Capsulas de Carreño

Falleció Darío Hoyos, ex DIM, Oro Negro

 

De la Redacción. El miércoles 20 de enero de 2021 falleció el ex futbolista Darío Hoyos. El 20 de junio de 2008, Álvaro «El Polaco» Galeano, que residía en ese momento en Maryland (USA), escribió una nota referida al «Pecoso» Hoyos que tituló: «Fugaz en el éxito y la fama, eterna su nobleza. A continuación la reproducción de la crónica.

Por Álvaro Galeano, «El Polaco»


-Allá en el fondo del barrio La Floresta al norte, existió un sector que nombrábamos como la Isla puesto que estaba rodeado por dos quebradas y partía desde el bar Dancing hasta las puertas de las escuelas Pias del colegio Calazans.

En ese sector, construyó su casa Humberto “Turrón” Álvarez, quien pasó a ser el personaje más importante del sector, eran los años finales de la década del 50, aunque en el barrio también vivían Jairo y Parmenio Mazo, el primero puntero izquierdo de las selecciones Antioquia y Atlético Nacional y Parmenio marcador de punta de Antioquia y del Medellín, aunque en reservas.

Darío Hoyos es el tercero de izquierda a derecha, parado. q.e.p.d. Foto archivo Álvaro Galeano.

-La llegada de Turrón movilizó a la niñez a intentar destacarse jugando en la canchita en donde también sobresalía Jorge Mantilla, Hugo Moreno luego brillante gimnasta, el personaje de hoy, Darío “El Pecoso” Hoyos. El Pecoso Hoyos tuvo la suerte de caerle en gracia a Humberto Álvarez; estudiante del Marco Fidel Suárez, El Pecoso estaba para las que fueran, hacer mandados, limpiar el jeep, cuidar la casa y demostrarle que él podía jugar también, pues no todos en un equipo podían hacer lo que Turrón exigía, que era jugar con elegancia, con técnica; también se necesita un picapiedra aplicado y obediente y además con don de mando.

-Turrón confía en él, además se convierte en el mejor amigo de John el mayor de los hijos del crack; Darío Hoyos llega a Vicuña-DIM y sale campeón con un conjunto de brillantes jóvenes: Humberto Toro era el arquero, tambien estaban Darío Vélez, Mario Sierra, Hugo Gallego, Luis Alfonso Jaramillo, Luis Alfonso Pizarro, Orlando “Meleguindo” Saraz, Hernán “Píndolo” Vélez, Raúl “Hacha” Álvarez, Saúl Velásquez . Con Saúl, Sierra, pero especialmente con Darío Hoyos, había mucha tranquilidad para que se diera la brillantez de Gallego, Pindolo y Saraz en el medio y adelante Pizarro y Jaramillo volvieran los arcos contrarios unos verdaderos coladores.

-En el año 1968, Antioquia juega el campeonato nacional en Girardot y sale subcampeón detrás del Tolima. Esa selección que manejaban Alejandro Carrillo con asesoría de Hernán Taborda, tenía figuras como José Bernardo Pérez, Piyuyo Garcés, Héctor Holguín, Álvaro Vieira, Fernando Mesa, el goleador y luego gran figura del fútbol colombiano Alejandro Brand y nuestro invitado Darío Hoyos. Inexplicable derrota en la final ante un Tolima que presentó un pequeño y espectacular jugador: el Rabanito Rodriguez que luego estaría en una Selección Colombia, creo que para Panamá en Centroamericanos y que desapareció súbitamente.

-De todos modos, este torneo impulsa a Darío Hoyos para llegar al fútbol profesional, oportunidad que se le da en 1969. Al quedar Humberto Álvarez como técnico encargado y luego en propiedad, Darío Hoyos entra a formar parte de la nómina titular de los rojos haciendo la línea defensiva al lado del Ñato Jaime Salazar, y haciendo de central con Fabio Cadavid, mientras Canocho marcaba el otro lado; jugaban de volantes Elkin Velásquez y Hugo Gallego y adelante podían ser Uriel Cadavid, Ochoaizpur, Santamaria y Everardo Ortiz entre otros.

-Vendría luego el año 70, llegaría Rodrigo Fonnegra, también Gustich, Carotti, el Nené Fernández, el gordo Ayala y a Darío se le pone el dulce a mordiscos, pues con la llegada de tanto gaucho, Fonnegra, con gran acierto coloca a Hugo Gallego de defensa centro y se reducen las oportunidades de Hoyos, pero no decae en su empeño de seguir en el fútbol y al desaparecer el DIM en el año 71, Darío Hoyos llega al Oro Negro, equipo que solo fue una ilusión, pues los paisas no perseveraron ante el clima abrazador del puerto barranqueño, el incumplimiento en los pagos y la nostalgia por el bar de la esquina, las historias de café, la madre, es que somos muy apegaos!.

-Darío le da así solución de continuidad a su corta carrera profesional, en la que dejó sentada su figura a lo Néstor Rossi, medias abajo, pelo enrulado, fuerza en la marca y panorama para orientar desde el fondo con sus roncos gritos. Súbitamente, Hoyos desaparece de los escenarios deportivos, no lo seduce la noche, pero si el amor por la que seria y es su esposa; supo que el fútbol pudo ser su diversión , pero no su modus vivendi, se dedicó a la canción de los humildes, el trabajo y conformó una familia y la última vez que vimos a Darío fue en el barrio Alejandro Echavarría, sede de su hogar, pero ni a la cancha iba.

-Si en el tango existen personajes olvidados como fueron los estribillistas, nosotros no permitimos que en el fútbol se olvide personajes como Darío Hoyos, “El Pecoso” que con su espíritu de entrega y su lucha por llegar a ser, sacaron del anonimato al jugador de manga; de él nos sentimos orgullosos un día de ser nuestro amigo, aunque todavía nos duelan las espinillas.
(Álvaro Galeano]

Compartir:

6 comentarios

  1. Juan Gutierrez

    23 enero, 2021 at 12:11 pm

    *Por las crónicas de El Polaco
    Por cosas de la vida, las crónicas de El Polaco, excelentes obituarios. Darío conocido del barrio, bien defendiendo, pero muchísimo mejor como persona. De Álvaro, muy bien rescatando en vida tanto personaje de nuestro fútbol, que en momentos de desdicha, sus escritos son un bálsamo para sus familias porque son palabras para ser leídas en el homenaje de el adiós.
    Juan Gutiérrez, Chicago

    Chicago_DIM_72

    • Álvaro galeano

      23 enero, 2021 at 8:03 pm

      *En respuesta a Juan Gutiérrez
      Gracias Juan, la intención es el rescate de los nuestros, ponerlos en la memoria de la gente. Un gran saludo desde este Medellín que ya poco visitas,
      Álvaro Galeano, columnista Cápsulas

      • Juan gutierrez

        24 enero, 2021 at 1:22 am

        *En respuesta a Álvaro Galeano
        .Estoy amarrado al exilio voluntario por las nietas, para rematar, duplicadas. Saludos desde la amistad que nos une por la nostalgia futbolística y la admiración por el culto a nuestra riqueza balompédica a través de los grandes de antaño.
        Juan Gutiérrez, Chicago

        Chicago-DIM-72

  2. jose ignacio lopez

    23 enero, 2021 at 8:53 am

    *Por el fallecimiento de Darío Hoyos
    Buenos días. Fui compañero de trabajo de Orlando Saraz. No sabía que le decían «Meleguindo» de haberlo sabido buenas sonrisas y tomadas de pelo que le hubieran sobrado.
    José Ignacio López, Itagüí

    Hincha de D.I.M.
    Itagui

  3. Roberto Usme Motta

    23 enero, 2021 at 8:05 am

    *Por la crónica de Álvaro Galeano sobre Dario Hoyos (q.e.p.d.)
    Sr Galeano, mis respetos. Recordar ésta crónica es la realidad vivida en años anteriores y rescatar la Memoria de Darío Hoyos, me parece admirable lo del Sr Carreño. QEPD.
    Roberto Usme Motta, Medellín

    Hincha de DIM
    Medellin

  4. Juan gutierrez

    23 enero, 2021 at 12:07 am

    *Por crónica de El Polaco
    El Polaco es muy generoso, y con los amigos exagera. Darío Hoyos más por sus méritos que por la generosidad del “Turrón Álvarez jugó en el DIM. Paz en su tumba.
    Juan Gutiérrez, Chicago

    Chicago-DIM-72

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top