Capsulas de Carreño

«Este es el glorioso equipo que viajó a Medallo»… (El Heraldo)

*Gran expectativa por lo que pueda hacer el equipo rojiblanco en un Atanasio teñido de verde. Se enfrentará a los antioqueños en busca de una victoria que lo clasifique a la final. El partido será este miércoles a las 8:15 p.m. (Crónica El Heraldo).

La llegada anoche a Medellín del Atlético Junior al hotel de concentración, el Estelar Square. Foto tomada de El Heraldo.

 

Fuente: Diario El Heraldo

¡Miren, miren qué locura! ¡Miren, miren qué pasión! ¡Este es el glorioso Junior que viajó a ‘Medallo’ y salió campeón!

Este coro es de una canción de las barras rojiblancas surgió después del título conquistado ante Nacional en el estadio Atanasio Girardot, el 19 de diciembre de 2004. Invocando esa histórica estrella, el Juniorismo espera hoy otra gesta en la casa verde.

La lluvia opaca por estos días a la ‘Capital de la Eterna Primavera’. Un cielo mojado y gris, poblado de nubes oscuras, no deja que una ciudad colorida y futbolera por naturaleza, vibre —como acostumbra a hacerlo— con lo que será, sin lugar a dudas, uno de los grandes partidos del semestre.

Atlético Nacional y Junior, dos rivales icónicos, se juegan este miércoles (8:15 p.m.), en el gramado del estadio Atanasio Giradot de Medellín, la clasificación a la final de la Liga I-2022, en un choque donde el espectáculo y las emociones están 100% aseguradas.

No hay mañana para los únicos dos sobrevivientes del denominado ‘grupo de la muerte’. Con la eliminación de Millonarios y Bucaramanga, la lucha por el tiquete a la final quedó reducida a solo dos equipos, Junior y Atlético Nacional, que vuelven a verse las caras en un duelo trascendental, que reedita cruces del pasado con alegrías y tristezas para ambos bandos.

El Atanasio estará a reventar. Desde el pasado lunes se agotaron las boletas, que ya están en manos de los hinchas locales, de los revendedores y de uno que otro fanático rojiblanco, que intentará gozarse y bailarse la fiesta verdolaga.

En las calles de la capital antioqueña se respira optimismo. Muchos ya se sienten en la final, teniendo en cuenta que a los dirigidos por el ‘Arriero’ Herrera juegan ante su gente y le sirve dos de los tres resultados que existen en el fútbol, el triunfo y el empate.

Por la cabeza del hincha verdolaga no pasa otra cosa que la clasificación a la final, incluso ya hacen cuentas con quien jugarían una hipotética serie por el título, siendo el Deportes Tolima el rival que se asoma en el horizonte.

Pero los partidos hay que jugarlos y la ilusión es lo último que se pierde. Por eso Junior arribó anoche al hotel Estelar Square en Medellín con una sola idea en la cabeza, emular lo que hizo el Deportes Tolima, el pasado domingo, cuando le dañó la fiesta al otro equipo de la ciudad, el Deportivo Independiente Medellín, que también se veía en la final y se vio sorprendido por un rival que mostró fútbol, carácter, jerarquía y pundonor.

Para lograrlo, los dirigidos por el argentino Juan Cruz Real traen lo mejor de su nómina, con solo dos bajas por decisión técnica, la de Edwuin Cetré y Omar Albornoz. Ninguno de los dos jugadores hace parte de la expedición rojiblanca, liderada por los dos referentes del equipo, Sebastián Viera y Miguel Ángel Borja, este último con historia como verdolaga.
(Fuente: Diario El Heraldo).

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top