Capsulas de Carreño

Gladiadores para llegar a la final.

John Duque con el gol de dio tranquilidad, el que selló la clasificación de Nacional a la final después de cuatro años de ausencia. Foto cortesía @jdanilocorrea.

==

Por Jorge Alberto Cadavid.
Columnista Cápsulas.

 

*Con un Herrera que se llena de méritos para ser ratificado y que ojalá culmine con el título.
==

 

Mientras no hubo lluvia, hubo fútbol y esto fue en la inicial. Junior fue dueño de las acciones los primeros 15 minutos y logró una anotación, desatención en la contención, libre Hinestroza y ayuda de Olivera ( de gratis todo el partido).

Nacional se veía desesperado, no atinaba en la salida, perdía los duelos y su imprecisión se marcaba en todas las zonas del campo.

Pero todo cambió cuando Pabón por derecha, gana el fondo, le pone alma a su llegada, centro, para que Duque marque con cabezazo como lo dictan los cánones.

Los laterales fueron importantes en el ataque, a los 37 minutos cambio de frente de Candelo para Banguero, el show de derecha a izquierda, Banguero hace el centro y el otro Duque de palomita y certero cabezazo vence a Viera.

46.000 aficionados, la mejor afición del país, lejos, celebra su llegada al olimpo de la emoción.

El verde crece en su fútbol e intensidad, supera ya en el marcador y en el fútbol a su contrario y empieza a ser relevante un gladiador, con mayúsculas SEBASTIÁN GÓMEZ.

En el descanso el aguacero inundó el campo de juego y lo hizo imposible, ya era otro espectáculo, la fuerza prevalece, el cuerpo a cuerpo domina la contienda.

Junior bombardea el área chica de Nacional y dos cabezazos acariciaron la posibilidad del empate, Viera desde su área cobraba las faltas que llegaban al área local, pero hombres del Verde se multiplicaban rechazando y alejando el peligro, surgió la figura de Mier conjurando el peligro.

Al inicio de la complementaria, lesión de Pabón, reemplazado por Barrera.

Junior incrementaba el asedio, repelido por los gladiadores del verde con entrega y entereza, con voluntad y ganas, con corazón, con agallas, con disposición.

Cambios que protegían el resultado y le daban más aire con hombres se dieron, desfilaron Guzmán, Palacio y Mejía, Herrera movía sus fichas y su objetivo se dio, está en la final.

Gladiadores con mucho corazón, con un Herrera que se llena de méritos para ser ratificado y que ojalá culmine con el título.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top