Capsulas de Carreño

Este loco fútbol. Por Alexis García Vega.

Por Alexis García Vega

*Aventurarse a dar un candidato para campeón seria osado, por lo parejo de los equipos.
—-

Cada día este bello deporte nos provee nuevas noticias, locas historias, nos saca de la burbuja de la tecnología que nos vuelve idiotas y nos incomunica de la gente que más amamos, de las personas más cercanas que cada vez demandan desesperadamente nuestro tiempo y compañía, esa que ha sido robada por el trabajo y el teléfono, el computador, la tablet o las redes sociales que no nos permiten ni un contacto visual.

Empiezo con la historia de un jugador que estafó al fútbol sin saber jugar y sin amarlo: Carlos Henrique Raposo, alias “ El Kayser” como se hacia llamar, quien estuvo 18 años como jugador profesional, en 10 clubes del mundo, nunca hizo un gol, pero tenía como principales virtudes: unos buenos contactos, excelente relación con la prensa y un carisma entrañable, armas claves para triunfar, cualquier parecido con algunos personajes de la realidad Colombiana es pura coincidencia.

Otra noticia que me dejó sorprendido fue la de un ex jugador del Manchester United que se retiró del fútbol para dedicarse a  ser sacerdote, Philip Mulryne jugó desde 1996 hasta 1999 y ahora comulga pero con la palabra de Dios, se dedicó a evangelizar a través de oficiar misas, un tema de menos complejidad que la lucha diaria por demostrar partido tras partido su poder de seducción con un balón en sus pies, la capacidad de viajar permanente del cielo al infierno dependiendo de su actuación.

Ahora llegó el momento de los octavos de final del fútbol Colombiano con pocas sorpresas, los grandes manteniendo su condición y los chicos mirando hacia abajo el riesgo que les genera su mediocridad con el tema del descenso,  los de menor nivel instalados ya en la B y otros de esta categoría aspirando a pasar por lo menos un año con los elegidos de la primera.

Aventurarse a dar un candidato para campeón seria osado, por lo parejo de los equipos, pero de todas maneras por historia arrancan algunos candidatos.

Junior un equipo que invierte fuerte especialmente en época de elecciones contrató a Jimmy Chará y Teo Gutiérrez para  encontrar la solución a lo más difícil  en el fútbol: los goles y por ahí el camino a pelear el título.

América  liberado de la angustia del descenso, de estar acostumbrado a ver para abajo, hoy puede mirar hacia arriba y curar las heridas que produce andar con la cabeza gacha y poder observar los ojos de los grandes.

Santa Fe un equipo áspero, sólido en defensa, el más Uruguayo de los Colombianos, pero sin referentes en ataque.

Millos con su regreso a los sueños perdidos, un equipo laborioso.

Nacional un experto en finales, con un gran arquero, una gran afición, con el principal talento del torneo actual, Macnelly Torres, pero con la incertidumbre de la falta de contundencia, irrespetado en ocasiones por cualquiera.

Equidad, Tolima, Jaguares animadores del torneo, equipos que pueden dar sorpresa si los astros se alinean a su favor.

Llega la Navidad para celebrar o para renovar.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *