Capsulas de Carreño

Esperanza Palacio, periodismo, deporte, Academia Olímpica

Esperanza Palacio cuando empezó en el diario El Mundo de Medellín.


-Su pasión por el fútbol tiene nombre propio y nacionalidad conocida: Hugo Gullo, argentino  (q.e.p.d.).

-La conoció muy sardina, siendo estudiante la orientó, con ella contrajo matrimonio.
-Cuenta que está pensionada aunque sigue ejerciendo como periodista de opinión.
-Trabaja  como correctora de estilo, estudió creación literaria, edición y corrección de textos en la U de A.
-De las más reconocidas periodistas deportivas de Colombia que se abrió paso con temple en una época complicada para ellas.
-Su trajinar periodístico por medios escritos empezó en el diario El Mundo de Medellín, luego El Espectador para rematar en El Colombiano como editora de deportes.
-Directora de comunicaciones de los Juegos Suramericanos Medellín 2010, desde 2008 hasta 2011.
-Directora de comunicaciones de la Copa Mundial Sub 20 de la Fifa 2011, de la sede Medellín.
-Directora de Comunicaciones de la candidatura de Medellín a los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018.
-Directora general de los Juegos Suramericanos Escolares Medellin 2016.

-Su pasión por el periodismo y el deporte la llevaron, finalmente, a la Academia Olímpica tras haber conocido de cerca muchas discoplinas y el secreto de cómo hacer certámenes de gran calado.
-Ella es Esperanza Palacio Molina, socia honoraria Acord Antioquia, una apasionada por el periodismo y el deporte, invitada al conversatorio de la UPB/Cápsulas el 29 de julio a las 11:00 a.m.

—-

(Entrevista)

Con Maradona, cuando Hugo Gullo esposo y Esperanza Palacio vivieron en Ecuador.

-1. ¿Esperanza Palacio por qué fue periodista deportiva?

No hubo una razón específica. Siempre me gustó el deporte y de pronto, cuando comencé a estudiar comunicación y periodismo me entusiasmó la idea de presentar todos mis trabajos académicos sobre temas deportivos. Ese entusiasmo me dura todavía hasta hoy.

2- ¿Cómo comenzó y por quién en esta actividad?

Al entusiasmo por el deporte se sumó el hecho de que comencé a salir con un argentino. Yo no tenía idea quién era o qué hacía hasta que descubrí luego que era el preparador físico de Atlético Nacional. Esa relación se convirtió en lo más importante de mi vida. Hugo fue mi fan más devoto, pero también mi crítico más severo. Me apoyó incondicionalmente en mi sueño de ser periodista deportiva, aunque jamás intercedió por mí para que yo pudiera acercarme a personajes para lograr entrevistas. Siempre tuve que hacer yo mis gestiones periodísticas para realizar mis trabajos. Estuvimos juntos durante 29 años, hasta su fallecimiento.

3-¿Qué recuerdos tiene de su primer trabajo, de su primer sueldo?

Mi primer trabajo publicado fue en el periódico El Mundo de Medellín. Yo Empecé allí un año antes de graduarme, me tocó esperar para llegar a deportes y cuando llegué el editor me mandó a hacerle una entrevista a Acisclo Córdoba, un jugador de Nacional. Me tocó esperar a que el técnico Cubillas diera la orden de que me atendiera y tuve esperar al jugador más de dos horas.

Allí, en El Mundo, mi primer sueldo fue de $16.000 mensuales.

4- ¿Quiénes han sido sus referentes?

Mi sueño era convertirme en una cronista deportiva que tuviera credibilidad y que pudiera destacarme por mi estilo personal. Soñaba poder llegar a escribir con la habilidad y destreza periodística de los cronistas de la revista El Gráfico, de Argentina. Nombres como los de  Julio César Pascuato (firmaba como Juvenal) y Ernesto Chersquis Bialo permanecen en mi memoria por su maravillosa forma de escribir y describir el deporte.

No creo que haya llegado a ser como ellos, pero sí estoy segura de que puse mi corazón, mi conocimiento y mi alegría para contarles a los lectores historias bonitas o tristes del deporte. Estoy tranquila y feliz por lo que fue mi carrera profesional.

Esperanza Palacio cubriendo el Mundial de USA-1994 para El Espectador.

5-¿En cuáles empresas periodísticas ha trabajado?

Comencé en El Mundo, allí estuve 4 años. De ahí me fui a El Espectador, en Bogotá, donde trabajé 7 años. Después trabajé independiente uno o dos años. Llegué luego a Radionet, en Bogotá, donde trabajé un año. Finalmente llegué a El Colombiano donde estuve casi 10 años (9 años y 8 meses).

6-¿Con cuál periodismo deportivo se queda: el de antes o el de hoy?

No quiero demeritar lo que hacen hoy los periodistas deportivos, sin embargo, para mi gusto, por lo que viví y experimenté, la época en que desarrollé mi carrera fue más emocionante, no sé si mejor, pero sí era una especie de aventura que nos llevaba a mundos maravillosos de asombro y fascinación. Hoy todo es más obvio, más predecible, la información está a la mano. Me quedo con lo que yo viví.

7-¿Qué le ha dejado el periodismo deportivo?

Me dejó experiencias hermosas, conocí gente maravillosa, países y lugares increíbles, pude sentir alegrías incomparables y decepciones que aún duelen. El periodismo deportivo me hizo fuerte, me hizo valiente, me llevó por el camino del conocimiento para poder ser respetada. Me enseñó a no rendirme, a no ceder, a creer en mí para poder ofrecer mi capacidad de escribir y hacerlo bien.

8- ¿Lo peor que le ha ocurrido en el periodismo?

En general el deporte siempre es lindo de contar.

Sin embargo, la muerte de Andrés Escobar fue un mazazo para mi corazón. Por la forma como ocurrió, por la persona que era Andrés, porque acabábamos de vivir la eliminación de la selección y yo tuve la ocasión de despedir al equipo en el aeropuerto de Los Ángeles. Ellos regresaban a Colombia, yo me quedaba cubriendo el Mundial para El Espectador. Fui al aeropuerto para hacer unas notas para el periódico. Y ese día en particular hablé con Andrés. Su tristeza era contagiosa, me volví al hotel con el corazón partido. Y dos días después ocurrió su asesinato. No fue solo sentir su muerte, sino tener que poner la cara, como colombiana, ante los periodistas internacionales que estaban en el Mundial y que nos preguntaban y pedían explicaciones de por qué podía pasar eso en nuestro país.

Yo todavía no me repongo de aquello. Cada año, en su aniversario, el dolor se siente igual, pesado y duro como ese sábado 2 de julio de 1994…

9-¿Anécdota en esa gira de Selección Colombia por países árabes?

Fueron muchas anécdotas las que viví en aquel viaje. Yo fui enviada especial de El Espectador a la gira preparatoria que hizo la selección antes del Mundial de Estados Unidos 1994. Esa gira nos llevó a Arabia Saudita, donde Colombia jugaría dos amistosos frente a la selección saudí.

El grupo de la selección, los directivos y los periodistas enviados por sus medios, lo conformábamos más o menos 40 personas. La única mujer era yo. Ese ya era un problema, no era bien vista una mujer andando para allá y para acá con ese montón de hombres.

Pero lo peor fue que cuando ya estábamos en Jeda, la ciudad donde se iban a jugar los partidos, el guía árabe que acompañaba a la delegación nos anunció que yo no podía entrar al estadio. Las mujeres no van a eventos públicos.

O sea, iba a perder la ida, semejante viaje, semejante gasto que hizo el periódico y me iba a tocar ver los dos partidos por televisión.

Entonces el grupo de la selección, desde Pacho Maturana hasta los directivos les manifestaron a los árabes que era imposible que eso sucediera. Hablaron con el presidente de la Federación de Fútbol de Arabia. Tengo entendido que era el hijo del Rey Fahd bin Abudulaziz. Él, entonces, consiguió que me dieran una dispensa para poder asistir al estadio. Fui la segunda mujer que logró esto, antes lo había conseguido una fotógrafa inglesa en el Mundial sub-20 que se realizó allí en Arabia Saudita.

Esperanza Palacio ejercició la profesión de periodista con máxima dedicación.

10-¿Cuál es su vinculación con el movimiento olímpico?

Este año mi nombre fue propuesto para ser aceptada como académica de número en la Academia Olímpica Colombiana. Me aceptaron por unanimidad y ahora hago parte de esta entidad académica que vela por la difusión de los valores olímpicos, el respeto, la amistad y la excelencia que son los pilares del movimiento olímpico mundial.

11-Redes sociales: aliadas o enemigas del periodismo?

Amigas, pero con reservas. Las redes y el periodismo no son incompatibles, pero no pueden ser las únicas fuentes o medios de difusión. Son una ayuda, un recurso, pero siempre la investigación, el estudio permanente y el conocimiento están por encima del click, el like, y todos esos sistemas de medición que se han vuelto dizque referentes para calibrar la credibilidad.

                                                                                                               FICHA

Esperanza Palacio con Hugo Gullo, esposo (fallecido).

Nombre completo: Esperanza Palacio Molina

Estudios: Comunicadora Social-Periodista de la Universidad de Antioquia

Mundiales: Italia 1990 y Estados Unidos 1994

-Actividad actual: Escribo columnas de opinión, no muy seguido. Soy correctora de estilo y dicto charlas sobre el buen uso de la palabra escrita.

-Pasatiempos: leo con dedicación y felicidad. Cultivo mi propia huerta y mi jardín. También cultivo mis amigos, ellos y mi familia son lo mejor de mi vida.

Compartir:

4 comentarios

  1. Javier Vásquez

    16 julio, 2021 at 5:43 pm

    BUEN PERIODISMO
    Que buen periodismo ese, de ustedes en aquellos años.
    Javier Vásquez, Envigado, hincha de Nacional

  2. Roosevelt Castro Bohórquez

    16 julio, 2021 at 11:36 am

    FELICITACIONES A ESPERANZA PALACIO

    Respetado Alfredo, muy buenas. Excelente aporte realizado por esta dama del periodismo deportivo colombiano. Cuando se rompe el paradigma, se es atrevido, se es disruptivo, lo tildan de locos. La locura de Esperanza Palacio es la que posibilita encontrar otras maneras de la evolución en el pensamiento. Su excelsa pluma, su lucha constante, su legado, son dignas de admiración. En una sociedad y una cultura machista.

    Esperanza es un ejemplo a seguir para las nuevas y futuras generaciones de mujeres en el periodismo deportivo. Felicitaciones a una fémina que le ha dado lustre a las letras deportivas, para construir la historia del músculo en el país.

    Gracias por tu gran aporte, gracias por tu lucha, gracias por tus letras llenas de humanismo. Lluvia de bendiciones.
    Roosevelt Castro Bohórquez, periodista ACORD, AIPS y CIPA

  3. Jorge Lopez

    16 julio, 2021 at 7:43 am

    POR ENTREVISTA CON ESPERANZA PALACIO
    Esperanza es una excelente periodista y leal a su profesion.
    Solo tengo grandes y hermosos recuerdo de ella y Gullo.
    Jorge López

  4. Luis David Obando López

    16 julio, 2021 at 6:16 am

    UN CONVERSATORIO IMPERDIBLE
    Un jonrón deportivo, académico y mediático se anota Cápsulas al tener a Esperanza Palacio como protagonista del conversatorio del 29 de julio. Pionera del periodismo deportivo femenino (máxime en el tema fútbol), Esperanza es sinónimo de excelencia en términos profesionales, pero aún más como ser humano. Es una persona excepcional, siempre con carácter, de esas muy escasas que nacen cada bastantes generaciones. Mucho por escuchar de ella, mucho por aprender.
    Luis David Obando, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top