Capsulas de Carreño

Genética Madridista.

Por Juan Gonzalo Montoya, Cali.

 

 

 

*Mucho que aprender de ellos, por eso son el equipo más grande del mundo.

 

Viví 16 años de manera ininterrumpida en Madrid, actualmente voy y vengo. Pero desde que llegue a la península Ibérica, siempre le hice fuerza al Atleti. Empecé como un simple simpatizante, ya me gustaba desde antes. Desde las épocas en que Jesús Gil, despedía entrenadores un día sí y otro día también, entre esos cayó nuestro Pacho Maturana, como otros tantos y grandísimos entrenadores.

Un día al finalizar una tarde cualquiera, el portero de mi edificio timbró a mi puerta y me dijo, venga, vamos al bar (En Madrid hay uno en cada cuadra) y te invito a una caña, yo gustoso acepté la invitación, él sabía que yo era nuevo en la ciudad y en el país, pura hospitalidad madrileña, ya que yo solo lo conocía del buenos días en la mañana, cuando salía a trabajar.

La charla giró en torno al fútbol, de que más hablan dos personas que se acaban de conocer, pues eso, que el fútbol es un lenguaje universal. El, muy madridista, yo ya con inclinación a los colchoneros, el caso es que el terminó invitándome a un partido al Calderón. El estadio quedaba a tres cuadras de casa y no fue sino ver el césped, con los jugadores en el terreno de juego y fue amor puro, duro y verdadero hacia el Atleti. Esa misma semana me aboné y le trasladé ese amor a mi hijo que nació en Madrid y del cual  seguimos siendo incondicionales.

EL título de la columna va del rival de acera, pero para hablar del Madrid, tenía que hablar primero de mi Atleti. Cosas que uno hace para sentirse bien consigo mismo.

En fin, nunca he sentido antipatía por ningún equipo, es mas en Copa Libertadores le hago fuerza hasta a Millos. Pero por el Madrid, es otra cosa, me genera la antipatía absoluta, siempre deseo que pierdan y me amarga la existencia que queden campeones.

Pero esa antipatía, no me impide reconocer que siento mucha admiración, sobre todo en la forma en que compiten en la Champions, aunque, siempre compiten en todo. No hay que ser un mago para ver que entre ellos y la Champions hay un idilio especial, no pueden vivir el uno sin el otro, y así estén prácticamente moribundos, porque ayer lo estaban, si les das un mínimo de esperanza, a eso se aferran y se crecen.

Lo de ayer fue una noche mágica en el Bernabéu, una más de muchas, épicas e inolvidables, que han acontecido en ese recinto sagrado, que se está vistiendo de gala para embellecer aún más a una ciudad de por si hermosa como es Madrid y su Paseo de la Castellana.

Remontaron, si remontaron, cuando los dábamos por muertos y reconozco que yo me saboreaba de saber que se iban de su torneo fetiche y que llorarían.  Pero el Madrid es mucho Madrid. Y liderado por un  trio de veteranos, Kross, Modric y un estellar Karim Benzema. Los viejos rockeros nunca mueren y acompañados por un chaval como Vinicius, me amargaron la tarde, pero despertaron mi admiración y respeto.

Qué manera de competir, que manera de ganar, y así, aunque no los quieras, te quitas el sombrero.

Partido para la hemeroteca y para que lo vean los de acá. Los partidos no se acaban hasta el pitazo final y mientras pasa eso, hay que darlo todo, así como lo hacen los antipáticos merengones. Mucho que aprender de ellos, por eso son el equipo más grande del mundo, porque ese gen de Amancio, Di Stefano, Juanito, Casillas; Raúl, pasa de generación en generación y si se extravía, ahí está el Bernabéu para recordárselos.

Chapeau para ellos.
Saludos
Juango. Juan Gonzalo Montoya.

PD: Para darle gusto a un amigo, Messi y Neymar desaparecidos, Mbappé el puto amo del fútbol mundial.

Compartir:

Un comentario

  1. Daniel Restrepo

    12 marzo, 2022 at 10:17 am

    POR LA COLUMNA DE JUAN GONZALO MONTOYA
    Este man con su baulito de anecdotas.
    Que buena nota Juan Gonzalo y excelente forma de ilustrar el respeto hacia el prójimo muy a pesar de que no sea de nuestros afectos.
    Daniel Restrepo

    Hincha de America
    Los Angeles

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top