Capsulas de Carreño

Fútbol, una herramienta. Por Juan Felipe Betancur Ramírez

 

Por Juan Felipe Betancur Ramírez, DT

 

 

*Investigando, analizando e interpretando la historia del cómo nació el fútbol en Colombia en 1948.

Encontré que se posicionó desde lo social en primer lugar, como herramienta de tinte político, luego viene en su orden un interés económico, finalmente se interpreta como juego; nada de ajeno en relación con lo que hoy vivimos. Jugar al fútbol, es lo que menos importa.

 

El fútbol, nace como herramienta, es y será así. Llevamos 73 años con un fútbol que refleja nuestro contexto social. Con la muerte de Jorge Eliecer Gaitán Ayala el 09 de abril de 1948; el presidente de turno y por decreto, levanta el toque de queda y avala un partido de fútbol en la capital.

 

Momento oportuno para que naciera la liga, que hoy llamamos DIMAYOR; se juntaron, lo económico y lo político al bogotazo. Un poder con replicas en cada esfera de la sociedad colombiana, hasta nuestros tiempos.

 

El nacimiento de todo un negocio que hoy conocemos como escuelas, clubes, ligas, Inder caso Medellín, Indeportes Antioquia, DIFUTBOL, DIMAYOR, FCF, Ministerio del Deporte; CONMEBOL, FIFA y todo lo que ello rodea. Creo sin temor a equivocarme, cada entidad señalada supuestamente por malversación financiera.

 

Desde aquellos tiempos, hemos permitido que nuestra sociedad tenga altos índices de pobreza. Nos han hecho creer que somos una Colombia pobre y es malo ser de izquierda o de derecha, neutral o sin tinte político, porque también es malo omitir tenerlo. Estamos viviendo lo que los gobiernos últimos han dejado como legado, corrupción a través de las excepciones tributarias, una gran parte.

 

Nos ponen en un escenario, donde estamos nosotros contra nosotros; desconociendo que nuestros ancestros en Antioquia, por ejemplo, están en el escudo del departamento, la minga, todos somos minga.

 

Así mismo los dueños del negocio hacen que el aficionado, el hincha, el fanático, su seguidor; sienta pasión por su equipo amado y crea que esa institución le pertenece y compra suvenires, la boleta, la camiseta, dejando de invertir en necesidades básicas para su calidad de vida; eso sí, no todos somos así. Gran aliento saberlo.

 

Estamos en una sociedad sin ética, especialmente reflejada en nuestros gobernantes y dirigentes. Muchos que tienen el poder, temen que la gente pierda pasión por su equipo, notan la diferencia de tener público en el estadio y el comercio que representa, a tener un programa de televisión con otra clase de clientes, pudiendo ser menos a más, dependiendo del show que ofrezca el canal.

 

En medio de la tormenta social que vivimos y toda su contingencia, la CONMEBOL necesita hacer la copa América y nuestro gobierno colombiano hace creer a través del ministerio del deporte que es una necesidad. Hoy podemos decir que es un “Covi tazo o un Virotazo”; como hace 73 años un Bogotazo, muerte de Gaitán. ¿Cuál es el sentido político, económico y no deportivo, de la solicitud del aplazamiento de la Copa América 2021?

 

La Copa América un gran evento desde el negocio, sin hacerse ya está pago a la CONMEBOL; quien rige el fútbol en nuestro continente y quien dió destino a esos dineros. Patrocinadores y derechos de televisión, presionan su realización, hay otros que también lo hacen y, están presionando.

 

Estaba planeada la Copa América para 2020 y por la contingencia social, enfocada en la salud local y mundial se pasó para 2021. Cae de perla distraer a la gente, dinamizar la economía, elevar el turismo a través del fútbol, una herramienta, ¿verdad? Mi madre decía, sin puntada, no hay dedal. Sabios, ¿verdad? ¿Qué más hay detrás de ello?

 

Existe, además, un interés de mostrar al mundo a través de la copa América que, en Colombia, nada pasa socialmente y poder seguir silenciando la corrupción que desde mandos directivos tienen en investigación desde la fiscalía. Oh libertad que perfumas…bueno sentir de nuevo su fragancia y oh Gloria inmarcesible…recuerda, no te puedes marchitar por un país más justo.

 

Los testimonios presentados por la televisión en los juegos de la Copa Libertadores de América 2021 en las dos últimas semanas, terminan dando una imagen de las protestas sociales en Colombia que ni la CONMEBOL se imaginaron, corriendo grandes riesgos de aplazar, suspender y hasta impedir que se realice la Copa América, dejando pérdidas millonarias. Ya hay ecos, replicas.

 

Ni que decir de la presentación de los equipos colombianos localmente y de manera internacional; como los vimos, así vivimos, sin identidad, sin competitividad; sin nóminas dignas que nos representen. Aquí, se necesita cambio. Si hay Copa América y se gana, cuidado, mucho cuidado, el cómo se lee esa actuación.

(Juan Felipe Betancur Ramírez. DT.
Formador de Formadores. Licencias A y C)

Compartir:

Un comentario

  1. jose ignacio lopez

    21 mayo, 2021 at 3:06 pm

    *Por columna de Juan Felipe Betancur
    Gran análisis desde lo social. Y muchas gracias Don Juán Felipe por tocar los temas con la verdad:
    1. La corrupción que rodea todos los entes ligados al fútbol.
    2. El gran distractor que es el fútbol, la forma como lo utilizan los gobiernos. Y eso que ud no menciona la toma del Palacio de Justicia y la jugadita de Nohemi Sanin .etc. Don Juan Felipe gracias por contribuir a un nuevo despertar libre de pasiones.
    José Ignacio López, Itagüí, hincha del DIM

    Hincha de D.I.M.
    ITAGUI

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top