Capsulas de Carreño

Ganamos y goleamos, pero … Por Gustavo Osorio Salazar

Por Gustavo Osorio Salazar

*La mejoría ha sido lenta, lo bueno es que se refleja en resultados. Tenemos un aplazado, pero si ganamos en Cúcuta cuadramos caja..

Paradójicamente cuando más enredado estaba el juego, realmente la pasábamos mal, sometidos por el rival unos 20 minutos del segundo tiempo, tocando bien, con muchos jugadores de buen pie, pero con algunos errores producto de su juventud, como lateralizar mucho, pareció olvidarse del objetivo.

Y por ende ante la ineficacia,  un hombrecillo diminuto con ojos desorbitados, y con una gambeta inusual se convirtió en un jabón como mandado a hacer para el estado de la cancha y el instante fue preciso  para destrabar el partido, ese joven criticado ya que otrora no soltaba la pelota, era deportivo Ever, pero esta vez se volvió el socio de todos y en su desequilibrio por la banda izquierda desnudando a su marcador se dio el lujo de  iniciar la jugada del segundo gol y poner  el pase gol del cuarto.

Puede parecer muy largo el resultado; eso lo único que demuestra es la eficacia que nos había sido esquiva en otras contiendas. Reitero que el punto de quiebre fue promediando el segundo tiempo cuando entró el geniecillo de nombre Ever, porque unos minutos antes el técnico había leído mal el juego como siempre excluyendo al manejador Arboleda y ahí fue cuando Envigado tomó otra vida.

Rebobinando el primer tiempo, fue atípico; el rojo hace un gol desde el camerino, pero luego pasa la constante y es darle alas al rival  y lógico vendría el empate antes de terminar ese periodo, Envigado apoderado de la posesión y la pelota con manejo perfecto del espacio reducido, se daba un banquete, hasta el punto que sacó figura a David.

Dentro de los hechos positivos, la reaparición de Herazo con gol, Leonardo que sigue en buen nivel, los centrales que ya no son tan vulnerables lo demuestra la diferencia de gol que ahora es de cero y estuvo en  -4. Cano con su regularidad goleadora, Tipton tuvo un comportamiento aceptable, David salió figura en el primer tiempo, le tocó corregir algunos errores por falta de filtro desde la mitad.

A propósito se jugó con doble cinco, un poco inusual en Zambrano, quien ha sido  más de la idea del mediocentro y el apoyo, pero en esta tomó más recaudos. El equipo se partía porque Arboleda se distanciaba de los dos pivotes. Añoro a Ricaurte a pesar de ganar y golear, pues aún falta juego.

Vamos a Cúcuta este jueves sin Murillo en la zaga y lógico sin el #10, quien debe reaparecer en Bogotá el domingo contra Millos de buena campaña por estos días.

La mejoría ha sido lenta, lo bueno es que se refleja en resultados. Tenemos un aplazado, pero si ganamos en Cúcuta cuadramos caja, con este que sería adelantado.
[#DIOSGUIEALROJO]

Compartir:

2 comentarios

  1. Mauricio Restrepo Lema

    25 marzo, 2019 at 12:50 pm

    *Por comentario de Gustavo Osorio
    Hola para comentar al respecto no se qué partido vio usted pero Envigado fue mucho mas y de lejos. Medellín anda supermal y no creo que clasifique entre Los ocho.
    Mauricio Restrepo Lema, Miami

  2. Carlos Andres Perez

    25 marzo, 2019 at 11:00 am

    *Jugar bonito no es suficiente
    Así es el fútbol, ahora jugar bonito no es suficiente, hay que ser “resultadista” porque de lo contrario no se cumplen metas económicas que son primordiales para “cuadrar caja”, pagar jugadores, y darle una ganancia a los dueños. Si en el fútbol hubiera justicia, el Envigado F.C. hubiera ganado holgadamente pero transportaron excesivamente el balón y no concretaron porque David González se lució ayer tarde… Me gustó más el Naranja pero esos 3 puntos le caen bien a un desorientado DIM.
    Carlos Andrés Pérez, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *