Capsulas de Carreño

«Francia acaba con el sueño croata y se proclama campeona del mundo»

Deschamps, manteado por sus futbolistas. Foto Maxim Shemetov / Reuters, tomada de La Vanguardia.


*Reapareció el VAR en la final para encarrilar el triunfo galo, sellado a base de goles.

POR LUIS BUXERES
La Vanguardia

La próxima vez que Francia comparezca sobre un terreno de juego lo hará con una segunda estrella cosida en el pecho. Una estrella ganada con autoridad y seguramente también con justicia. No ha habido mejor equipo en el Mundial de Rusia que el combinado que dirige Deschamps. Tampoco la prometedora Croacia fue capaz de detener el rodillo galo en una final regada de goles, con protagonismo también para el VAR.

El fútbol es capaz de igualar las fuerzas incluso en los enfrentamientos más desiguales. No es difícil imaginar a David, con su honda, apuntando a Goliat sobre un tapete verde. Una gran potencia mundial en todos los sentidos se medía a un pequeño y joven país cuya mera presencia en la final cabe describir como un milagro. Pequeños manjares que siempre ofrece un Mundial.

Una vez pitó el árbitro, todas esas diferencias desaparecieron por completo, y el tópico de once futbolistas jugando contra otros once futbolistas se tornó más real que nunca. Los croatas, lejos de acusar la presión de un debut en una cita de esta altura, no se escondieron, asumiendo el control del choque y del balón sin rubor.

Francia, que recuerda a esos edificios de pisos del antiguo bloque soviético, no muy bonitos pero tan robustos como el que más, tampoco intentó disfrazarse de trilero y vivió cómodamente en la destrucción, esperando su oportunidad en una contra o a balón parado.

La final tuvo, sin embargo, un invitado sorpresa, como el primo al que nunca ves y que de repente toca el timbre de tu casa. Nunca trae buenas noticias. Olvidado por los colegiados desde octavos de final, el VAR regresó para rescatar a Francia y perjudicar a Croacia en dos acciones que resultaron decisivas.

La buena puesta en escena tras el descanso de los croatas la trituraron los galos con una autoridad que incluso asustó. Primero Pogba, con un gran disparo desde la frontar, y minutos después Mbappé, con un disparo que sorprendió a un desafortunado Subasic, parecían sentenciar la gran final.

El siempre señalado Lloris decidió alimentar el sueño croata, el sueño de todo un país pendiente de un balón, con uno de los fallos más garrafales de la historia de las finales del Mundial, entregando con guante blanco y en bandeja de plata el gol a Mandzukic. Croacia descontaba pero alcanzar a Francia en el marcador se antojaba más que un milagro.

Se marchó Giroud del terreno de juego, abandonando Rusia el delantero del campeón sin marcar un solo gol, emulando a su compañero Guivarch, que firmó la misma gesta en 1998. No le hicieron falta a Francia sus goles, con su trabajo le alcanzó para ganar el segundo Mundial de su historia. Un título con todas las de la ley. No demostró fisuras en ningún momento.
(Fuente: La Vanguardia)

Síntesis
FRANCIA 4  (2)  – CROACIA 2  (1)  (Domingo, 15 de Julio)

Mundial Rusia 2018
Final.  Juego No. 64
Escenario: Estadio Luzhniki de Moscú
Asistencia: 78.011 espectadores (lleno)
Central: Néstor Pitana (Argentina)

Francia:
Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernandez; Kante (Nzonzi, m.54), Pogba, Matuidi (Tolisso, m.73); Griezmann, Mbappe y Giroud (Fekir, m.81).
Seleccionador: Didier Deschamps
Goles: Autogol Mario Mandzukic (minuto 18), Antoine Griezmann (38′ penal), Paul Pogba (59′), Kylian Mbappé (65′

Croacia: Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic (Pjaca, m.82); Brozovic, Modric, Rakitic; Rebic (Kramaric, m.71), Perisic y Mandzukic.
Seleccionador: Zlatko Dalic
Goles: Iván Perisic (28′), Mario Mandzukic (69′).

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top