita Londoño

    28 abril, 2021 at 12:40 pm

    *Por comentario de Jorge Iván Londoño
    Lo descrito en el comentario así fue. Celebramos un día y lo «amamos», al otro » se nos cayó el carriel».
    Luz Teresita Londoño

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top