Capsulas de Carreño

Felipe Marino, goleador nato. En posición de honor por siempre

Enero 9 de 2003. En la clínica Medellín falleció a los 77 años el ex futbolista argentino Felipe Marino, quien fue el máximo goleador del fútbol colombiano en 1955. Excepcional cabeceador. En el recuerdo por siempre de hinchas del DIM. 

Por Juan Manuel Uribe..
Historiador.
Columnista Cápsulas.

En una lista de goleadores del Medellín ha de estar Felipe Marino en posición de honor por siempre. El vacío que dejé en la lista de Greco a Cano es inaudito. Por fortuna cibernautas como el señor Ramiro Gallego se manifestaron.

Marino tenía gol con las dos piernas pero sobre todo fue un excelso cabeceador. Uno de los más importantes del campeonato de la Dimayor en todos los tiempos en la difícil especialidad. No está a la mano el dato de qué porcentaje de tantos hizo con la cabeza, pero es alto. Esa materia está por estudiarse con precisión y está la fuente: la prensa de la época.

Llegó al DIM en 1954 procedente del Sporting, de Barranquilla. Jugó también de puntero izquierdo, pero se le recuerda como centro delantero, su puesto habitual y el de la campaña de 1955 que reportó al Medellín la primera estrella y temporada en la que Marino fue botín de oro del campeonato con 26 goles (más de un gol por partido).

En un equipo que varió mucho los once inicialistas en los 27 partidos, la tarde de la vuelta olímpica en Cúcuta formó: Éfraín “Caimán” Sánchez, Lauro Rodríguez, Lorenzo Calonga, Lidoro Soria, Francisco Pacheco, Roque Retamozo, Orlando Larraz, René Seghini, Carlos Arango, Antonio Sacco y Valerio Delatour.

Marino no jugó los últimos cinco partidos. El técnico era José Manuel Moreno, que también jugó en el campeonato. Tras estar en el DIM en 1956, pasó por Nacional, Bucaramanga y Cúcuta y volvió al club rojo para las temporadas de 1959 (subcampeón) y 1960. En 102 partidos de liga con el Independiente Medellín anotó 77 goles, para un sitio histórico en los goleadores del club antioqueño.

Dos informaciones del historiador Fabio León Naranjo: Felipe Marino tiene el récord de más partidos anotando goles con el DIM: 8 juegos (los dos últimos del 54 y los seis primeros del 55), otro registro que busca Ezequiel Cano. (Marino anotó 13 goles en ese periodo). Y Palestino fue el primer equipo chileno que jugó en el estadio Atanasio Girardot: el 7 de marzo de 1954 le ganó al Medellín (6-1) y el gol rojo lo marcó Marino.

Y del libro del periodista Jaime Herrera: Marino se casó en Medellín con Gloria Helena Isaza, e hicieron familia. Recordemos de todos los descendientes al doctor (médico) Felipe Eduardo, que fue beisbolista. Felipe Marino murió en esta ciudad en 2003, a los 77 años. Había nacido en San Antonio de Padua, provincia de Buenos Aires, en 1925.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *