Capsulas de Carreño

Giovanni: ¿sí o no?. Por Javier Castell, El Heraldo

Javier Castell
Por Javier Castell López,
El Heraldo

*En un ambiente tan impaciente como el del fútbol, los resultados de los próximos días pondrán en litigio su permanencia.

 

“Giovanni nos puede llevar por el camino indicado”. Esta frase pertenece a Arturo Char, uno de los miembros de la familia dueña del Junior y quien ha estado en varias oportunidades involucrado directamente en la organización y toma de decisiones del equipo.

Si su declaración no es solo la de un hincha con privilegios, eufórico después del paso del equipo a cuartos de final de la Copa Sudamericana, sino la de un integrante oficial de la casa propietaria, cuya opinión se puede transformar en un proyecto de institución, si su padre, a la luz de la historia el que define las políticas a seguir en el club, la considera apropiada y le da su aval, me parecería que estarían actuando con sensatez y respeto por el profesional y por los tiempos de un proceso.

Yo creo que otra determinación con respecto al futuro de Giovanni como conductor del equipo tendría visos de injusticia y desconfianza precoz.

A una persona que la invitan a conducir a Junior en las circunstancias en las que arribó Giovanni, de quien reconocen sus conocimientos y carisma, pero también su inexperiencia; con el torneo iniciado, con tres competencias en el horizonte en menos de cinco meses y con una nómina disminuida por múltiples inconvenientes físicos, lo mínimo que habría que hacer, si realmente están convencidos de su capacidad, y para demostrar que la elección del ídolo no fue una argucia para suavizar a la disgustada hinchada por la traumática salida de Alexis y las desdeñosas declaraciones de Fuad Char hacia esta, es respaldarlo y darle la oportunidad de conformar su propio conjunto desde el inicio.

Si lo que expresó Arturo no es apenas una frase oportunista y en clave política, por el logro ante el equipo uruguayo, tendrían entonces que reafirmarla con hechos.

Ya sabemos que “el camino solo no es el que lleva a la meta, sino los pasos que se dan”. Y esos pasos pueden ser, por ejemplo, que sea su evaluación y su preferencia las que primen a la hora de la conformación de la nómina.

Otro podría ser, darle autonomía y blindar su autoridad ante el grupo no siendo compinches de los indisciplinados. O también, tener hoy al menos 5 o 6 buenos jugadores vistos y conversados para reforzar la plantilla y no esperar enero para contratar, desesperados por la cercanía del inicio del campeonato, sin control de calidad.

Y el gran paso, el más comprometido con la continuidad de Giovanni y que certificaría la confianza que emana de la frase de Arturo hacia él, sería confirmarlo desde ahora como el técnico para 2017. El deber ser. Pero claro, ya sé que en un ambiente tan crispado e impaciente como el del fútbol, los resultados de los próximos días pondrán en litigio su permanencia: Giovanni sí o Giovanni no.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top